Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Sevilla

El alcalde será sometido al control de la oposición durante los plenos

  • Las comisiones de las delegaciones serán abiertas

  • Las propuestas aprobadas en las juntas de distritos irán en el orden del día

Los concejales que se encuentren de baja prolongada o permiso por maternidad o paternidad podrán votar desde casa. Los concejales que se encuentren de baja prolongada o permiso por maternidad o paternidad podrán votar desde casa.

Los concejales que se encuentren de baja prolongada o permiso por maternidad o paternidad podrán votar desde casa. / Juan Carlos Vázquez

El alcalde será sometido a una pregunta de cada grupo político durante el Pleno. El modelo elegido guarda bastante similitud con las sesiones de control a las que se somete la presidenta de la Junta de Andalucía en el Parlamento. Será un debate cara a cara. Ésta es una de las principales novedades que introduce el equipo de Juan Espadas en el último borrador del reglamento orgánico de organización y funcionamiento de las sesiones plenarias, que seguirán celebrándose en dos turnos en una misma jornada. La intención del texto que lleva en los despachos de los partidos algunos días es que el Pleno aumente el control del gobierno municipal, se abra a la ciudadanía, y refuerce la figura de las juntas municipales de distrito.

Dentro de los cambios en su funcionamiento interno nos encontramos con el artículo 72, titulado Pregunta de los portavoces al alcalde o la alcaldesa o titulares de una delegación municipal. El texto detalla que estas cuestiones al primer edil podrán contener una parte expositiva y deberán ser concretas y concisas. La presidencia del Pleno no admitirá a trámite aquellas preguntas que planteen una diversidad de cuestiones, sin perjuicio de que la misma cuestión se desarrolle en uno o varios interrogantes. Desde la convocatoria de la sesión plenaria hasta su inicio, cada grupo político podrá retirar una de sus preguntas para presentar otra por motivos de urgencia debidamente justificada, que deberá ser comunicada a la presidencia antes del inicio.

Ese aumento del control sobre la gestión de la ciudad se verá reflejado en una comisión de control al gobierno y las comisiones delegadas, que serán abiertas y públicas. Se celebrarán todos los meses y tendrán lugar durante las dos semanas previas al Pleno. La comisión de control estará enfocada especialmente en las cuentas, sugerencias y reclamaciones, control y fiscalización del gobierno, y en el seguimiento del cumplimiento de los acuerdos plenarios. Los concejales deberán entregar por escrito las cuestiones con un mínimo de cinco días hábiles antes de la celebración. Cada grupo político podrá presentar un máximo de cinco interpelaciones dirigidas a las áreas que consideren pertinentes para ser respondidas oralmente por el concejal responsable. Respecto a las comisiones delegadas, podrá invitarse a otras personas para que informen sobre los asuntos tratados. También podrán asistir representantes de las entidades ciudadanas. Los titulares de los órganos directivos podrán asistir con voz pero sin voto.

Más cambios. Las propuestas acordadas en las juntas municipales de distrito también tendrán su hueco. Ninguno podrá elevar al Pleno más de una propuesta por trimestre. Tampoco será posible debatir más de tres propuestas de juntas municipales en cada sesión. Los concejales que se encuentren de baja prolongada o permiso por maternidad o paternidad podrán votar a través de un sistema telemático. Los grupos municipales podrán constituirse con un sólo concejal a partir de las próximas elecciones, a diferencia de hoy en día, que son necesarias al menos las figuras de dos ediles. Éstas son algunas de las novedades que aparecen en un texto que debe entrar en vigor antes del verano tras llevar más de año y medio de retraso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios