• En 2021 se cumple el aniversario del nacimiento del rey Sabio, que reorganizó la ciudad tras la Reconquista y construyó iglesias, las Atarazanas o el Palacio Gótico del Alcázar

  • Ciudadanos pedirá al Pleno municipal que abandere la celebración

Efemérides

VIII centenario de Alfonso X: La deuda de Sevilla con el rey que salvó la Giralda

Grabado de Alfonso X El sabio. Grabado de Alfonso X El sabio.

Grabado de Alfonso X El sabio.

D. S.

Escrito por

· Juan Parejo

Periodista

La preservación de la Giralda, la construcción de las Atarazanas, el Palacio Gótico del Alcázar, las iglesias de Santa Ana, Santa Marina, San Julián o Santa Lucía, la organización de la estructura del municipio y del reino, un enorme aporte a la cultura con la creación de las Escuelas de Estudios Generales, el emblema que sigue vigente y, sobre todo, un inmenso amor a Sevilla. Por todo eso y mucho más, la ciudad debe ponerse manos a la obra para celebrar con todo el boato y esplendor posibles el VIII centenario del nacimiento del rey Alfonso X El Sabio, que si bien vio la luz accidentalmente en Toledo, está enterrado en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla, una ciudad que le conquistó y a la que dedicó gran parte de su vida y obra.

Sevilla está fuertemente vinculada a tres monarcas medievales: Fernando III, Pedro I y Alfonso X. Para muchos sevillanos, la figura de este rey sabio, un gigante de su tiempo, es completamente desconocida. El año 2021 se presenta como la gran oportunidad para que la ciudad retome el antiguo idilio con el monarca que tanto le dio. Ya se están preparando actos desde la Universidad de Sevilla y desde el Cabildo de Alfonso X. También desde el Ayuntamiento, donde el grupo municipal de Ciudadanos va a proponer al Pleno del Ayuntamiento una declaración institucional para que lidera la conmemoración del VIII centenario del nacimiento de Alfonso X El Sabio.

“La relación de amor entre Alfonso X y Sevilla siempre fue correspondida. La ciudad siempre le fue fiel. Su interés en Sevilla comenzó siendo infante. Su padre, Fernando III estaba enfermo durante el cerco a la ciudad y delegó las negociaciones de rendición en su hijo. No es casualidad que la entrada se produjera el 23 de noviembre, día de su nacimiento. Fue un regalo de su padre”, afirma Manuel García Fernández, catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Sevilla.

Rendición de Sevilla a Fernando III. Pintura de Francisco Pacheco, siglo XVII. Rendición de Sevilla a Fernando III. Pintura de Francisco Pacheco, siglo XVII.

Rendición de Sevilla a Fernando III. Pintura de Francisco Pacheco, siglo XVII. / D. S.

El flechazo entre el infante y heredero y la ciudad fue inmediato. En sus escritos se deshace en elogios hacia “la capital de todo ese señorío de Andalucía”. Tras la reconquista, tuvo un papel decisivo en la preservación de la mezquita y su alminar, que los musulmanes quería derribar, como relata el profesor García Fernández: “Estaba fascinado con la Giralda y su yamur. Dijo con mucha vehemencia que por cada ladrillo o piedra que se derribara, él degollaría a un moro y una mora”.

Alfonso X quedó prendado de Sevilla. Se coronó a los pies de la tumba de su padre, convocó sus primeras cortes y falleció en el Real Alcázar

El Alcázar almohade, la muralla, las antiguas atarazanas, la Torre del Oro, el río... todo le tenía prendado, pero no era menos su amor por los sevillanos que se habían entregado a él desde esos primeros años. De ellos afirmaba que “son vasallos de mucha honra”.

El cuerpo incorrupto de San Fernando en la Capilla Real de la Catedral. El cuerpo incorrupto de San Fernando en la Capilla Real de la Catedral.

El cuerpo incorrupto de San Fernando en la Capilla Real de la Catedral. / José Ángel García

En el libro Septenario detalló todas estas “bondades de la ciudad de Sevilla”. Habla de la ya capital de Andalucía como “una de las ciudades más importantes del mundo” y “ciudad de emperadores”, en referencia a Trajano y Adriano. “Él, además contribuyó a hacer de Sevilla una ciudad universal”, apunta el catedrático García Fernández.

Tras el fallecimiento de Fernando III el 30 de mayo de 1252, Alfonso X fue coronado por el arzobispo don Remondo el 1 de junio sobre la tumba de su progenitor en la antigua iglesia de Santa María. Falleció en el Alcázar el 4 de abril de 1284 y quiso ser enterrado junto a su padre. Su sepulcro se encuentra en el lateral izquierdo de la Capilla Real, enfrentado al de su madre, la alemana Beatriz de Suabia.

La mayoría de sus libros y escritos se realizaron parcial o totalmente en Sevilla. Como las 'Cantigas de Santa María', inspiradas en la Virgen de los Reyes.

Se habla mucho de Toledo como ciudad Alfonsí, porque allí nació y fomentó la Escuela de Traductores, pero el profesor García Fernández defiende la suma importancia cultural de Sevilla, en la que se escribieron, total o parcialmente, buena parte de sus libros de historia, astronomía o lengua: “Sevilla fue sin duda un gran centro cultural. Aquí permanecía la corte durante la mayor parte del tiempo. Aquí se celebraron las primeras cortes del Rey en 1256. El Libro del Ajedrez, el código jurídico Las Partidas, La Historia de España que él dirigió, o Las Cantigas de Santa María, inspiradas en la Virgen de los Reyes, fueron creadas en Sevilla.

Una de las Cantigas. Una de las Cantigas.

Una de las Cantigas. / D. S.

“En sus miniaturas y milagros atribuidos a la Virgen es frecuente encontrar episodios sevillanos. Las ciudades que aparecen dibujadas son mudéjares, como Sevilla, Jerez o Carmona”, apunta el profesor de la Universidad de Sevilla. Un hito a destacar es que Alfonso X le dio a la ciudad los llamados Estudios Generales, que suponen la primera escuela preuniversitaria para el estudio de la lengua y la cultura, germen de la Universidad de Sevilla, fundada oficialmente en 1505.

El profesor García Fernández considera que el aniversario de su nacimiento debería servir, más que para profundizar en el conocimiento científico de la figura del rey, muy estudiada ya, para que los sevillanos se reencuentren con el monarca y sean conscientes de la vital importancia que tuvo en la historia y el desarrollo de la ciudad. “La ciudad la conquistó su padre, pero la organización se debe a él. Procedió a la repoblación de Sevilla, sus tierras y alfoz, que abarcaba desde la Sierra Norte al Guadalete y del Condado de Niebla a la Campiña.

Alfonso X el Sabio en 'El libro de los juegos'. Alfonso X el Sabio en 'El libro de los juegos'.

Alfonso X el Sabio en 'El libro de los juegos'. / D. S.

También creó la estructura municipal de Sevilla. Y la iglesia de Sevilla, dotándola de jurisdicciones y propiedades. El primer arzobispo fue uno de sus hijos”. El Sabio también se puede considerar el último rey de las Tres Religiones. Fue quien mandó poner la lápida mortuoria de su padre en latín, castellano, hebreo y árabe. También ha sido el único monarca que se tituló “Rey del Andalucía” en 1253.

La leyenda del 'nomadejado'

El amor de Alfonso X por Sevilla también fue correspondido. Así ocurrió en los momentos decisivos de la guerra civil que protagonizó con su hijo el infante Sancho, quien le sucedería en el trono. “Ninguna ciudad como Sevilla defendió sus derechos legítimos frente a su hijo”, señala el profesor. Esa fidelidad dio lugar a la hermosa leyenda del nomadejado, traducido gráficamente a las siglas NO-DO unidas por la madeja: NO8DO, que a la postre se ha convertido en el lema y emblema de Sevilla: “Su existencia ya es recogida por Ortiz de Zúñiga o Argote de Molina. Con el tiempo se convirtió en el escudo. La fidelidad de la ciudad está clara, lo que no lo está tanto es el símbolo que ya vemos en el siglo XVI”, incide García Fernández.

El NO8DO en la fachada de la Casa Consistorial. El NO8DO en la fachada de la Casa Consistorial.

El NO8DO en la fachada de la Casa Consistorial. / M. G.

La ciudad, pese a todo estos logros sí reconocidos en su tiempo, ha sido tremendamente ingrata con el rey, que no cuenta siquiera con un monumento destaco o una calle o plaza en un lugar destacado.

Mandó construir la iglesias de Santa Ana, San Julián, Santa Marina y Santa Lucía; el Palacio Gótico del Alcázar o las Atarazanas Reales

El VIII centenario de esta figura universal, que tuvo derechos y que quiso aspirar al trono del Sacro Imperio Romano Germánico por su madre, debe servir para despertar el interés de las instituciones y de la propia ciudadanía. Tanto desde la Universidad de Sevilla, a través del departamento que dirige el profesor García Fernández, como desde el Cabildo de Alfonso X, ya se están planteando iniciativas.

La capilla del Palacio Gótico del Real Alcázar. La capilla del Palacio Gótico del Real Alcázar.

La capilla del Palacio Gótico del Real Alcázar. / Víctor Rodríguez

En el Archivo Municipal o en la Catedral se conservan importantes documentos, por lo que el catedrático de la Hispalense reclama la implicación de todos, empezando por el propio Ayuntamiento: “Hay que procurar la transferencia de todo ese conocimiento que tenemos a la ciudad. Los sevillanos deben saber quién era y todo lo que hizo por Sevilla”. En este sentido, García Fernández asevera que todos los sevillanos deberían leer y conocer el discurso que su mentor y maestro, el profesor Manuel González, el mayor especialista en Alfonso X, le dedicó con motivo de su ingreso en la Real Academia de Buenas Letras.

A Alfonso X se debe la construcción de las Atarazanas Reales. A Alfonso X se debe la construcción de las Atarazanas Reales.

A Alfonso X se debe la construcción de las Atarazanas Reales. / Juan Carlos Muñoz

En expresión del profesor Manuel González Jiménez, “si Sevilla fue fundada por el César Julio y conquistada por el Santo Rey don Fernando, fue, sin lugar a dudas, refundada, organizada y restaurada por Alfonso X el Sabio; personaje al que Sevilla debería recordar siempre, máxime en el VIII Centenario de su nacimiento que se cumple el próximo año”.

El liderazgo del Ayuntamiento

La primera iniciativa municipal para conmemorar el VIII centenario de Alfonso X llega de la mano del grupo de Ciudadanos. La formación, cuyo portavoz es Álvaro Pimentel va a presentar una moción al Pleno para que apruebe una declaración institucional para celebrar este importante aniversario.

El sepulcro del rey en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla. El sepulcro del rey en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla.

El sepulcro del rey en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla. / D. S.

Ciudadanos planteará que Ayuntamiento de Sevilla muestre su apoyo a que por parte del equipo de gobierno se conmemore en 2021 el VIII centenario del nacimiento de Alfonso X el Sabio.

Fundó en Sevilla los llamados Estudios Generales, que suponen la primera escuela preuniversitaria para el estudio de la lengua y la cultura, germen de la Universidad de Sevilla

En segundo lugar, que el Pleno muestre su apoyo a que, sin perjuicio de otras actividades, se lleven a cabo las siguientes actuaciones conmemorativas en colaboración con el Cabildo de Alfonso X el Sabio, entidad cultural sin ánimo de lucro cuyos fines son estudiar y divulgar la vida y obra de Alfonso X el Sabio, y practicar la solidaridad y tolerancia de las culturas:

  • Celebración de una exposición en el Alcázar (u otro lugar emblemático) sobre la vida y obra del rey Alfonso X y su relación con Sevilla.
  • La solicitud al Museo del Prado del uso del retrato del rey Alfonso X el Sabio pintado hacia 1857 por Eduardo Gimeno y Cadencia, actualmente en depósito en el Ministerio de Justicia para su incorporación a la exposición sobre el rey Alfonso X.
  • Una exposición en el Ayuntamiento de Sevilla del escudo de la ciudad con jornadas divulgativas sobre su historia. Y una campaña de información y difusión a la opinión pública sobre los actos previstos para la celebración del VIII centenario del nacimiento de Alfonso X el Sabio.
    La trianera iglesia de Santa Ana, impulsada por Alfonso X, con el escudo de Castilla en su portada. La trianera iglesia de Santa Ana, impulsada por Alfonso X, con el escudo de Castilla en su portada.

    La trianera iglesia de Santa Ana, impulsada por Alfonso X, con el escudo de Castilla en su portada. / José Ángel García

Por último, Ciudadanos propone que el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla muestra su apoyo a que se inste por parte del equipo de gobierno al Estado a que la celebración del VIII centenario del nacimiento de Alfonso X el Sabio tenga la consideración de acontecimiento de excepcional interés público.

Sólo por haber conservado en pie la Giralda, Sevilla le debe un reconocimiento eterno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios