Contenido Patrocinado

Cómo comprar Neumáticos: La Guía Paso a Paso

Cómo comprar Neumáticos: La Guía Paso a Paso Cómo comprar Neumáticos: La Guía Paso a Paso

Cómo comprar Neumáticos: La Guía Paso a Paso

A pocas personas les gusta comprar neumáticos nuevos. Son uno de los elementos de mantenimiento más costosos en un automóvil y elegir los adecuados para tu vehículo puede ser confuso.

Sin embargo, tienes que hacerlo, ya que conducir con neumáticos gastados con poca banda de rodadura restante no es seguro y puede dejarte varado a un lado de la carretera. 

Si te estás preparando para comprar ruedas nuevas, sigue nuestra guía paso a paso para descubrir cómo elegir neumáticos que funcionen en tu automóvil, que se adapten a tu estilo de conducción y que no implique gastar todo tu dinero.

¿Dónde comprar neumáticos?

Hay muchos lugares para comprar neumáticos de automóvil, y cada uno tiene aspectos positivos y negativos. Sin embargo, las ruedas que se venden online son a menudo más baratas que los neumáticos que se venden en un gara.

Comprar neumáticos en línea puede ahorrarte una cantidad significativa de dinero y te permite pedir los neumáticos exactos que desees. Eso es especialmente cierto si estás buscando tamaños o tipos de neumáticos poco comunes, que es poco probable que se encuentren en stock en tiendas o distribuidores de neumáticos locales.

Para obtener neumáticos nuevos de forma rápida y barata, es posible que debas renunciar a la compra de marcas o tipos específicos. Si deseas algo único, probablemente tendrás que esperar un poco y pagar más. Nuestra recomendación es que antes de aceptar cualquier oferta de neumáticos, debes consultar las reseñas en línea, especialmente de los propietarios del mismo vehículo para el que estás comprando tus neumáticos. 

Elige el tipo de neumático correcto

Seleccionar los neumáticos correctos es más que encontrar algunos que se ajusten y golpearlos en tu viaje. Debes observar los requisitos mínimos de tu vehículo, pensar en cómo conduces, tus expectativas para la vida útil de los neumáticos, el clima donde conduces la mayor parte de tu tiempo y las superficies por las que viajas.

Tus neumáticos hacen más que simplemente soportar el peso de tu automóvil. Se espera que brinden tracción cuando necesite ponerse en marcha, permitan que el automóvil gire con confianza y tengan el máximo agarre cuando frene. Tienen que hacer todo eso en condiciones secas o húmedas, sin hacer demasiado ruido ni afectar el ahorro de combustible.

La mayoría de los automóviles de pasajeros convencionales vienen de fábrica con algún tipo de neumáticos para todas las estaciones. Algunos modelos de rendimiento están equipados con neumáticos de verano, que no tienen mucho agarre en clima húmedo y tienen un rendimiento aún peor en clima invernal. Ten en cuenta las condiciones climáticas típicas en las que conduces para evitar elegir neumáticos que pongan en peligro tu seguridad. 

¿Cómo encontrarlos?

Puedes desperdiciar mucho dinero colocando los neumáticos incorrectos en tu vehículo. Si estás conduciendo un Toyota Prius, probablemente no quieras ni necesites neumáticos de verano de alto rendimiento y costosos. Del mismo modo, si posees un Porsche 911, la instalación de neumáticos de turismo de larga duración matará el potencial de manejo de tu automóvil.

Es mejor ser un poco prudente al cambiar de un tipo de neumático a otro. Los fabricantes de automóviles generalmente hacen un buen trabajo al hacer coincidir los neumáticos que instalan en la fábrica con la ingeniería del automóvil. Si tienes dudas sobre qué neumáticos comprar, el mismo tipo de rueda que se instaló originalmente en su vehículo es una opción segura.

Para encontrar el tamaño de neumático adecuado, debes consultar el manual del propietario o el cartel en la jamba de la puerta detrás del conductor. Allí hallarás los datos de tamaño y las especificaciones adecuadas para tu vehículo. No mires la pared lateral de tus llantas existentes: es posible que no sean del mismo tamaño que originalmente tenía tu automóvil o camión.

Poner el neumático del tamaño correcto en tu coche asegura que el velocímetro será preciso, se colocarán las cargas adecuadas en la transmisión y otros componentes de la línea de transmisión, y no rozarán la suspensión o partes de la carrocería.

Ten en cuenta los “extras”

Al comprar neumáticos, algunos “extras” costosos pueden convertirse en una sorpresa no deseada. Algunos son necesarios; algunos no lo son. Tendrás que pagar los gastos de instalación, las tarifas de eliminación de tus neumáticos viejos, los impuestos y el costo de los vástagos de neumáticos nuevos (que deben reemplazarse cuando compra neumáticos nuevos).

Mantén tus neumáticos

Ahora que tienes neumáticos nuevos, debes cuidarlos bien. Eso significa observar la presión de las llantas y, ocasionalmente, inspeccionarlas en busca de desgaste desigual, daños en las paredes laterales o perforaciones que pueden convertirse en fugas y dejarte varado.

Encontrar el tamaño y las características adecuadas para los neumáticos de tu vehículo es tu garantía de que no tendrás inconvenientes a la hora de emprender un viaje o de conducir en tu vida diaria. ¡Toma estos consejos y encuentra las ruedas ideales para ti sin gastar todo tu dinero!