Religión

Asenjo no pedirá un nuevo obispo auxiliar para Sevilla

  • El arzobispo considera que, de hacerlo, "condicionaría" su relevo en la sede hispalense

  • También descarta el nombramiento de un obispo coadjutor antes de que presente su renuncia en octubre

Monseñor Asenjo y monseñor Iceta durante una rueda de prensa celebrada en Córdoba en 2008. Monseñor Asenjo y monseñor Iceta durante una rueda de prensa celebrada en Córdoba en 2008.

Monseñor Asenjo y monseñor Iceta durante una rueda de prensa celebrada en Córdoba en 2008. / D. S.

Sevilla se quedará sin obispo auxiliar hasta que el arzobispo monseñor Juan José Asenjo agote su pontificado. El prelado hispalense ha de presentar su renuncia el próximo 15 de octubre, cuando cumpla los 75 años. 

En rueda de prensa, monseñor Asenjo ha explicado que, de solicitarlo a la Santa Sede, estaría "condicionando" su relevo en la sede de San Isidoro, motivo por el cual ha desestimado cubrir este cargo, que desde 2011 venía desempeñando monseñor Santiago Gómez Sierra, nombrado obispo de Huelva. 

El arzobispo "ampliará" las facultades de los vicarios para desarrollar las labores que realizaba el obispo auxiliar. Se desmienten, así, los rumores que apuntaban a que el secretario general del arzobispado y canciller, Isacio Siguero, o el vicario general, Teodoro León, ocuparan este cargo. 

También ha desmentido que el Vaticano nombre a un obispo coadjutor de forma inmediata. Asenjo ha explicado que esta designación suele hacerse cuando aún queda un año o más para que acabe el pontificado del ordinario del lugar, como así ocurrió en su caso cuando fue nombrado obispo coadjutor de Sevilla al final del pontificado del cardenal Carlos Amigo Vallejo. "No es lo que ocurre ahora, cuando sólo quedan cuatro meses para presentar mi renuncia", ha abundado el arzobispo de Sevilla.

Desde hace cierto tiempo se apunta a que el obispo de Bilbao, monseñor Mario Iceta, sea quien suceda a Asenjo al frente del Arzobispado. El prelado vasco es un gran conocedor de la realidad religiosa de esta archidiócesis, que visita con frecuencia. La última vez fue a principios de 2020, en el quinario al Gran Poder. Cuando esta mañana trascendió la convocatoria urgente de la rueda de prensa, muchos informadores dieron por hecho que se anunciaría el nombramiento de Iceta como obispo coadjutor de Sevilla, cargo del que, por ahora, carecerá la diócesis sevillana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios