Urbanismo

El acerado junto al monumento a Cervantes será el doble de ancho

  • El proyecto sustituye la carga y descarga de Entrecárceles y Francisco Bruna por una solería de granito y siete bolardos de piedra

Dos camiones aparcados en la carga y descarga que será eliminada junto al monumento a Cervantes. Dos camiones aparcados en la carga y descarga que será eliminada junto al monumento a Cervantes.

Dos camiones aparcados en la carga y descarga que será eliminada junto al monumento a Cervantes. / José Ángel García

Sevilla sigue ganando espacio para los peatones. En los fines de semanas después del confinamiento se pusieron en marcha peatonalizaciones en distintas calles de la ciudad para favorecer el tránsito peatonal y ciclista, una propuesta temporal que buscaba garantizar la distancia de seguridad que pide Sanidad por el coronavirus y que el gobierno socialista está convirtiendo ahora en permanente en algunas arterias de la ciudad. Este modelo se implantará a corto plazo en una quincena de proyectos por distintos barrios. Ahora toca el turno junto al monumento a Cervantes.

La reordenación del entorno de la escultura que se encuentra entre las calles Entrecárceles y Francisco Bruna tiene el objetivo de duplicar el espacio peatonal y resaltar el monumento. Este proyecto ya cuenta con el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio. Esta céntrica zona completará la transformación que se inició el pasado año con la decisión de retirar a través de Lipasam los contenedores de recogida de recogida neumática que provocaban un importante impacto visual en el monumento y contribuían a generar problemas de limpieza o de residuos que no se depositaban correctamente.

El entorno de la antigua Audiencia Territorial (declarada Bien de Interés Cultural como Monumento Histórico Artístico en 1963) es muy frecuentado por su alta actividad comercial y turística. Existe una carga y descarga que dificulta la adecuada visibilidad del busto en bronce realizado por el escultor Sebastián Santos Roja en 1974, que queda ensombrecido por la continua presencia de vehículos de gran porte a su alrededor.

La remodelación cuenta con un plazo de ejecución de un mes y una partida de 18.000 euros

La solución adoptada por los técnicos de la Gerencia pasa por ampliar el espacio peatonal frente al monumento eliminando la superficie ocupada hasta ahora por la carga y descarga. La pavimentación de los espacios afectados se realizará con el mismo material al de la solería existente, compuesta por piezas de granito gris flameado de 35x35 centímetros colocadas a cartabón. Con objeto de preservar el monumento a Cervantes, se colocarán en su frente siete marmolillos de granito similares a los existentes en su entorno más cercano con el anagrama de la ciudad.

Urbanismo han presupuestado las obras de remodelación de este espacio en unos 18.000 euros, estimando en un mes el plazo para ejecutarlas. El proyecto inicia ahora su proceso de licitación previo al inicio de los trabajos.

Una de las intervenciones más llamativas que se realicen en la ciudad antes de que termine el año será en Reyes Católicos, cuyo acerado ganará hasta ocho metros

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios