Sevilla

La Virgen de la primera vuelta al mundo

La Virgen de la Victoria. La Virgen de la Victoria.

La Virgen de la Victoria. / D. S.

La Virgen que dio nombre a la única nave que regresó de la gesta. La Virgen ante la que Magallanes recibió las banderas que lucirían en las cinco naos. La Virgen ante la que rezaron los 240 hombres para pedir por el buen éxito de la expedición. La Virgen ante la que se postraron Elcano y los otros 17 supervivientes, tras regresar a la ciudad el 9 de septiembre de 1522, después de recorrer 14.460 leguas y visitar cuatro continentes.

La Virgen de la Victoria es la Virgen de la primera vuelta al mundo. Se encuentra estos días en el altar mayor de la Real Parroquia de Santa Ana. Ante ella, este viernes a las 20:30, se celebrará una misa en la que se bendecirá la bandera del buque escuela Juan Sebastián de Elcano, en el que será uno de los primeros actos del V centenario de la primera vuelta al mundo.

La Virgen de la Victoria es una de esas importantes devociones marianas de la ciudad que, poco a poco, ha ido cayendo en el olvido. Actualmente se conserva en la capilla de Santa Bárbara de la parroquia trianera de Santa Ana. En el siglo XVI esta imagen daba nombre a un convento que se encontraba donde hoy está la iglesia de los Paúles. Allí se instalaron los frailes mínimos en 1516. 

La imagen en el presbiterio de Santa Ana. La imagen en el presbiterio de Santa Ana.

La imagen en el presbiterio de Santa Ana. / D. S.

Como explica Antonio Rodríguez Babío, delegado diocesano de Patrimonio Cultural, la advocación de la Virgen de la Victoria está directamente vinculada a la reconquista de la ciudad de Málaga por parte de los Reyes Católicos en 1487 y, desde entonces, a las fundaciones de los mínimos. "La imagen muestra gran frontalidad, aparece sentada sosteniendo al Niño en su regazo con gran ternura, siguiendo un esquema que parece derivar de la Virgen de la Victoria, patrona de Málaga".

Aludiendo al estudio del profesor Roda Peña, Rodríguez Babío añade que se trata de "una belleza clásica, propia de los parámetros estéticos que se cultivaban en la imaginería sevillana de finales del siglo XVI".

Existen algunas dudas sobre si esta imagen es la primitiva, ya que algunos autores la identifican de finales del siglo XVI. Rodríguez Babío incide en que la Virgen fue intervenida en esa época y fue modificada, por lo que podría ser perfectamente la original. En el siglo XVIII la imagen fue mutilada para vestirla.

Esta imagen ha ocupado un lugar preeminente entre las devociones marianas de la ciudad, como destaca Rodríguez Babío: "Esta hermosa imagen mariana que hoy cobija la parroquia de Santa Ana, es testigo de la historia gloriosa de nuestra ciudad y de Triana".

Así se ha reconocido en diversas ocasiones. En el año 1922, con motivo del IV centenario de la llegada a Sevilla de la expedición encabezada por Elcano, la imagen fue restaurada y se colocó en el retablo donde hoy se venera un frontal de azulejos de Mensaque que en su centro muestra una representación de la Nao Victoria con dos ángeles.

La iglesia de los Paúles, lugar donde debió estar el convento de la Victoria. La iglesia de los Paúles, lugar donde debió estar el convento de la Victoria.

La iglesia de los Paúles, lugar donde debió estar el convento de la Victoria. / Belén Vargas

El delegado de patrimonio del Arzobispado indica que la importancia devocional de la Virgen de la Victoria la llevó a formar parte de la singular procesión que se organizó en 1929 con motivo del Congreso Mariano Hispano-Americano junto con otras imágenes que ya recibían culto en Sevilla en los tiempos del Descubrimiento y cristianización de América: la Virgen del Buen Aire de San Telmo, la Inmaculada de San Buenaventura, la Merced del convento de las Mercedarias de la Asunción, la Hiniesta de San Julián y las Vírgenes de la Sede, de los Reyes y de Guadalupe (obra pictórica) de la Catedral.

Ese mismo año también formó parte de la exposición mariana organizada en la iglesia del Salvador.

La Virgen de los Reyes en la procesión del año 1929. La Virgen de los Reyes en la procesión del año 1929.

La Virgen de los Reyes en la procesión del año 1929. / D. S.

La Virgen de la Victoria rememorará los tiempos de la gran epopeya de Magallaes y Elcano gracias a la iniciativa del Ministerio de Defensa. El sábado, será retirada del culto para ser restaurada por Agustín Martín de Soto y Antonio Gamero.

Ya en septiembre, volverá a lucir en todo su esplendor en la gran exposición que se celebrará en el Archivo de Indias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios