Calle Rioja

El alcalde que se enfrentó a Sanjurjo

  • Homenaje a González Fernández de la Bandera, alcalde de Sevilla entre 1931 y 1933, al que asistieron el alcalde y paisanos de su ciudad natal, sus nietas y tres bisnietos

Los alcaldes de Sevilla y Puebla de la Calzada con el cronista de la localidad donde nació el alcalde republicano González Fernández de la Bandera. Los alcaldes de Sevilla y Puebla de la Calzada con el cronista de la localidad donde nació el alcalde republicano González Fernández de la Bandera.

Los alcaldes de Sevilla y Puebla de la Calzada con el cronista de la localidad donde nació el alcalde republicano González Fernández de la Bandera. / José Ángel García

Comentarios 2

SE la tenían guardada desde hacía cuatro años, desde que este hombre de “presencia menuda y salud quebradiza”, José González Fernández de la Bandera (1879-1936), se enfrentó siendo alcalde de Sevilla al golpe de Sanjurjo del 10 de agosto de 1932. Justo cuatro años después fue fusilado en el kilómetro 4 de la carretera de Carmona junto al notario Blas Infante, el dirigente socialista Manuel Barrios Jiménez y otras dos personas vinculadas al Ayuntamiento de Sevilla, Emilio Barbero, teniente de alcalde de Izquierda Republicana, y Fermín de Zayas, delegado de Arbitrios y jefe de la Masonería sevillana.

Cuando se opuso al golpe de Sanjurjo fue reconocido como un héroe civil en toda España. Alcalá-Zamora y Azaña asistieron al homenaje que se le rindió en el Palacio de Cristal del Retiro. Uno de los que lo animó a subir a la tribuna y alzó sus brazos como los de un boxeador fue Gonzalo Queipo de Llano, el mismo que cuatro años después se jactaría por las ondas de Radio Sevilla de tener encerrado en el calabozo de Capitanía al primer secretario de las Cortes Españolas.

Unas fuentes aseguraban que nació en 1877. Otras que era natural de Casariche. Juan Monzú Ponce, cronista de la villa de Puebla de la Calzada, ha demostrado que José González Fernández de la Bandera nació el 21 de marzo en esta localidad de la Vega Baja del Guadiana. Ayer presentó en el Salón Colón, acompañado de un puñado de paisanos con su alcalde al frente, Juan María Delfa Cupido, En la frágil sombra de la memoria, una semblanza del alcalde que se enfrentó a Sanjurjo.

Desde 2006, los nombres de los alcaldes González Fernández de la Bandera y Horacio Hermoso aparecen junto a los 21 concejales y 15 empleados municipales, todos ellos víctimas del franquismo. “Por las fechas, debió ser alcalde de mi abuelo, que trabajaba en el servicio municipal de Arbitrios”, dijo Juan Espadas, anfitrión de la delegación extremeña. En su pueblo casi nadie sabía que un político tan importante, alcalde de Sevilla, diputado a Cortes, había nacido en Puebla de la Calzada. Llegó a Sevilla con 14 años. Terminó Medicina y entre 1900 y 1904 fue médico de su pueblo, “ese dato lo he descubierto hace dos semanas”, dice el cronista. En ese periodo nacieron en Puebla de la Calzada sus dos hijos mayores, José Vicente y Mariana Eulalia, vástagos del médico y de una sevillana de la calle Vidrio. Ya en Sevilla nace Eulalio, el pequeño, el padre de Concepción y de José González. La primera, nieta del alcalde de Sevilla, estuvo ayer en el Ayuntamiento junto a Victoria Herrera, nieta política, viuda de José, “murió hace menos de un mes luchando por reivindicar a su abuelo”. También asistieron tres bisnietos: Francisco y Fernando, hijos de Concepción, y María Victoria, de José. Orgullosos de un bisabuelo muy precoz en su trayectoria política, concejal del Partido Liberal de Pedro Rodríguez de la Borbolla entre 1909 y 1920.

Entró en el Partido Republicano Radical, del que se va con Diego Martínez Barrio “cuando Lerroux empieza a escorarse a la derecha”, en palabras de su cronista. El homenaje a González Fernández de la Bandera fue posible gracias al tesón de Gonzalo Martín, presidente desde hace 28 años de la Casa de Extremadura. En la alcaldía de Alejandro Rojas-Marcos consiguió una calle para el alcalde extremeño en la Florida, donde ayer colocaron una placa. El alcalde del 92 le puso una calle al alcalde que se encontró un Ayuntamiento en quiebra por las obras del 29.

En Puebla de la Calzada no tiene calle, “pero ha despertado una curiosidad social y mucha admiración”, en palabras de Delfa Cupido, alcalde desde 2015, hijo de Adela Cupido, que fue la alcaldesa durante 16 años. El doctor González Fernández de la Bandera, que nunca abandonó su perspectiva social de la medicina, ya se ha convertido entre sus paisanos en un icono tan celebrado como Manuel Piñero, un poblanchino –gentilicio de los del lugar– que fue campeón del mundo de Golf en el equipo europeo con Severiano Ballesteros. A otro nivel de celebridad pertenece Pedro Almodóvar, manchego de Calzada de Calatrava, que trasladó a la película La mala educación sus traumáticas vivencias como alumno de los Salesianos de Puebla de la Calzada.

González Fernández de la Bandera era el pequeño de cuatro hermanos. La mayor se llamaba Mariana; Eulalio y Mateo también ejercieron la medicina. Nunca la abandonó, ni siquiera en su dilatada experiencia como munícipe, donde fue jefe de los Servicios Municipales de Higiene. Intentó hacer una estadística de morbilidad de enfermedades peligrosas y combatió los efectos de la llamada gripe española que tantos estragos provocó en la Primera Guerra Mundial.

Fue el segundo alcalde de Sevilla en la Segunda República. Sustituyó a Rodrigo Fernández García de la Villa.Llegó a la alcaldía después de un paso fugaz como gobernador civil de Cádiz, donde dimitió por las acciones destructivas de quienes incendiaron iglesias y conventos. “Fue un hombre neutral, un hombre bueno. ¿Por qué lo tienen que matar?”, se preguntó Gonzalo Martín, que se trajo a un cantautor extremeño, Ángel Narro, juglar políglota al que conoció en su pueblo, San Martín de Trebejo, Cáceres. Al alcalde de Sevilla lo acompañó Adela Castaño, que entre sus competencias tiene las de la Memoria Histórica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios