Sevilla

Atraco a punta de pistola en un bodegón del polígono Calonge

  • Cuatro encapuchados retienen al dueño del bar durante unos minutos y le propinan varios golpes

  • Los ladrones se llevaron dinero, tabaco, whisky, Red Bull, el televisor del local y los móviles y joyas del hostelero

Manuel Aranguren, dueño del local, muestra la máquina de tabaco destrozada por los atracadores Manuel Aranguren, dueño del local, muestra la máquina de tabaco destrozada por los atracadores

Manuel Aranguren, dueño del local, muestra la máquina de tabaco destrozada por los atracadores / M.G.

Comentarios 2

Cuatro encapuchados atracaron la madrugada de este martes en el Bodegón Calonge, en el polígono industrial del mismo nombre. Los delincuentes iban armados con una pistola y varios cuchillos. Sorprendieron al propietario del establecimiento, Manuel Aranguren, cuando estaba ya a punto de cerrar y se encontraba solo en el bar.

Los hechos ocurrieron sobre la una y cuarto de la madrugada de este martes en este restaurante ubicado en la calle Aviación, en el extremo del polígono Calonge más próximo a la Gota de Leche. A esa hora cuatro personas que cubrían sus rostros con capuchas y protegían sus manos con guantes irrumpieron en el establecimiento.

A punta de pistola obligaron al propietario a que se tumbara en el suelo en mitad del salón. Lo colocaron boca abajo y le asestaron varios golpes y patadas en las rodillas para que se mantuviera en esa posición. "Al ver que llevaban una pistola y que me golpeaban, yo no puse ninguna resistencia", ha explicado a este periódico la víctima de este atraco.

Los ladrones mantuvieron retenido al hostelero durante unos cinco o diez minutos. En ese tiempo abrieron la caja fuerte, de donde sustrajeron unos 350 euros procedentes de la recaudación de la jornada. Se llevaron también varias botellas de whisky y vaciaron una máquina con latas de Red Bull. También sustrajeron la televisión e incluso preguntaron al dueño del bar dónde estaba el mando a distancia de la misma.

Luego la emprendieron a martillazos con la máquina expendedora de tabaco, que estuvieron varios minutos intentando abrir. Finalmente lo lograron y robaron todas las cajetillas que había en el interior. Al dueño del bar le quitaron los teléfonos móviles, unos anillos y una cadena que llevaba.

Una vez perpetrado el robo, los delincuentes se marcharon a bordo de un vehículo y a toda velocidad. El hostelero llamó a la Policía Nacional, que estuvo asistiéndolo y abrió una investigación. La mañana de este martes, el local ha sido inspeccionado por un equipo de la Policía Científica, en busca de huellas o restos biológicos del suceso.

Es el primer atraco a mano armada que sufre Manuel Aranguren, que lleva años al frente de este negocio en el polígono Calonge. "Ha sido un susto. Afortunadamente yo no sufro lesiones de importancia, aunque sí me dieron golpes. Nunca hasta ahora había pasado nada. Yo estoy abierto hasta la una y media o las dos de la madrugada todos los días, de lunes a domingo, y nunca había sufrido un robo así", ha explicado el hostelero, que este martes ha abierto las puertas de su negocio con normalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios