Sevilla

El coronavirus deja ya 11 muertos en la residencia Domusvi Alcalá de Guadaíra

  • La Junta sólo ha notificado tres fallecimientos y los contagios entre los mayores se acercan a los 70

Acceso principal a la residencia Domusvi de Alcalá de Guadaíra. Acceso principal a la residencia Domusvi de Alcalá de Guadaíra.

Acceso principal a la residencia Domusvi de Alcalá de Guadaíra.

El foco de la residencia de mayores Domusvi Alcalá de Guadaíra se ha convertido en el de mayor letalidad en las provincia de Sevilla en esta segunda oleada de coronavirus. El número de víctimas mortales en el centro supera ya la decena, 11, según fuentes del propio centro, pese a que la Consejería de Salud y Familias apenas ha informado de tres. Los positivos confirmados por las fuentes oficiales hablan de 69 mayores contagiados y 23 trabajadores, algunos de ellos ya recuperados y con PCR negativa. 

El Gobierno andaluz medicalizó las instalaciones hace justo dos semanas, el pasado 15 de octubre, quince días después de declararse un brote y cuando en el centro se contabilizaban 42 residentes contagiados, 12 trabajadores y se habían producido dos fallecimientos. Sin embargo, y pese a esta medida, el virus ha causado estragos en un grupo de población muy vulnerable y las fallecimientos siguen un constante goteo, día tras día. La cifra total ya asciende a 10 y los contagios rozan los 70.

Desde la Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM) llevan varias semanas alertando de la "poca efectividad" de la sectorización y medicalización de las residencias. Su presidente, Martín Durán, ha utilizado como ejemplo, precisamente, este centro de Alcalá de Guadaíra para poner en evidencia cómo los contagios entre los mayores no se frenan porque el SAS asuma la gestión médica de los centros afectados.

La Federación insiste en la necesidad de evacuar a los mayores contagiados como "única solución" para que el virus no se propague dentro de una residencia. Igualmente, añade que, cuando se procede a sectorizar una residencia por contagios se aíslan a todos los residentes, a los contagiados y a los sanos, con "las consecuencias terribles a efectos tanto físicos como cognitivos que supone confinar en una habitación a una o dos personas sanas aisladas durante el tiempo que dure el contagio en el centro".

"En el caso de la Residencia Domusvi dura ya 29 días y aún no ha terminado. Se suspenden también todas las actividades. En caso de optar por la evacuación este aislamiento no es necesario y las actividades siguen su curso normal con lo que ello supone de bienestar para la salud de los residentes", advierte Durán.

Por otro lado, insisten desde FOAM, "es necesario hacer pruebas PCR o de antígenos según corresponda de manera recurrente al menos semanalmente a residentes y trabajadores para la rápida detección del virus y proceder lo antes posible a la evacuación de los contagiados". "Tampoco nos cansaremos de reclamar el suministro a las residencias por parte de la Junta de los equipos de protección adecuados para los trabajadores", afirma su presidente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios