Sevilla

El alcalde revoca la orden de IU y permite a Las Cigarreras seguir en el local municipal

  • Monteseirín sale en defensa de la banda de música y alaba su labor social con la juventud

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, salió ayer en defensa de la banda de cornetas y tambores de Las Cigarreras y anunció que ha dado instrucciones a al grupo municipal de IU para que no se efectúe el desalojo de la formación musical del local, propiedad del Ayuntamiento en el que actualmente realizan sus ensayos, en los bajos del paseo Marqués del Contadero.

En un comunicado, el alcalde precisó que ha tomado esta decisión, que desautoriza a la Delegación de Juventud y Deportes -dirigida por el edil José Manuel García (IU) y que ostenta la titularidad del local-, teniendo en cuenta la "imprescindible" labor social y cultural que esta banda realiza con los jóvenes sevillanos, además de constituir "todo un símbolo para la ciudad".

Actualmente, la Asociación Musical de las Cigarreras cuenta con unos 400 jóvenes, divididos entre la banda juvenil, la grande y la escuela de música. En el local municipal también ensaya la banda de música. El colectivo lleva desde el año 1995 ocupando este espacio en los bajos de Marqués del Contadero. El director de la banda, Antonio González Ríos, explicó que en el grupo impera el alivio "después de lo sufrido estos días". Aunque expuso, en este sentido, su creencia de que no hay afanes "revanchistas" por parte de la delegación, sí aseveró que, a su juicio, "está clarísimo que han ido a por nosotros".

El portavoz del PP en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, mostró su apoyo a la banda tras conocer la orden y, tras asegurarar que llegaría hasta donde hiciera falta para evitarlo, exigió al alcalde que reconsiderara el desalojo de la banda de música.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios