Sevilla

La Zona Franca de Sevilla equilibra sus cuentas

  • El balance anual de 2019 recoge una situación "solvente y positiva" 

  • El recinto portuario genera sus primeros recursos financieros   

El delegado especial del Estado para la Zona Franca, Alfredo Sánchez Monteseirín, presenta el informe de gestión al delegado del Gobierno de España en Andalucía, Lucrecio Fernández. El delegado especial del Estado para la Zona Franca, Alfredo Sánchez Monteseirín, presenta el informe de gestión al delegado del Gobierno de España en Andalucía, Lucrecio Fernández.

El delegado especial del Estado para la Zona Franca, Alfredo Sánchez Monteseirín, presenta el informe de gestión al delegado del Gobierno de España en Andalucía, Lucrecio Fernández.

Las cuentas están equilibradas y el recinto empieza a autogestionarse. El Consorcio de la Zona Franca de Sevilla ha presentado en su balance anual un patrimonio neto positivo cercano al millón y medio de euros y unos activos totales por la misma cantidad, situación que se considera “solvente y positiva”, según el Gabinete Técnico de Hacienda.

Desde la aprobación en los Presupuestos Generales del Estado del recurso financiero, la Zona Franca de Sevilla se nutre económicamente del impuesto de sociedades generado por las empresas en el recinto fiscal. En estos momentos se está tramitando por primera vez la liquidación del periodo 2018 por parte de la Agencia Tributaria.

En cuanto a los gastos, las partidas más importantes corresponden a los servicios de seguridad (150.000 euros) y a la contratación de servicios profesionales independientes.  Tras la inversión anterior de 534.000 euros en instalaciones eléctricas en el ejercicio de 2019, la Zona Franca de Sevilla ha sufragado una serie de mejoras de urgencia de renovación del alumbrado exterior, los sistemas de control de seguridad y de comunicación de Torrecuéllar, lo que ha supuesto una suma de 120.000 euros más.

En cuanto a la ampliación, el pasado año se dieron los pasos necesarios para incrementar las dimensiones del recinto de Zona Franca partiendo de ocho empresas que emplean a más 400 personas, suman una cifra de negocio de 73 millones, realizan operaciones de 1,7 millones de toneladas anuales. La ampliación incorpora ocho nuevas empresas fundamentalmente del sector metalmecánico, que al menos duplicarán esa cifra. Se afianza así su papel al servicio de las empresas del sector industrial y logístico de Sevilla con estas nuevas obras que avanzan en su puesta en marcha hacia la consolidación del recinto bajo la unión de ambos parques industriales de excelencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios