Sevilla

Los 2.200 arquitectos celebran el lunes unas elecciones con polémica

  • Dos mujeres se presentan por vez primera contra Ángel del Río, que lleva 16 años en el cargo

Ángel Díaz del Río, Cristina Murillo Fuentes y María Ángel García Font. Ángel Díaz del Río, Cristina Murillo Fuentes y María Ángel García Font.

Ángel Díaz del Río, Cristina Murillo Fuentes y María Ángel García Font.

Comentarios 2

El Colegio de Arquitectos de Sevilla (COAS), que integra a 2.200 colegiados, celebra este lunes 29 de mayo elecciones a decano, en pleno puente de San Fernando. Tres candidaturas se presentan: un hombre y, por primera vez, dos mujeres. Una es la de Ángel Díaz del Río, que lleva 16 años en el cargo y concurre por sexta vez. Su candidatura se llama Reto 2020. Las otras dos son de las arquitectas Cristina Murillo Fuentes y María Ángel García Font, con las candidaturas Todos somos COAS y Yo soy COAS también, cuyo objetivo es cambiar el colegio para que vuelva a tener el papel activo que tuvo en su día en la ciudad, que se oiga su voz y que la institución aporte mucho más a los ciudadanos.

La cita electoral ha generado polémica por dos vías. Primero, por una carta de queja enviada a los colegiados el pasado 15 de mayo por los cuatro ex decanos anteriores al actual, que dirigieron el colegio de 1981 a 2001. La segunda polémica tiene que ver con que de dos de las tres candidaturas fueron impugnadas, aunque finalmente el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Arquitectos ha devuelto las aguas a su cauce al denegar ambas impugnaciones, según ha podido saber este periódico.

La polémica se ha generado por la queja de cinco ex decanos y por dos impugnaciones

Los ex decanos califican de "perpetuación en el cargo" la situación de Ángel del Río y denuncian "falta de transparencia y de estímulo a la participación" por celebrar las elecciones en pleno puente, se quejan de que hasta la llegada del decano actual ninguno había ejercido el cargo más de dos mandatos consecutivos "porque así lo establecían los estatutos" y lamentan que se eliminara esta limitación en una junta general del colegio en 2004. Pedían también que se anule el voto por correo y se vote exclusiva y libremente el día de las elecciones y en las urnas. El escrito está firmado por Manuel Tarasco Rastrojo, decano entre 1981 y 1983; José García-Tapial y León, decano de 1985 a 1989; José Luis Jimeno García, decano de 1989 a 1995, y Francisco González de Canales, de 1995.

Los ex decanos denuncian además una situación insólita de "auténtica condena en efigie propia de otras épocas" que sucede desde hace nueve años: que Ángel Díaz quitó de la Galería de Decanos de la sala de juntas los retratos de los denunciantes cuando en las elecciones de 2008 se quejaron en una primera carta de la perpetuación en el cargo de éste y del voto por correo. Los ex decanos exigen en la carta, que reproducimos en este enlace, "la reposición a la Galería de Decanos de los retratos injustificada y arbitrariamente retirados".

Desde el colegio se respondió este martes a estas acusaciones por vía indirecta: por medio del actual gerente de la Fundación Fidas, Enrique Soler, que fue secretario y presidente de la mesa electoral en 2008. Soler aseguró a este periódico "que no ha existido nunca en toda la historia del colegio ninguna limitación de mandatos, tan sólo en unos estatutos vigentes de enero de 2002 a diciembre de 2004", y que antes que Díaz del Río hubo "dos decanos que repitieron hasta cuatro mandatos". Del voto por correo, argumenta que "en todas las elecciones de los ex decanos que se quejan hubo más votos por correo que presenciales, también entre los colegiados de Sevilla, y que ha sido y es una práctica muy asentada en el colegio".

Díaz del Río no explicó a este periódico por qué retiró y no ha repuesto los retratos de los ex decanos denunciantes. Según Soler, la versión oficial es que "una gotera recurrente en la cubierta del edificio" inutilizó algunos retratos, entre ellos estos.

Los ex decanos exigen a Díaz del Río que reponga sus retratos retirados en 2008

La segunda polémica de la cita electoral tiene que ver con que dos de las tres candidaturas que se presentan fueron impugnadas: un colegiado (D.M.S.) miembro de la lista electoral del decano impugnó la de Cristina Murillo (por una comisión deontológica que le abrió el colegio a Murillo en 2016 y se resolvió en firme a favor de ella en abril de 2017) y María Ángel García Font impugnó a su vez la del decano (por pedir el voto antes de tiempo y por no facilitar la lista de las candidaturas presentadas). Pero finalmente el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Arquitectos (Cacoa) ha devuelto la situación a la normalidad al denegar tales impugnaciones, según ha podido saber este periódico. Las candidatas se quejan de que han recibido el censo digital de colegiados esta misma semana con dilación, sin los emails y teléfonos de los colegiados.

Los detalles de las candidaturas y los programas pueden verse en la web del colegio (www.coasevilla.org; pestaña elecciones colegiales mayo 2017). Las dos principales ofrecen más detalles en sus webs particulares reto2020.es y todossomoscoas.org. La candidatura de Cristina Murillo y la de Ángel Díaz son las más amplias, con unas 40 personas en cada equipo. La de María Ángel García Font consta sólo de dos personas. El equipo de Murillo asegura llevar dos años trabajando para mejorar el colegio desde que en sendas asambleas en julio y diciembre de 2015 el decano expuso que el colegio sufría una situación de "colapso económico y era necesario pedir un préstamo hipotecario de 320.000 euros y subir la cuota de 30 a 35 euros".

Carta de queja enviada por cuatro ex decanos a los colegiados el 15 de mayo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios