Coronavirus Sevilla Espadas pide incluir al aeropuerto entre los seleccionados para recibir tráfico internacional

  • El alcalde argumenta que San Pablo cumple con todos los requisitos para sumarse a la lista de cinco aeródromos donde figura el de Málaga-Costa del Sol

  • La Junta se suma a la petición enviando otro escrito al considerar el asunto clave para Andalucía

Un avión en las inmediaciones del aeropuerto Sevilla-San Pablo, en una imagen de archivo. Un avión en las inmediaciones del aeropuerto Sevilla-San Pablo, en una imagen de archivo.

Un avión en las inmediaciones del aeropuerto Sevilla-San Pablo, en una imagen de archivo. / José Manuel Vidal /EFE

Reclamación conjunta del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, al Gobierno central. Ambos han solicitado este viernes por escrito que se incluya al Aeropuerto de San Pablo entre los autorizados a recibir vuelos internacionales. Las carta han sido enviadas al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ávalos,  tras publicarse una orden ministerial en la que se designa a cinco aeropuertos en toda España con capacidad de recibir a los viajeros procedentes de los vuelos internacionales para un mejor control de pasajeros durante la pandemia.

Según recoge el Boletín Oficial del Estado (BOE), los aeródromos designados son el de Málaga-Costa del Sol, Barcelona-El Prat, Gran Canaria, Madrid-Barajas y Palma de Mallorca. Éstos son los únicos puntos que el Gobierno considera que tienen capacidad de atención a esta emergencia de Salud Pública. La decisión choca con la intención del gobierno municipal de relanzar al sector turístico con la ayuda de la recuperación de las conexiones aéreas, claves para este cometido.  

Por ello, Espadas ha argumentado en su escrito que el aeropuerto de Sevilla está perfectamente preparado para recibir vuelos fuera del territorio nacional durante esta crisis por varios motivos. El alcalde, que también se había dirigido a la Junta de Andalucía, esgrime una serie de aspectos que refuerzan los logros y mejoras registradas en Sevilla en los últimos años. Por un lado, el alcalde recuerda que la infraestructura actual del terminal permite la separación de flujos de salidas y llegadas, que es un requisito fundamental exigido por la Comisión Europea para el tratamiento de este tipo de vuelos. Ya en la última crisis sanitaria del ébola, San Pablo se equipó para tratar este tipo de vuelos con un local permanente para Sanidad Exterior y protocolos de actuación con el equipo sanitario.

A Espadas le sorprende que se haya incluido el aeropuerto malagueño y no el de Sevilla, pues Sanidad Exterior ha reforzado el número de sanitarios trayendo sus equipos de Huelva a Sevilla para poder atender vuelos fuera de España, teniendo una dotación superior al aeropuerto de la Costa del Sol. Además, los hospitales de referencia en Andalucía están en la capital hispalense.

Hay otro aspecto que desde la Alcaldía de Sevilla se destaca y que se resolverá el lunes, cuando Málaga entre en fase 1: hasta entonces es una provincia en fase 0 y hay una población andaluza en la zona occidental de 4 millones de personas que no podrían desplazarse hasta dicho aeropuerto, al no permitirse la movilidad entre provincias.

Por último, el alcalde apunta que Sevilla tiene el centro de mantenimiento de aeronaves de Ryanair más importante de España y el segundo de Europa, al igual que la fábrica de AIBUS del A400M y el C295. Estas limitaciones que impone el BOE de este viernes tendrán graves implicaciones para la industria aeronáutica andaluza, pues estas aeronaves no podrían volar.

Estos mismos argumentos son compartidos por el consejero Aguirre, que apunta al Gobierno que en el aeropuerto de Sevilla las circunstancias han variado ostensiblemente en los últimos tiempos y que la inclusión en la lista de aeródromos que recibirán tráfico internacional es un asunto clave para toda Andalucía. 

Planes para el despegue

El Aeropuerto de Sevilla es uno de los pocos de España que no se ha paralizado por completo desde el inicio del estado de alarma. La actividad ha caído drásticamente pero, al margen del tráfico de mercancías, a diario han operado algunos vuelos de pasajeros, algo testimonial. En concreto, los números de abril reflejan un total de 2.085 viajeros, lo que supone un 99,7% menos que en el mismo periodo del año anterior.

En el mejor de los escenarios, el Aeropuerto de Sevilla no superará los tres millones de pasajeros en 2020, lo que supone una drástica caída de unas cifras que se habían consagrado en los últimos años como las mejores de la historia de esta instalación. No obstante, desde el sector y el Ayuntamiento de Sevilla se trabaja con optimismo en un plan local para impulsar esta instalación que parte con ventajas y que se confía que lidere la recuperación del tráfico en Andalucía, en la creencia de que los vuelos nacionales se reiniciarán antes y Sevilla ahí cuenta con un claro liderazgo y la alianza de compañías como Vueling y Ryanair.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios