Sevilla

Una cadena malagueña de cafeterías se hace con el horno de la Avenida

  • La empresa La Canasta, creada en 1983, alquila el local donde estuvo hasta el año pasado el Horno de San Buenaventura

El local de la Avenida de la Constitución se encuentra cerrado desde que el Horno de San Buenaventura lo abandonó en 2016. El local de la Avenida de la Constitución se encuentra cerrado desde que el Horno de San Buenaventura lo abandonó en 2016.

El local de la Avenida de la Constitución se encuentra cerrado desde que el Horno de San Buenaventura lo abandonó en 2016. / juan carlos muñoz

Comentarios 1

Uno de los locales más emblemáticos del centro de Sevilla pasará a estar gestionado por una empresa malagueña. La cadena de cafeterías La Canasta se ha hecho con el inmueble que ocupaba hasta 2016 la firma sevillana Horno de San Buenaventura en la Avenida de la Constitución. El tipo de negocio que abrirá sus puertas en la esquina con García de Vinuesa continuará la línea tradicional de su antecesor. Se trata de la primera vez que este grupo cruza las fronteras de su provincia de origen para abrir un establecimiento.

La nueva arrendataria cuenta con 17 negocios repartidos por la provincia de Málaga

El acuerdo entre La Canasta y la empresa Acacio, entidad granadina propietaria del inmueble, se ha cerrado recientemente. Será esta enseña malagueña la que explote uno de los locales con mejor ubicación del casco antiguo hispalense y al que no le han faltado importantes pretendientes desde que San Buenaventura lo abandonó hace poco más de un año. Como en su día adelantó este periódico, la mejor de las cinco ofertas que habían apostado por él procedía de la multinacional de pollo frito KFC Corporation. También se habían interesado por arrendar el local el Grupo VIPS y McDonald's. Finalmente su nuevo inquilino será de origen andaluz.

Interior de un establecimiento de la cadena La Canasta. Interior de un establecimiento de la cadena La Canasta.

Interior de un establecimiento de la cadena La Canasta. / d. s.

La Canasta se fundó en Málaga en 1983. Está especializada en panadería, cafetería, repostería y también oferta en algunos de sus establecimientos el servicio de restauración. Se trata, en todo caso, de un negocio hostelero que retoma la línea tradicional de los cafés clásicos, alejados del estilo de las multinacionales que operan a través de franquicias. A lo largo de estos años la enseña se ha convertido en un referente del sector en la provincia de Málaga, donde concentra su red de establecimientos. En la capital posee cinco cafeterías. La principal se encuentra en la Avenida de la Aurora. También cuenta con otra en la mítica calle Larios. En la provincia está presente a través de 12 negocios, distribuidos en Alhaurín de la Torre, Antequera, Arroyo de la Miel, Estepona, Rincón de la Victoria, San Pedro de Alcántara, Torremolinos, Vélez-Malaga, Mijas Costa y Marbella. En estos dos últimos municipios cuenta con dos establecimientos en cada uno. El diseño varía, tanto en el exterior como en el interior, en función de la localidad en la que se encuentre, aunque, en líneas generales, su decoración puede calificarse de tradicional.

Al margen de cafés, pan y repostería, La Canasta cuenta también con un servicio de catering pensado para actos de empresa o reuniones familiares. Ofrece desde bandejas de canapés a platos precocinados. Entre sus especialidades destacan los dulces típicos de Málaga que hasta ahora ha incluido en los establecimientos que ostenta en esa provincia. En sus negocios resulta bastante habitual que se impartan cursos de gastronomía por parte de chefs especializados en el ámbito de la repostería y los postres.

El inmueble es propiedad desde 2012 de Acacio, una empresa granadina

El edificio que pasará a ocupar ahora en la Avenida de la Constitución es uno de los más privilegiados. Se ubica en una parcela de 950 metros cuadrados, cuya superficie construida se incrementa a 2.000. Los estudios que los expertos han realizado sobre la zona indican que el 90% de los visitantes de la ciudad han pasado en algún momento por este tramo de una de las vías, cuya revalorización se disparó tras ser peatonalizada. Esa privilegiada ubicación provoca que el local se encuentre muy cotizado por el sector de la hostelería.

En este punto conviene recordar que en 2012 la empresa sevillana Horno de San Buenaventura se desprendió del inmueble -aunque siguió ocupándolo hasta 2016- al venderlo a la empresa granadina Acacio, que opera en el ámbito de la alimentación. En ese momento se firmó un contrato de arrendamiento con la mítica firma de cafeterías sevillanas cuya duración, en principio, quedó establecida en 12 años, con opción de ser prorrogado seis años más y de recompra. Se trataba de una maniobra por la cual la dirección del Horno de San Buenaventura se desprendía de patrimonio inmobiliario para ganar liquidez y así poder mantener vigente su actividad. Sin embargo, los problemas con los trabajadores abocaron a abandonar este local, referente por su situación en el comercio sevillano.

Ante el proceso de colonización que sufren las calles comerciales del centro por parte de franquicias multinacionales, todo hacía indicar que este inmueble acabaría ocupado por un negocio de comida rápida. No ha sido así. Según ha podido saber este periódico, La Canasta, que defiende entre sus servicios el de la comida "tradicional", tiene pensado abrir de forma "inminente" en la Avenida. Será su desembarco en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios