Educación

Las AMPA públicas de Sevilla no participarán en las instrucciones de fin de curso por ser una "pantomima"

  • Acusa a la Junta de tomar una decisión "unilateral" y de no buscar el consenso

Imagen de archivo de una clase de Primaria en un colegio público. Imagen de archivo de una clase de Primaria en un colegio público.

Imagen de archivo de una clase de Primaria en un colegio público. / D. S.

Una "pantomima". Así califica la federación de AMPA públicas de Sevilla, Fampa Nueva Escuela, el proceso abierto por la Consejería de Educación y Deporte para que los agentes que integran la comunidad educativa andaluza realicen aportaciones al borrador de las instrucciones para el final del curso escolar, condicionado por el estado de alarma decretado a raíz de la pandemia del Covid-19. 

La federación que representa a los padres de los alumnos, dirigida desde hace dos años por la plataforma Escuelas de Calor, considera que con este trámite el departamento que dirige Javier Imbroda desea "dar realidad de consenso a decisiones que, sin embargo, se adoptan de manera unilateral y en contra de los criterios de la comunidad educativa".

Fampa Nueva Escuela recuerda que ya tomó esta postura cuando se presentó el proyecto de refuerzo estival el curso pasado, un programa que se reeditará ese año de nuevo en julio, y que ha sido igualmente rechazado por la federación de AMPA públicas. 

La Codapa sí lo valora

Desde este colectivo se critica que en el borrador -cuyo contenido dio a conocer ayer este periódico- "no se ven reflejados los aspectos fundamentales exigidos por las familias". Una opinión que, sin embargo, contrasta por la expresada por la confederación de AMPA públicas a nivel andaluz (Codapa), que valora de forma positiva que la Junta mantenga la línea establecida por el Gobierno en la última Conferencia Sectorial de Educación, por la que se facilita, en las actuales circunstancias, la promoción de curso y que la repetición sea una medida "excepcional".

También aplaude que la evaluación global se base en los resultados de los dos primeros trimestres y que el tercero sólo sirva para mejorar la nota media. No obstante, advierten del peligro que supone para la igualdad de condiciones que ciertos criterios se dejen al "arbitrio" de los centros educativos y exigen más medidas para los alumnos con necesidades educativas especiales. 

Sin apenas tiempo

De igual modo -y en eso sí coincide con la federación sevillana de AMPA públicas- critica que el escaso margen de tiempo concedido para participar en al redacción de estas instrucciones.

Fampa Nueva Escuela no precisa en su comunicado cuáles son esos "aspectos fundamentales" que no se incluyen en el mencionado borrador. Defienden que las aportaciones que procedan de la federación deben realizarse en una mesa sectorial, "en igualdad de condiciones", y mediante el órgano "de máxima representación", los consejos escolares que, en su opinión, se han convertido en entes "decorativos" desde que comenzó esta legislatura andaluza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios