Salud

El déficit de médicos afecta ya de manera “grave” a las Urgencias

  • El Sindicato Médico de Sevilla advierte de un verano “muy duro” en los hospitales

Protesta del Satse en las Urgencias del Hospital Virgen del Rocío, donde el sindicato ha denunciado durante años de las deficiencias, en imagen de archivo. Protesta del Satse en las Urgencias del Hospital Virgen del Rocío, donde el sindicato ha denunciado durante años de las deficiencias, en imagen de archivo.

Protesta del Satse en las Urgencias del Hospital Virgen del Rocío, donde el sindicato ha denunciado durante años de las deficiencias, en imagen de archivo. / Juan Carlos Vázquez

El déficit de médicos de familia dispuestos a aceptar las condiciones laborales en las Urgencias hospitalarias afecta ya de manera “grave” a este servicio sanitario esencial, pese al plan de verano anunciado por el SAS por el que se prevén 3.573 contrataciones para cubrir las vacaciones del personal sanitario en Sevilla.

Las contrataciones autorizadas por el SAS, que están pendientes de ejecución, están ideadas para cubrir las ausencias del personal sanitario en el SAS en todos los centros de salud y hospitales, en todas las categorías en cada provincia.

El volumen de contratos anunciados ha disminuido en dos de las zonas más pobladas de Sevilla: En el Aljarafe la reducción de contratos respecto a 2018 es del 7%; y en el Distrito Sanitario Norte, la disminución de contratos este verano alcanza al 23%.

Más allá de l volumen total de contratos, el Sindicato Médico advierte que ya el año pasado el SAS no encontró a médicos suficientes para cubrir todos los contratos que se autorizaron. La falta de profesionales dispuestos a aceptar las condiciones que ofrece el SAS afectará especialmente a las Urgencias, y a los centros de salud, tanto en Medicina Familiar como en Pediatría de Atención Primaria.

En el plan de verano de 2018 el SAS autorizó contratar a 1.269 profesionales para cubrir ausencias de facultativos en Sevilla, pero sólo logró adjudicar 897 puestos de trabajo. Es decir, 372 contratos ofertados el pasado verano para médicos no fueron cubiertos por falta de candidatos disponibles.

“Las condiciones de trabajo penosas y la precariedad de los contratos ha provocado una destacable fuga de médicos a la sanidad privada, a otros países y a otras comunidades. Los contratos continúan siendo precarios. Ahora los médicos de familia prefieren aceptar puestos en los centros de salud, y huyen de las Urgencias hospitalarias”, advierte Rafael Ojeda, presidente del Sindicato Médico de Sevilla.

Ejemplo de ello es el resultado de una reciente convocatoria del SAS por acto único a través de bolsa: de 66 plazas ofertadas en Sevilla para cubrir puestos estructurales en la Atención Primaria, sólo se ha cubierto una plaza. “Esto refleja que los médicos no están dispuestos a aceptar la precariedad de los contratos ofertados”, asevera Ojeda. Esta convocatoria, que aspira a cubrir 66 puestos estructurales hasta diciembre, se ha quedado sin candidatos. “Si ni siquiera se cubren estos puestos ¿cómo se pretende cubrir los dos meses de verano”, cuestiona el portavoz sindical.

Especialmente “duro” se espera este verano en las Urgencias de los hospitales. “Estos servicios son un polvorín. Los médicos en Urgencias, que la inmensa mayoría son de familia, están quemados por la sobrecarga de trabajo y por condiciones laborales especialmente duras. Son los peor remunerados pese a la penosidad de las Urgencias”, añade.

Parte de la plantilla de facultativos en las Urgencias hospitalarias han sido informados por sus superiores de que, ante el posible déficit de candidatos para cubrir las ausencias, este verano sólo podrán disfrutar de 15 días de vacaciones. A esto se añade las infraestructuras obsoletas que, en especial, afectan a las Urgencias del Hospital General Virgen del Rocío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios