La desescalada en Sevilla

Las bodas regresarán al Ayuntamiento de Sevilla desde el viernes

  • El registro central, los auxiliares de los distritos y estadísticas reabrirán sus puertas el 1 de junio

Fachada de la Casa Consistorial con las lonas para mitigar el calor de verano. Fachada de la Casa Consistorial con las lonas para mitigar el calor de verano.

Fachada de la Casa Consistorial con las lonas para mitigar el calor de verano. / Juan Carlos Muñoz

El Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado un acuerdo para la recuperación progresiva de actividades presenciales y la reorganización del trabajo de los distintos servicios municipales con motivo de la entrada de la ciudad en la fase II del proceso de desescalada. De esta forma, a partir del 1 de junio abrirán el registro central y los registros de los distritos mientras que las bodas en el Salón Colón del Ayuntamiento se recuperarán este viernes. En todo este proceso se mantendrá la apuesta por el teletrabajo siempre que sea posible y por la flexibilidad en la jornada laboral al mismo tiempo que se iniciará un proceso progresivo de recuperar la actividad presencial que sea necesaria en las distintas áreas.

El comité deseguridad y salud laboral ha aprobado un protocolo para la evaluación de riesgos frente al contagio por el virus SARS-COV-2 con medidas de prevención e higiene y que incluye además de la normativa establecida por el Ministerio de Sanidad diferentes aportaciones de las centrales sindicales.

La resolución establece la reapertura presencial del registro central, de los registros auxiliares de los distritos municipales y del servicio de estadística, y de los registros de los organismos autónomos que dispongan de él a partir del 1 de junio, fecha en la que está prevista la reanudación de los procedimientos administrativos. Para ello, se reforzará el sistema de cita previa. Además, a partir del 29 de mayo se reanudarán las bodas en el Salón Colón del Ayuntamiento. Tendrán un aforo máximo de 25 personas incluidos los contrayentes y testigos. Además, desde el 25 de mayo se inicia un plan de recuperación del trabajo presencial progresivo y adaptado a las circunstancias. El plan se divide en tres fases que concluirá una vez se haya superado la desescalada. Todo este proceso estará marcado por las normas de funcionamiento, prevención e higiene establecidas en el protocolo de evaluación de riesgos frente al contagio aprobado por el comité de seguridad y salud laboral.

Durante todo este proceso estará presente el buen funcionamiento del teletrabajo en el Ayuntamiento y su fomento para aquellos casos en los que sea posible realizar las tareas a distancia, y se habilitarán fórmulas de trabajo mixto con rotaciones o sistemas de organizaciones que compatibilicen la actividad presencial y a distancia de los trabajadores de servicios municipales.

Se mantiene de acuerdo con los criterios fijados por el Ministerio de Salud, una prioridad siempre que sea posible en el trabajo no presencial de aquellas personas incluidas en grupos vulnerables o con menores o mayores a su cargo cuyas situaciones personales deben ser acreditadas. En este último caso se establecerán sistemas de organización flexibles e incluso posibilidades de traslados de un servicio a otro para favorecer la conciliación y garantizar el funcionamiento de los servicios esenciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios