Sevilla

El Ayuntamiento prevé actualizar su censo de personas sin hogar en 2020

  • En la ciudad viven en la calle 444 personas según un recuento realizado en 2016

  • El gobierno local se compromete a "desconcentrar" la Macarena

Un indigente pide limosnas a las puertas de una iglesia en Sevilla. Un indigente pide limosnas a las puertas de una iglesia en Sevilla.

Un indigente pide limosnas a las puertas de una iglesia en Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

En Sevilla están contabilizadas de manera oficial 444 personas sin hogar. Pero este censo está obsoleto, no ofrece una imagen real del mapa de la indigencia en la ciudad, pues no se actualiza desde 2016, cuando los servicios municipales realizaron por última vez este conteo para conocer cuántos sin techo hay en Sevilla. Para subsanar este desfase, el Ayuntamiento tiene previsto actualizar estos datos de aquí a un año, cuando prevé llevar a cabo un nuevo censo. Entonces habrá una idea aproximada de las personas que duermen al raso en las plazas y calles de Sevilla.

El delegado municipal de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores, ha centrado el análisis de la situación con la evolución de la convivencia en el barrio de la Macarena, que concentra buena parte de los recursos públicos para personas sin hogar de la ciudad y donde frecuentemente se denuncian incidentes relacionados con las mismas, e hizo hincapié en el compromiso municipal de "desconcentrar"estos recursos. "Esperamos que en los próximos meses haya resultados concretos", aventuró Flores.

El concejal ha analizado la evolución de la convivencia en el barrio de la Macarena, que concentra buena parte de los recursos públicos para personas sin hogar de la ciudad y donde frecuentemente se denuncian incidentes relacionados con las mismas, e hizo hincapié en el compromiso municipal de "desconcentrar" estos recursos. "Esperamos que en los próximos meses haya resultados concretos", explicó.

Flores aprovechó la comparecencia ante los medios para lamentar la muerte de dos personas sin hogar en los últimos días en las calles de la ciudad.  "No hay a priori relación entre ellas", informó el delegado. Según Flores, el hombre fallecido en la muralla de la Macarena había usado de modo intermitente los recursos municipales disponibles, dejando "voluntariamente" la ayuda ofrecida en la última ocasión en la que habría recurrido a tales recursos, y en el segundo caso se trataría de una persona cuya presencia en Sevilla capital no estaba consolidada y que aunque había usado ocasionalmente los servicios del centro de baja exigencia para personas sin hogar del paseo de Juan Carlos I, no había pernoctado en tales instalaciones.

El delegado también reconoció que "algunas" de las personas sin hogar que habitan la Macarena o acuden a tal zona incurren en comportamientos "incívicos que colisionan contra la convivencia", pero recordó que el incivismo no es una conducta exclusiva de las personas sin hogar, sino que "lamentablemente, se vive en muchos otros barrios de Sevilla" donde actúan así ciudadanos ajenos al colectivo de personas sin hogar.

El delegado llamó a "luchar contra las conductas incívicas, las haga quien las haga" y "no vincular el incivismo con las personas sin hogar" al tratarse de una conducta "transversal". En cualquier caso, insistió en el compromiso del gobierno local para "desconcentrar" de la Macarena buena parte de los recursos para personas sin hogar instalados en dicha zona, manifestando que el Ayuntamiento está "dando pasos" en la materia y "en los próximos meses" habrá "resultados concretos". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios