Sevilla

El alquiler del tranvía cuesta a los sevillanos cada mes 37.500 euros

  • El gasto extra que asumirá Tussam hasta la recepción de trenes a batería en 2010 suma 1,7 millones · El servicio a San Bernardo se cubrirá con los cinco convoyes en uso; llegar a Santa Justa requerirá de tres más

Comentarios 14

El portavoz del gobierno local, Emilio Carrillo, aportó ayer en la recta final de un pleno de casi seis horas de duración un dato que arroja luz a los gastos extras que deberá soportar el Ayuntamiento ante el embrollo tecnológico para contratar y recepcionar el material móvil definitivo que permita eliminar las catenarias en el casco histórico. La empresa municipal de autobuses urbanos, Tussam, que gestiona y explota la línea del Metrocentro, deberá pagar 37.500 euros mensuales en concepto de alquiler de las cinco unidades provisionales fabricadas para la línea 1 del Metro de Sevilla y cedidas por CAF-Santana al Metrocentro en el marco de la adjudicación del material móvil, que incluía un lote de alquiler y otro de compra.

Esta cantidad, resultante del abono de 7.500 euros al mes por cada uno de los tranvías alquilados, será pagada por el gobierno local hasta septiembre próximo dentro del acuerdo firmado con CAF en marzo del pasado año. También lo hará después, dado que el propio alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha anunciado su intención de prorrogar este convenio ante la imposibilidad técnica actual de obtener trenes que garanticen la eliminación de las catenarias en la Avenida de la Constitución.

Carrillo aclaró ayer que la alternativa del alquiler de trenes se baraja incluso para poner en uso el tramo Prado-San Bernardo a mediados de 2009 dentro de la ampliación proyectada a Santa Justa y en cuyo proyecto técnico trabajan conjuntamente Ayuntamiento y Junta de Andalucía. A tenor de los estudios internos trasladados por el gerente de Tussam, Carlos de Arizaga, el Metrocentro podría asumir el servicio de los 880 metros que separan el Prado y San Bernardo con el mismo número de trenes disponibles en la actualidad, los cinco alquilados a Metro de Sevilla, si bien apuntó la posibilidad de que el incremento del número de usuarios hiciera necesaria la instalación de más vagones en cada convoy. Trenes más largos, en definitiva.

La entrada en uso del ramal a San Bernardo está prevista en junio de 2009 y la de prolongación a Santa Justa en diciembre de 2010, todo ello si se cumplen los plazos estimados de redacción de proyecto técnico, licitación y adjudicación de obras. De tener que esperar a finales de 2010 para la utilización de trenes con la tecnología adecuada para eliminar las catenarias en el centro, como apunta el gobierno local, el alquiler de los tranvías se presenta como única alternativa. Eso sí, con un gasto vinculado de 1,7 millones de euros, el monto que sumará el pago por cada unidad de tren hasta la llegada del material móvil definitivo a finales de 2010.

Arizaga indicó ayer que Tussam sólo requeriría de tres trenes más para poner en servicio el itinerario proyectado a la estación de Santa Justa y mantener de esta forma la frecuencia de paso cada cuatro minutos. Este reducido número de trenes contrasta con la previsión de coste del material móvil de la segunda fase que deberá pagar el Consistorio, cifrado en unos 30 millones de euros entre convoyes, catenarias y comunicaciones. El material móvil de la primera fase fue adjudicado en 20,7 millones y recogía cinco trenes en alquiler y otros tantos definitivos.

De otro lado, Carrillo rebajó a 223.000 euros el "coste real" de la sustitución de los postes de las catenarias por farolas fernandinas. El portavoz respondió a una pregunta formulada por el PP que "se han puesto las bases para agilizar y adelantar" la ampliación del tranvía a Santa Justa con el compromiso intacto de "eliminación" de las catenarias. Respecto a los costes, Carrillo concretó que aunque el total se cifró en 571.085 euros, esa cantidad quedaría rebajada a 423.585 euros, dado que una parte de los postes serán reutilizados en el tramo a San Bernardo. Además, restó otros 200.000 euros comprometidos para el desmontaje de la estructura por la Semana Santa, por lo que redujo la inversión a 223.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios