turismo | la promoción de la ciudad

Triana: Un plan turístico propio

  • El Ayuntamiento quiere desarrollar y ordenar la amplia oferta del barrio más universal y emblemático de Sevilla

  • Los turistas evidencian la falta de información durante su visita

Vista de la calle Betis y el barrio de Triana desde el Puente de Isabel II. Vista de la calle Betis y el barrio de Triana desde el Puente de Isabel II.

Vista de la calle Betis y el barrio de Triana desde el Puente de Isabel II. / Victoria Hidalgo

Comentarios 5

Dotar al barrio más universal de la ciudad de una experiencia satisfactoria y de calidad. El Ayuntamiento trabaja en la redacción de un plan turístico para Triana con la característica de que será "sostenible", es decir, que exista una armonía entre los residentes y los visitantes. Desde el Consorcio de Turismo se reconoce que Triana cuenta con un gran potencial, aunque los muchos visitantes que acuden a diario a conocer el viejo arrabal se encuentran con una oferta mal instrumentada. El nuevo documento, que forma parte de los acuerdos presupuestarios del gobierno de Espadas con Ciudadanos, tiene como objetivo acabar con esas carencias.

El Ayuntamiento explica en el pliego de prescripciones técnicas para redactar el plan turístico que "Triana es una marca reconocida internacionalmente asociada en el imaginario colectivo con la estampa más clásica de Sevilla. Triana es cuna de toreros, flamencos, alfareros, pintores, marineros, etcétera". En el año 2016, un estudio publicado por la plataforma Hosteltur señalaba que Triana estaba entre los 16 barrios más demandados (alojamiento) a nivel mundial. Situándose como el único español. El documento destacaba que los barrios más solicitados internacionalmente eran aquellos en los que el viajero buscaba una experiencia turística más real y cercana a la cotidianidad del destino en el que estaban.

En octubre se celebrarán unas jornadas con los agentes implicados

La importancia de Triana también quedó patente en el Estudio de Menciones en Redes Sociales desarrollado por el Consorcio de Turismo el pasado año, que constataba la importancia del barrio como atracción turística de la ciudad en los principales productos estudiados: el más mencionada en relación a gastronomía y turismo familiar, el segunda respecto al ocio nocturno y el quinta respecto al producto cultural.

Los recursos turísticos de la zona son muy amplios. En primer lugar, "la propia etnografía: la vida de sus calles y sus gentes reflejada en espacios públicos y privados como los antiguos corrales de vecinos, el paisaje urbano de sus principales arterias: Betis, San Jacinto, Pureza, Castilla, Puente de Triana…". En segundo lugar, "los equipamientos públicos existentes: Centro Cerámica Triana, Castillo de San Jorge, Mercado de Abastos…". Por último, "la historia y oferta actual respecto a flamenco, artesanía, tauromaquia, sus fiestas populares, la devoción religiosa y la gastronomía".

Turistas pasean por una calle de Triana. Turistas pasean por una calle de Triana.

Turistas pasean por una calle de Triana. / Juan Carlos Vázquez

Junto a esta realidad y potencial turístico, abunda el Consorcio, el turista se encuentra con una triste circunstancia: llega al barrio con altas expectativas y no encuentra un espacio ni una oferta suficientemente articulados para su visita. "Triana tiene lo más difícil de poseer para un destino: discurso, relato, pero no lo tiene instrumentalizado para una experiencia turística satisfactoria, de calidad".

El objetivo del plan de trabajo "es la construcción colectiva de Triana como un destino turístico sostenible desde un punto de vista económico, social, ambiental, de calidad, accesible y atractivo para los mercados nacionales e internacionales de Sevilla y también para todas las personas que habitan en él y su entorno". Para ello, es necesario establecer unas estrategias y objetivos claros, realistas y cuantificables, que el Ayuntamiento plantea acometer entre las propias administraciones y la iniciativa privada.

Para hacer el diagnóstico de la situación y obtener el inventario de las distintas iniciativas públicas y privadas, se realizará un análisis para identificar cómo se vertebra la oferta. Primero, desde el punto de vista interno, para la definición del contexto turístico y de la cultura en Triana; se relacionarán los recursos del barrio, tanto materiales como inmateriales (flamenco, artesanía -con especial atención a la cerámica y la imaginería-, corrales de vecinos y calles singulares, religiosidad, fiestas y eventos culturales, tauromaquia, gastronomía y todos aquellos que se puedan identificar como atractivos para el turista, incluidos los que reflejen la realidad social y cultural más actual del barrio); se estudiará la señalización y la información turística existente; se hará un inventario y un sondeo de las iniciativas turísticas públicas y privadas (agentes y organismos) de la oferta y su transversalidad con otras actividades o servicios que puedan ser complementarios; y se examinará la promoción y comercialización de los recursos disponibles.

El análisis externo se basará en identificar las características y el perfil de la demanda; determinar los distintos perfiles de viajeros interesados en esta oferta; visualizar la competencia nacional e internacional, en concreto, otros barrios famosos y turísticos; y una comparativa del contexto turístico de influencia.

La premisa para todo el plan será situar a las personas (vecinos y visitantes) en el centro del modelo turístico, en perfecta armonía de convivencia. "No se entiende a los turistas sin los residentes y viceversa. El turista actual, que desea vivir experiencias, más que observar, busca involucrarse en el día a día del barrio, en su ADN. A su vez, los residentes y agentes económicos deben encontrar en el turismo un futuro sostenible". Gracias al diagnóstico y análisis realizado, se podrá formular una visión estratégica de Triana, y como resultado de la misma, se hará una primera propuesta de líneas estratégicas y de objetivos cuantificables, que permitan superar los puntos críticos detectados, reforzar los fuertes, aprovechar las oportunidades y minimizar las amenazas, creando itinerarios turísticos-culturales que vertebren la experiencia del visitante.

Según Hosteltur, Triana se encuentra entre los 16 barrios más demandados del mundo

El plan de trabajo deberá contemplar, como añade el Consorcio de Turismo, la participación de diferentes agentes claves: "El sector profesional turístico y personas cuyos conocimientos y experiencias puedan aportar directa e indirectamente, como arquitectos, paisajistas, artesanos, comerciantes, agentes culturales y artistas, estudiantes, especialistas en medio ambiente, historia, arte, consultores, etcétera, como una condición clave de un buen resultado final".

Para canalizar esta participación, el Consorcio de Turismo organizará "unas jornadas de reflexión sobre el desarrollo de Triana según un modelo sostenible de barrio turístico". Las líneas estratégicas y los objetivos preliminares y los resultados de estos encuentros se sumarán al plan de trabajo, así como la participación de, al menos, el director técnico de este plan por parte de la empresa licitadora como asistente y colaborador.

El resultado de todas estas investigaciones se concretará en una serie de ejes estratégicos que se traducirán en planes de acción articulados. Estas acciones, viables y que deberán estar perfectamente definidas, serán en relación al producto, a la promoción y a la comercialización y venta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios