Seguridad Vial

Más de 14.000 conductores perdieron el carné en 13 años

  • Desde que se implantó el modelo han sido sancionados 472.138 conductores en Sevilla

Dos agentes de la Guardia Civil de Tráfico, a pie de carretera. Dos agentes de la Guardia Civil de Tráfico, a pie de carretera.

Dos agentes de la Guardia Civil de Tráfico, a pie de carretera. / d. s.

Un total de 14.709 conductores sevillanos han perdido el carné de conducir, al quedarse sin la totalidad de los puntos, desde que se instauró este modelo en España, el 1 de julio de 2006. De esos más de 14.000 conductores que agotaron todo el saldo de puntos, 13.432 son hombres, lo que representa el 91,31%, mientras que en estos trece años que han transcurrido sólo han perdido el carné 1.277 mujeres (el 8,69% restante).

Según las estadísticas facilitadas por la Jefatura Provincial de Tráfico, el año pasado fueron 856 las personas que se quedaron sin permiso y que, por lo tanto, están obligadas a realizar los cursos para la recuperación de los puntos. Fueron 760 hombres los que perdieron el carné, frente a 96 mujeres.

El año pasado fueron retirados un total de 120.846 puntos a los conductores en la provincia de Sevilla, una cifra que supone un descenso del 14,22% con respecto a los 140.881 puntos detraídos en el año 2018. Estos 120.846 puntos se corresponde con las 38.513 sanciones impuestas a un total de 35.938 conductores.

Desde que se implantó el sistema del carné por puntos, el 1 de julio de 2006, han sido 472.138 los conductores multados en la provincia de Sevilla, a los que se ha castigado con 726.737 sanciones que, a su vez, han supuesto la retirada de 2.243.556 puntos.

En cuanto a las sanciones, se ha producido un descenso del 11,19%, puesto que las multas han caído de las 43.369 registradas en el año 2018 a las 38.513 del año pasado, lo que supone 4.856 multas menos en un año.

En una proporción similar ha bajado el número de conductores sancionados, puesto que en 2018 fueron 40.067 frente a los 35.938 contabilizados en 2019 (4.129 conductores menos). Esto supone que el número de sancionados se sitúa a los niveles que se contabilizaron en el año 2017, cuando hubo 35.717 sancionados, y muy por debajo de los 42.474 conductores multados hace seis años, en 2015.

Desde el punto de vista estadístico, el año 2015 ha sido el más negro para los conductores sevillanos de los últimos cuatro años, puesto que esos 42.474 conductores sancionados recibieron un total de 45.884 multas de tráfico y estas sanciones se tradujeron en la pérdida de 147.740 puntos del carné, lo que supone 26.894 puntos más retirados con respecto a 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios