Educación

El arzobispo de Sevilla visita el Colegio SAFA Blanca Paloma, en Los Pajaritos

  • Monseñor Saiz Meneses ha recorrido las instalaciones de este centro educativo, perteneciente a la Compañía de Jesús

Monseñor Saiz conversa con los alumnos del Blanca Paloma.

Monseñor Saiz conversa con los alumnos del Blanca Paloma. / D. S.

El arzobispo de Sevilla, monseñor José Ángel Saiz Meneses, ha visitado este martes el Colegio SAFA Blanca Paloma para conocer de primera mano el proyecto educativo, las instalaciones y la labor pastoral que se realiza en este centro del barrio de Los Pajaritos de la capital hispalense.

 El arzobispo ha estado acompañado en su visita de Javier Benjumea Llorente, presidente del Patronato de la Fundación SAFA; P. Enrique Gómez-Puig Gómez, director general de la Fundación SAFA; Juan Manuel García Linares, subdirector General Fundación SAFA; Rafael García Porras, secretario general de Escuelas Católicas de Andalucía; Rocío Guerrero Durán, presidenta de Escuelas Católicas de Sevilla; Francisco Cuartero Valverde, delegado de la Plataforma Suroccidental de la Compañía de Jesús; y de Ignacio Orellana Cubiles, director-gerente del Colegio SAFA Blanca Paloma. También han asistido los directores de otros cinco centros de la Fundación SAFA en la provincia de Sevilla.

Precisamente de la mano de Orellana, director del centro, monseñor Saiz Meneses ha recorrido las principales aulas e instalaciones del colegio, desde las clases de Psicomotricidad e Infantil hasta los talleres de la FP Básica. En este recorrido ha conocido las dinámicas de trabajo del alumnado en las diferentes etapas educativas, así como la acción social realizada a diario, con proyectos como los Desayunos de Cooperación Internacional.

Dar visibilidad

 “El hecho de que el arzobispo haya venido a conocer nuestro centro y nuestro trabajo es muy importante no sólo para nosotros, sino para todo el barrio. Como centro educativo concertado es fundamental dar visibilidad al servicio que hacemos, a nuestro trabajo por ofrecer herramientas educativas pioneras como siempre ha sido señal de identidad de la Compañía de Jesús y al esfuerzo junto a nuestras familias de preparar a nuestro alumnado para un futuro esperanzador”, ha señalado el director del Colegio SAFA Blanca Paloma, Ignacio Orellana.

Por su parte, el director general de la Fundación SAFA, P. Enrique Gómez-Puig Gómez, sj, ha destacado esta primera visita del arzobispo a un colegio de Sevilla para conocer la labor educativa y apostólica jesuita, y en concreto al centro SAFA Blanca Paloma. “Se pone así de manifiesto la preocupación compartida por las personas en situación de vulnerabilidad, que encontramos en nuestra sociedad, así como la urgencia de seguir trabajando para ‘Caminar con los excluidos’, una de las Preferencias Apostólicas Universales definidas en la Compañía de Jesús”.

El arzobispo dialoga con los alumnos de mayor edad. El arzobispo dialoga con los alumnos de mayor edad.

El arzobispo dialoga con los alumnos de mayor edad. / D. S.

P. Gómez-Puig ha apuntado también que, precisamente en este Año Ignaciano, es esencial destacar “el trabajo y la continua innovación educativa como clave para acompañar las nuevas necesidades del alumnado en un mundo en continuo cambio”. En este sentido, ha subrayado que la pedagogía ignaciana ofrece la oportunidad de formar a nuestros jóvenes “para que sean conscientes del mundo en el que viven y sean capaces de mejorarlo a través de su propia vocación, competencia y compromiso con la justicia”. 

 El Colegio SAFA Blanca Paloma es uno de los 26 centros educativos que la Fundación SAFA, obra educativa de la Compañía de Jesús, tiene en Andalucía. La red agrupa a 20.000 alumnos y cerca de 1.500 profesores con una vocación educativa que pretende desarrollar al máximo las capacidades de cada persona y ponerlas al servicio de los demás.