Sevilla

El cribado de cáncer de mama detecta más de mil tumores en la provincia

En Andalucía se diagnostican cada año unos 3.300 nuevos casos de cáncer de mama, con un porcentaje de curación cercano al 90% si se diagnostica de forma precoz, según datos de la Consejería de Igualdad, Salud y Servicios Sociales. La Junta de Andalucía puso en marcha en 1995 el Programa de Detección Precoz de Cáncer de mama, que consiste en la realización de mamografías cada dos años a toda la población femenina entre los 50 y 69 años.

De cada mil mujeres que se hacen una mamografía de cribado, 50 son citadas para hacerse nuevos estudios que pueden ser invasivos o no, según la propia Junta de Andalucía. Pero sólo a cuatro de ellas se le diagnostica un cáncer de mama. Por el programa han pasado desde que se puso en marcha y hasta 2013, inclusive, 909.729 mujeres, 194.900 sólo en Sevilla. Y, en la provincia, ha detectado 1.079 tumores.

La tasa de mortalidad ha dejado de ser un indicador válido para estudiar la incidencia de esta patología. No obstante, según el estudio presentado recientemente por el Centro Nacional de Epidemiología, se aprecia cómo a lo largo de las dos últimas décadas ha ido creciendo la tasa de mortalidad en Andalucía Occidental, con Huelva a la cabeza con respecto al resto del país, seguido de Cádiz y Sevilla. De este modo, se ha pasado de focos muy salteados en los mapas de estas provincias con fecha de 1989 a ser una preocupación real a partir de 2004. Estos datos comenzaron a descender en 2012 nuevamente. Así, según datos del Instituto de Salud Carlos III, en Sevilla fallecieron 248 mujeres por cáncer de mama frente a las 273 de 2011.

"Que la tasa de mortalidad descienda no significa que también disminuya la incidencia de esta patología", aclara Luis Cueto, jefe del servicio de Radiología del Hospital Virgen Macarena. "Sí es cierto que cada vez los diagnósticos son más precoces. Las mamografías permiten ver los primeros síntomas del tumor, como son las microcalcificaciones, algo que no se ve ni en las resonancias magnéticas ni en las ecografías. Esto alerta al radiólogo, que deriva al paciente de forma inmediata al hospital", apunta el doctor, que trabaja en la sanidad pública desde hace más de 30 años. "Ya apenas vemos los llamados tumores clásicos, es decir, en un estado avanzado". Los tratamientos para hacer frente a esta enfermedad también han avanzado notablemente en los últimos años, tal como explica el radiólogo, "sobre todo la quimioterapia".

Al programa de detección precoz de cáncer de cérvix, que consiste en la realización de una citología cada tres años y está dirigido a mujeres de 25 a 65 años, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales puso en marcha el pasado mes de junio un cribado de cáncer de colon y recto. En él participan 4.070 personas del área de referencia del centro de salud de Mairena del Alcor. El objetivo de esta nueva media es reducir la mortalidad de este tipo de tumor en Andalucía. En 2013 se registraron en la comunidad unos 5.700 casos nuevos.

La prueba de cribado consiste en un test que verifica la presencia de sangre en las heces. Se trata de una prueba sencilla e indolora. Si el test es positivo, se completa el estudio con la realización de una colonoscopia. El Hospital Virgen del Rocío analiza en sus laboratorios las pruebas de sangre oculta en las heces, mientras que el Hospital de Valme es el centro de referencia para las consultas del Aparato Digestivo y la realización de colonoscopias en el caso de que sea necesario.

Tras seis meses de prueba, el sistema se pondrá en marcha de forma progresiva en las ocho provincias andaluzas. Una vez extendido en su totalidad, la Junta prevé que de él se podrán beneficiar hasta 1,6 millones de personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios