Sevilla

El consumo de agua en julio confirma la tendencia a la baja a pesar del calor

  • Los sevillanos consumieron un 0,75% menos que el mismo mes de 2008 · La ciudad concluyó el primer semestre del año con un descenso del 2,3% pese al arranque de verano más caluroso desde 1983

Comentarios 15

Ni el arranque de verano más caluroso desde 1983, ni la ola de calor que marcó la última semana de julio han provocado subidas en el consumo de agua. Las estadísticas de la empresa metropolitana de aguas (Emasesa) revelan que el pasado julio ha continuado, aunque levemente, la tendencia a la baja en el consumo. La capital y los municipios a los que abastece la compañía metropolitana consumieron un 0,75% menos que en julio de 2008. Hasta en 18 jornadas de julio de este año se empleó menos agua que el mismo mes del año anterior. La jornada de mayor consumo fue el día 2 de julio, con 285.750 metros cúbicos. Y el día 10 fue el de menor consumo, con 227.110 metros cúbicos. Julio tuvo hasta cinco días por encima de los 40 grados y trece jornadas con máximas entre 37 y 39 grados.

En el mes de junio bajó el consumo respecto a mayo en un 2,8%. Se registraron 17 jornadas con menor consumo que en junio de 2008. El balance del primer semestre del año refleja que el consumo se redujo un 2,3% menos que en el mismo periodo del año anterior. Los técnicos de Emasesa justifican la bajada progresiva del consumo de los últimos años en las reiteradas campañas de concienciación para fomentar el uso racional de un recurso escaso, en la mejora de las tecnologías que reducen las fugas y en las políticas de ahorro, como la instalación de contadores individuales.

Estos resultados favorables en la gestión del agua tienen también efectos negativos, pues inciden lógicamente en la facturación de la empresa, que se reduce de tal forma que obliga a tomar decisiones para reajustar los números. De hecho, una comisión de expertos de Emasesa estudia una más que posible subida de las tarifas con vistas a 2010. Se trata de compensar tanto la bajada en el consumo doméstico como el hostelero e industrial. Respecto a este último, es de un 12% causado sin duda por el contexto de crisis económica y financiera. Emasesa asegura en cualquier caso el mantenimiento de las bonificaciones en las tarifas de los sectores más necesitados y anuncia que no menguará el nivel de inversiones previsto, a pesar de que una rebaja en este campo podría ser suficiente para compensar la caída en la facturación y garantizar las ganancias mínima.

El reequilibrio de las cuentas de la empresa sólo pasa por el incremento tarifario o por la diversificación en otras líneas de negocio. Esta última vía, de hecho, es la que ya explota la compañía con la comercialización de energía renovable o de agua embotellada en tiendas especializadas con sabor a azahar y cítricos.

Emasesa proyecta también para 2010 la inclusión de un cuarto canon en la factura del agua para financiar el traslado de la depuradora de San Jerónimo a las instalaciones de la empresa junto a La Algaba, en la antigua estación de reciclaje. Esta operación está valorada en cien millones de euros, una cantidad que sería financiada con la inclusión del nuevo canon en un período de facturación de veinte años. Este sistema de financiación, por ejemplo, es el que se ha seguido con la nueva estación de La Ranilla. En cualquier caso, la Agencia Andaluza del Agua, de la Junta de Andalucía, tendrá que aprobar el canon. En los terrenos de la actual depuradora de San Jerónimo, de cerca de 13 hectáreas, irán promociones de pisos de VPO.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios