La conservación de la antigua Fábrica de Tabacos

La Universidad de Sevilla restaura la fachada de la facultad de Geografía e Historia

  • La intervención conservativa, con un coste de 157.000 euros, durará seis meses.

La Universidad de Sevilla restaura la fachada de la facultad de Geografía e Historia. La Universidad de Sevilla restaura la fachada de la facultad de Geografía e Historia.

La Universidad de Sevilla restaura la fachada de la facultad de Geografía e Historia. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 1

Una intervención de conservación. La Universidad de Sevilla continúa con la rehabilitación integral del edificio de la antigua Fábrica de Tabacos. En los próximos meses se llevarán a cabo nuevas actuaciones en el ala de la facultad de la antigua facultad de Filosofía y Letras, ocupada hoy por Geografía e Historia. Además de continuar con los trabajos en el llamado patio del ajedrez, las tareas se llevarán al exterior para la rehabilitación de la fachada oeste, concretamente en su portada, que fue diseñada y realizada en piedra caliza por los arquitectos Balbontín y Delgado Roig a mediados del siglo XX. Uno de los principales problemas que presenta es, precisamente, la mala calidad del material elegido para su construcción. La intervención, que ya he recibido el beneplácito de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, cuenta con un presupuesto de 157.122 euros y un plazo de ejecución estimado en seis meses.

Los elementos que se verán afectados por esta intervención de carácter conservativo y preventivo, que pretende sobre todo frenar los procesos de deterioro actuales, son los aplacados de piedra en las plantas baja, primera y en el pretil de cubierta; los elementos decorativos (jarrones, escudos, gárgolas y otras figuras); el frontón abierto; el balcón principal; los cuatro huecos de los balcones: frontones rebajados, jambas y dinteles; las balaustradas, cornisas, frisos, entablamentos, pilastras, basas, ábacos, o molduras, entre otros elementos. Además, se restaurará la cerrajería de ventanas y balcones, se sustituirá la carpintería de los cuatro huecos laterales y el balcón principal de planta primera. La puerta principal de acceso no será cambiada, sólo se procederá a su restauración. La superficie total sobre la que se actuará suma 446,34 metros cuadrados.

Las principales patologías que presenta la portada, como se recoge en la memoria de intervención, tienen que ver en buena medida con la tipo de piedra Bateig (nombre comercial), con el que está realizada. “Ha quedado expuesta durante años a los agentes atmosféricos y a la acción de los seres vivos, respondiendo con cambios químicos y cristalográficos hasta generar un nuevo estado de equilibrio diferentes a los del momento de su formación y su colocación en la ubicación actual”.

Remate de la portada con los jarrones con azucenas. Remate de la portada con los jarrones con azucenas.

Remate de la portada con los jarrones con azucenas. / Juan Carlos Muñoz

Son diversos los factores que han provocado las patologías, entre ellos, la meteorización, causado por agentes atmosféricos como el agua o las oscilaciones térmicas; contaminantes atmosféricos, como algunos gases; o factores litológicos, la composición mineralógica de la roca va a determinar en buena medida la resistencia a la alteración. Todo ello ha provocado una deslaminación en la piedra, que depara separación física y es la mayor afección de la portada; suciedad, también agravada por las escorrentías de agua en las cornisas, los vuelos y frontones, la acumulación o las salpicaduras de las gárgolas de desagüe; alteraciones cromáticas por la humedad y la tinción del material; líquenes; salpicaduras de pintura o mortero; eflorescencias; aparición de algas; desaparición de material pétreo; apertura excesiva en las juntas; y falta de concordancia entre secciones.

La intervención se realizará un criterio claro de conservación y prevención para frenar el deterioro y totalmente reversible. Se llevarán a cabo tareas de restauración cuando sean necesarias. En primer lugar se procederá a la eliminación de las juntas. Durante la obra se discernirá hasta qué punto es necesario la sustitución de los aplacados afectados en profundidad; y se comprobará el estado de fijación en el que se encuentran las diferentes piezas.

Se hará una limpieza de los depósitos superficiales para, además de quitar la suciedad, preparar las superficies para el resto de tratamientos. También se enjuagará la costra biogénica. Posteriormente, se repondrán con nuevo material las piezas en mal estado. Se llevará a cabo una reintegración volumétrica cuando sea necesaria par la correcta conservación del elemento y recurriendo a documentos gráficos o escritos. Se hará una consolidación física y química de la portada, un nuevo sellado de las juntas y se repararán las cornisas. “Actualmente los bordes de cornisas, tanto de planta primera como de frontones y guardapolvos, carecen de goterón, por lo que el agua que discurre por estos elementos chorrea libremente por toda la fachada”. Se incluye también la reposición parcial del sistema de pinchos anti aves en los balcones secundarios y principal. La actuación se completa con tratamientos hidrofugantes, biocida y la impermeabilización y sustitución de la solería en el balcón principal.

En cuanto a las cerrajería y elementos metálicos, serán limpiados y tratados. Las piezas de las azucenas que falten serán repuesta en el mismo material y con las mismas características. Las opciones que se contemplan para las carpinterías son, por un lado, la sustitución completa de las existentes, salvo la puerta de entrada principal en planta baja, o la restauración de las mismas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios