Sevilla

El Ayuntamiento de Sevilla desconoce los edificios municipales que tienen amianto

  • Admite que carece de un inventario de los inmuebles afectados, a diferencia de la Junta

  • Más País Andalucía acusa a Espadas de “dejación” y le pide que ordene la elaboración de un inventario

Trabajos de retirada de una cubierta de amianto en un municipio andaluz.

Trabajos de retirada de una cubierta de amianto en un municipio andaluz. / Migue Fernández

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Oficina Técnica de Edificios Municipales, ha respondido por escrito a Más País Andalucía que no dispone de la relación de edificios municipales de la ciudad que contienen elementos constructivos con amianto. Y añade que “mientras los elementos constructivos que contengan amianto cumplan con el fin al que están destinados y no presenten desperfectos que se lo impidan no es necesaria su sustitución, como podrían ser cubiertas de fibrocemento que no presentan roturas ni filtraciones, bajantes, etc.”.

"Es una dejación de la obligación que tiene este Ayuntamiento en la preservación de la salud de las personas que trabajan o usan los edificios municipales, sobre todo los centros de enseñanza de educación infantil y primaria”, señala Esperanza Gómez

La respuesta llegó en marzo con un año y dos meses de retraso a requerimiento del partido que coordina Esperanza Gómez, que denuncia que ha tenido que recurrir a una reclamación contra el Ayuntamiento ante el Consejo de Transparencia y Protección de Datos para obtenerla.

La formación política andaluza preguntaba al Ayuntamiento si va a retirar los elementos con amianto de los edificios municipales que lo contengan. Ante la respuesta que ha dado el Ayuntamiento, la coordinadora general de Más País Andalucía, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla y ex senadora de Adelante Andalucía, exige a Juan Espadas que ordene la elaboración de un inventario de aquellos edificios de titularidad municipal que contengan elementos constructivos con amianto, con especial atención de los centros educativos.

La Junta de Andalucía acordó en 2016 la retirada progresiva de amianto de las infraestructuras públicas educativas hasta 2022, una medida que incluye también a los colegios de competencia municipal

“Sabemos que la Junta tiene un estudio para la retirada de amianto en algunos centros educativos. Es incomprensible que el Ayuntamiento, responsable del mantenimiento de esos edificios, desconozca esta información”. Gómez insiste en la responsabilidad del gobierno municipal para aclarar lo antes posible el listado de centros que cuentan con amianto en sus instalaciones. “No podemos tener a nuestros niños y niñas en los colegios con materiales que afectan a su salud”, lamenta.

Esperanza Gómez, coordinadora general de Más País Andalucía. Esperanza Gómez,  coordinadora general de Más País Andalucía.

Esperanza Gómez, coordinadora general de Más País Andalucía. / Más País

En lo tocante a centros educativos, Edificios Municipales recuerda a la formación política que el Gobierno de la Junta de Andalucía acordó en 2016 la retirada progresiva de amianto de las infraestructuras públicas educativas hasta 2022.

"Es incomprensible que el Ayuntamiento, responsable del mantenimiento de esos edificios, desconozca esta información”, señala Esperanza Gómez, coordinadora de Más País Andalucía

Este acuerdo supone que la Junta se encargará de retirar el amianto de los centros de Infantil y Primaria, sobre la base del principio de cooperación interadministrativa, aun cuando competen a los ayuntamientos.

En efecto, cada año la Junta presupuesta la retirada de elementos con amianto en edificios educativos de titularidad municipal y autonómica, destinados a escuelas infantiles, colegios de educación infantil y primaria, institutos de educación secundaria, centros de educación especial, así como las escuelas oficiales de idiomas y centros de enseñanzas artísticas y las residencias escolares.

Gómez asegura que esta ausencia de una relación de edificios municipales con amianto “es una dejación de la obligación que tiene este Ayuntamiento en lo relativo a la preservación de la salud de las personas que trabajan o usan los edificios municipales, sobre todo los centros de enseñanza de educación infantil y primaria”.

Según Gómez, “los expertos señalan que a los niños y niñas les perjudica especialmente la exposición al amianto ya que las partículas bajan al suelo donde juegan los escolares.”

El Ayuntamiento olvida que Europa se ha marcado acabar con el amianto en los edificios públicos en el año 2028

El servicio de Edificios Municipales alega que no hay prisa por retirar el amianto que está presente en edificios municipales porque no existe normativa a nivel internacional, nacional o autonómica que obligue a eliminar o retirar los elementos constructivos que contengan amianto, ni existe legislación en cuanto a la planificación para su posible retirada.

Asegura que “la existencia de elementos con amianto es muy pequeña, en general se limita a bajantes y redes enterradas de fibrocemento (que no suponen riesgo por no estar en contacto con el aire)”. Y que el peligro está en que se rompa: “Este material no es fácil que emita polvo o fibras, que suponen el mayor riesgo, para ello tendría que romperse”.

No obstante, el Ayuntamiento de Sevilla olvida que la Unión Europea se ha marcado eliminar el amianto por completo de los entornos laborales, sociales y de los edificios públicos y que se ha puesto fecha a la desaparición total del amianto: en el año 2028. Esta demanda social es la que ha llevado a la Junta de Andalucía a actuar en los edificios educativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios