Sevilla

La cara y la cruz del Covid en Sevilla: de El Madroño, sin casos desde marzo, a los más de 40 municipios con las tasas disparadas

  • Sólo queda en la provincia un pueblo sin presencia del coronavirus en estos casi ocho meses de pandemia

  • Más de una docena de localidades cuentan con restricciones

El Madroño El Madroño

El Madroño / Antonio Pizarro

El coronavirus sigue extendiéndose por todos los rincones de la provincia de Sevilla con mayor fuerza que en la primera oleada de contagios. El mapa del Covid-19 en algunos municipios está dando señales muy preocupantes con tasas disparadas, que han llevado a las autoridades andaluzas a empezar a hablar de “tercera ola”, mucho más agresiva que las dos previas. Cribados masivos, restricciones y confinamientos son las principales medidas con las que la Junta de Andalucía persigue rebajar el impacto de un virus que a día de hoy afecta al 93,5% de las localidades sevillanas. Pero, ¿cuál es la cara y la cruz de la pandemia en la provincia?

El mapa del Covid en Sevilla muestra que actualmente hay siete pueblos con el contador de contagios a cero en los últimos 14 días (Alanís, Alcolea del Río, El Garrobo, El Madroño, El Pedroso, La Puebla de los Infantes y San Nicolás del Puerto). Por contra, hay nueve municipios en los que la tasa de contagio, según los positivos confirmados en los últimos 14 días, sobrepasa el millar de casos por cien mil habitantes, al borde de los 4.000 en el caso de Pedrera (3.985,4). Son los casos de Écija (1.324,2), Estepa (1.567,4), Gilena (1.770,9), Lantejuela (1.861,6), Lora de Estepa (1.276,1), Castilleja de Guzmán (1.169,8), Castilblanco de los Arroyos (1.110,2) y El Palmar de Troya (1.538,5).

Hay una peculiaridad más, con apenas 278 habitantes, El Madroño es el único pueblo inmune al coronavirus en pleno repunte de contagios y casi ocho meses después de que se decretara la pandemia sanitaria. Es el pueblo más pequeño de la provincia y, además, matiza el alcalde, Antonio López, el más envejecido, por lo que la llegada del virus podría causar “estragos”.

En la primera oleada del virus fueron hasta diecisiete las localidades en las que el Covid-19 no llegó a hacer acto de presencia (La Campana, El Coronil, Lantejuela, Los Molares, Badolatosa, La Puebla de los Infantes, Guadalcanal, Pruna, El Palmar de Troya, Aguadulce, El Real de la Jara, Almadén de la Plata, Algámitas, El Garrobo, Castilleja del Campo y San Nicolás del Puerto), algunas de ellas fuertemente afectadas en esta nueva etapa de contagios y con medidas restrictivas como en Badolatosa.

Hasta la llegada de este mes, seguían siendo cinco los pueblos libres de Covid en Sevilla, pero ha sido en los últimos días cuando se conocieron los primeros casos positivos entre estas últimas localidades ajenas al virus. Son los casos de La Puebla de los Infantes, Castilleja del Campo, Almadén de la Plata y Pruna.

A día de hoy, hay quien cree que lo del El Madroño es cuestión de suerte, otros de prudencia entre sus ciudadanos y el alcalde, a estas dos hipótesis, suma otra clave: la “dispersión de la población”. “Que sigamos inmunes al virus se debe a un cúmulo de cosas. Acompaña que somos el pueblo más pequeño de la provincia y que tenemos una dispersión tremenda porque somos cinco núcleos de población y, además, los vecinos lo están haciendo bien. También el hecho de que seamos el pueblo más envejecido de la provincia hace que la gente respete más, tiene un poco de miedo, y, hombre, algo también ha tenido que ver la suerte”, añade el regidor, que advierte de que, desde después del estado de alarma, el pueblo se llena cada fin de semana de motoristas y ciclistas. “Eso no nos ayuda mucho, pero contra eso no puedo yo hacer nada”, destaca.

Parques precintados en el municipio de El Madroño. Parques precintados en el municipio de El Madroño.

Parques precintados en el municipio de El Madroño. / Antonio Pizarro

En cuanto a las medidas que ha tomado el Ayuntamiento y que han ayudado a evitar la llegada del Covid destacan la desinfección completa del pueblo. Destaca el alcalde que, además, se ha mantenido los aforos limitados en las actividades organizadas y se han mantenido cerrados los parques, tanto infantiles como de adultos, hasta que se ha podido contar con personal suficiente para llevar a cabo su limpieza diaria. López añade, por contra, que en verano se "arriesgó" a abrir la piscina municipal y "ha sido todo un éxito, sin problema alguno". 

Respecto a las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno con el toque de queda, el alcalde se muestra "encantado" y no cree que supongan problemas a la hostelería al tratar de un pueblo "tan pequeño" en el que, asegura, "no suele haber gente por la calle en esta época del año más allá de la once de la noche".

"Lo que va a pasar de aquí en adelante no se sabe y somos conscientes de que, por un lado o por otro, nos va a llegar y que será cuestión de tiempo, pero mientras tanto, seguimos resistiendo", concluye el primer edil. 

El Madroño es el único municipio inmune al virus desde el pasado marzo cuando el coronavirus empezara a extenderse por la provincia, pero en la primera ola fueron hasta diecisiete las localidades en las que el Covid-19 no llegó a hacer acto de presencia (La Campana, El Coronil, Lantejuela, Los Molares, Badolatosa, La Puebla de los Infantes, Guadalcanal, Pruna, El Palmar de Troya, Aguadulce, El Real de la Jara, Almadén de la Plata, Algámitas, El Garrobo, Castilleja del Campo y San Nicolás del Puerto), algunas de ellas fuertemente afectadas en esta nueva etapa de contagios y con medidas restrictivas para intentar frenar el virus como el caso de Badolatosa.

En el otro lado de la balanza están las localidades que han superado la tasa de 500 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y donde la extensión del virus se encuentra en pleno apogeo con los positivos disparados en la última semana. La mayoría de estos municipios pertenecen al distrito sanitario Este, donde la incidencia media acumulada alcanza los 976,3 casos, y al que pertenecen la mayoría de municipios con restricciones, incluidos los dos actualmente confinados: Pedrera y Écija.

En total son 41 las localidades con la incidencia por encima del tope marcado por la Junta para el establecimiento de medidas de contención. Se trata de 12 pertenecientes al distrito sanitario Aljarafe (Benacazón, Bormujos, Carrión de los Céspedes, Castilleja de Guzmán, Coria del Río, Huevar del Aljarafe, Olivares, Pilas, Santiponce, Umbrete, Valencina de la Concepción y Villanueva del Ariscal), 17 a la zona Este (Aguadulce, Algámitas, Badolatosa, Fuentes de Andalucía, Herrera, Marchena, Marinaleda, Martín de la Jara, Osuna, La Roda de Andalucía, El Saucejo, Écija, Estepa, Gilena, Lantejuela, Lora de Estepa y Pedrera), siete al área sanitaria Sur (Las Cabezas, El Coronil, Montellano, Los Palacios y Villafranca, Paradas, Utrera y El Palmar de Troya) y cinco en el Norte de la provincia (Alcalá del Río, La Algaba, Cantillana, El Viso del Alcor y Castilblanco de los Arroyos).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios