Calle Rioja

Un colombiano en la pre-Expo

  • Evocación. Siendo embajador en España, el ex presidente colombiano Belisario Betancur fue la última visita de Franco antes de su muerte

Belisario Betancur, ex presidente colombiano. Belisario Betancur, ex presidente colombiano.

Belisario Betancur, ex presidente colombiano. / Efe

EL 7 de octubre de 1988, el ex presidente colombiano Belisario Betancur (1923-2018) visitó Sevilla y se entrevistó con el entonces comisario de la Expo 92, Manuel Olivencia. Hablaron de los preparativos de la Exposición Universal, de la necesidad de que fuera “un elemento catalizador de numerosas iniciativas de colaboración entre España y América Latina”, así como un estímulo para acometer intercambios reales “al quedar superada la retórica y haber pasado a una etapa de pragmatismo”.

El pabellón de Colombia para la Exposición Iberoamericana de 1929 es el consulado de dicho país en Sevilla. En la entrada colocaron un libro de condolencias para que los muchos lectores y admiradores de Gabriel García Márquez pusieran su rúbrica a raíz de la muerte del escritor el Jueves Santo de 2014. En el pabellón de Colombia en la Expo 92, Gabo se pasó varias horas firmando ejemplares de su libro Once cuentos pregrinos.

En su libro Primeras Personas, un repaso al último siglo de cultura en España y en el mundo, autobiografía múltiple, Juan Cruz cuenta su primer encuentro con García Márquez en 1970 en su casa barcelonesa de la calle Caponata, barrio de Sarriá. Todos los obituarios han destacado la relevancia cívica y política de Belisario Betancur, personaje con una curiosa relación, casi magnética, con las fechas.

En los aledaños de la letra pequeña de otra esquela que apareció con letras de molde faraónico en los periódicos de hace 43 años aparecía el nombre de Belisario Betancur. El 20 de septiembre de 1975 fue nombrado embajador de su país en España. Justo dos meses después moría Francisco Franco y todos los periódicos de aquellos días destacan que la última visita que recibió el dictador antes de su traslado al hospital fue la de Belisario Betancur. Lo curioso es que estuvo en el cargo hasta junio de 1977, cuando tuvieron lugar las primeras elecciones democráticas convocadas por Adolfo Suárez, que murió tres semanas antes que García Márquez.

Betancur tomó posesión de la presidencia de su país el 7 de agosto de 1982. Unos meses después le dieron el Nobel de Literatura al autor de Cien años de soledad en la misma época en la que Felipe González Márquez, amigo de ambos colombianos, ganaba las elecciones generales. Betancur fue presidente de Colombia entre 1982 y 1986. Una legislatura entre Mundiales, el de España que ganó Italia y el de México que ganó Argentina dos semanas después de que muriera Borges. Betancur se opuso a la propuesta de que el Mundial del 86, el de los cuatro goles de Butragueño a Dinamarca en Querétaro, se disputara en Colombia. Finalmente se jugó en México, que 16 años antes había acogido el de la despedida de Pelé, en 1970, la primera vez que Juan Cruz visitó a Gabriel García Márquez. En el Mundial de Italia 90 brilló Colombia hasta que llegó el camerunés Roger Milla y mandó a parar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios