Infraestructuras El puente de la SE-40 se podrá cruzar a pie o en bici como el Golden Gate

Cofradías

La Virgen del Pópulo, expuesta a la veneración de los fieles en Santa María la Blanca

  • Mañana miércoles también podrá ser admirada de cerca tras su recuperación y restauración

La Virgen del Pópulo junto al joven restaurador

La Virgen del Pópulo junto al joven restaurador / José Ángel García (Sevilla)

La judería sevillana recupera en su esplendor uno de sus iconos devocionales más íntimos. Tras laboriosos meses de trabajo en el taller del joven restaurador Francisco José Carrasco Murillo, la imagen de la Madre de Dios del Populo vuelve a Santa María la Blanca para ser repuesta al culto en la capilla sacramental del templo que preside junto al Santo Cristo del Mandato y san Juan. Este conjunto que ahora conforma un calvario es lo que queda de una de las hermandades más antiguas de la ciudad y a la que pertenecieron el mecenas Justino de Neve, el escritor Fernando de la Torre Farfán, el ceramista Cristóbal de Sepúlveda, el escultor José Montes de Oca, además de las familias nobles del entorno como los marqueses de Villamanrique o los condes de Altamira. Pese a que su última estación de penitencia fue en 1662 y la cofradía haya desaparecido, el Crucificado del Mandato y la Virgen del Pópulo siguen gozando de una gran devoción. De hecho hubo algún intento de reorganización de la hermandad en los años 70 y 90 del siglo pasado sin que ninguno llegara a cuajar.

Detalle del rostro de Madre de Dios del Pópulo Detalle del rostro de Madre de Dios del Pópulo

Detalle del rostro de Madre de Dios del Pópulo / M. G. (Sevilla)

Esta dolorosa que se atribuye a Pedro Nieto por las similitudes de su rostro con el Cristo la Hermandad de la Macarena o el primer Nazareno de San Isidoro es una imagen realizada en papelón y montada sobre candelero. Si bien aparentemente la imagen de la dolorosa no presentaba un deterioro grave, salvo ciertas perdidas en su policromía y la acumulación de suciedad propia del tiempo, el análisis técnico por rayos X desveló un problema estructural grave en la zona del cuello que estaba rompiendo el débil material de papelón de la talla y amenazaba su integridad a futuro. Esta dolencia oculta ha venido causada por una reparación improvisada sobre la zona del cuello que debió hacerse a finales del siglo XIX y que desplazó el eje de la cabeza de su fisonomía original y alteró su equilibrio.

Tras el estudio de su estado, la intervención acometida ha dotado a la imagen de un candelero nuevo en sustitución del antiguo atacado por xilófagos y ha reforzado la estructura interna con un vástago de madera como sostén de la cabeza de papelón y soporte el peso de la corona. La película pictórica ha sido fijada y limpiada, realizándose una reintegración volumétrica y de color en las partes faltantes. Por último, la escultura se ha protegido y se le han añadido pestañas de pelo natural y lágrimas de cristal realizadas artesanalmente por el imaginero Santiago Delgado Carrera.

Antes de subir a su camarín, la imagen de la Madre de Dios del Populo está expuesta en veneración hoy martes y también lo estará mañana miércoloes de 10 a 13 horas y de 18 a 20 horas. Para tal ocasión, la imagen recuperará dos de sus joyas históricas más preciadas, la corona de plata obra del orfebre Blas de Amat en el siglo XVIII y el broche plata y oro que le regaló una de las hermanas más notables de esta corporación, Doña Ana Dávila, marquesa de Villamanrique y benefactora de la recomposición estética de Santa María la Blanca junto a su esposo, ambos inmortalizados con sendas efigies en las yesería del templo. Este broche, que se creía desaparecido, ha sido recompuesto por el sevillano taller de Ramón León, a quien se debe igualmente la restauración de la corona. El 15 de septiembre se celebrará misa solemne en su honor a las 11:00 y a las 19:30.

Breve historia

La Hermandad del Lavatorio, Cristo del Mandato y la Madre de Dios del Pópulo se fundó en 1598 en la iglesia de San Esteban y posteriormente se trasladó a Santa María la Blanca en 1610, templo en el que ha permanecido hasta el presente. Durante solo un año, motivado por la reducción de cofradías de 1623, la hermandad se unió a la Quinta Angustia; separándose en 1624. Finalmente se fusiona con la hermandad sacramental de Santa María la Blanca en 1664 a impulso de Justino de Neve. La corporación realizaba estación de penitencia con tres pasos: un misterio que representaba el pasaje lavatorio de pies, pero nada de él se ha conservado; el Santo Cristo del Mandato que posesionaba sobre un risco tallado; y la Madre de Dios del Populo que salía bajo un palio de terciopelo azul soportado por diez varas. La última estación de penitencia documentada es de 1662.

Francisco José Carrasco Murillo, nacido en Sevilla, es un joven restaurador de apenas 28 años. Ha estudiado Conservación y Restauración de Bienes Culturales en la Universidad de Sevilla, donde actualmente cursa el programa de Doctorado en Arte y Patrimonio. Entre sus primeros trabajos destacan las intervenciones a la Virgen de la Caridad de la parroquia de la Puebla de Guzmán (Huelva) o el conjunto escultórico de Santa Ana enseñando a leer a la Virgen, de la parroquia de Alosno (Huelva).