Universidad
  • Las salidas laborales que ofrecen las carreras relacionadas con las ciencias, las tecnologías y las ingenierías mantienen en auge el interés por estudiarlas

  • Las matriculaciones en la Facultad de Matemáticas de la US aumentan casi un 10% en un solo curso

  • En Edificación la subida ha sido del 70%, pese a no agotarse la oferta

Se dispara la demanda por las STEM en la US

Reciben el nombre de STEM por sus siglas en inglés y comprenden las enseñanzas relacionadas con las ciencias, las tecnologías, las ingenierías y las matemáticas. Engloban, por tanto, la adquisición de conocimientos para perfiles con alta tasa de inserción en un mercado laboral cada vez más globalizado. Los últimos años muchos expertos han alertado sobre la caída en la demanda de las carreras relacionadas con dichas disciplinas, una situación de la que, por ahora, se salva Sevilla, donde aún se mantiene el interés por estos aprendizajes, como demuestran los datos más recientes de la Hispalense. 

Procedencia de los estudiantes de la US. Fuente: Anuario Estadístico 202-2021 de la UE. Procedencia  de los estudiantes de la US. Fuente: Anuario Estadístico 202-2021 de la UE.

Procedencia de los estudiantes de la US. Fuente: Anuario Estadístico 202-2021 de la UE. / Dpto. Infografía (sevilla)

El anuario de la Universidad de Sevilla (US), presentado esta semana, no deja lugar a dudas. Los centros de educación superior donde más se ha incrementado la demanda han sido los de Matemáticas y los de Ingeniería de la Edificación, dos de las disciplinas integradas bajo el acrónimo de las STEM. La publicación recoge la evolución de las solicitudes de los estudiantes en un periodo muy concreto, desde el curso 2016/17 al de 2020/21, que estuvo marcado por la pandemia del Covid-19. 

En la Facultad de Matemáticas, el número de matriculaciones con el que arrancaba el ejercicio académico en 2019 era de 190. En septiembre del año pasado dicha cifra subió a 207, un 8,95% más. Si la diferencia se establece con el inicio del ejercicio académico 2016/17, el aumento se dispara al 16,30%, lo que evidencia el interés por obtener plaza en algunas de las titulaciones que se imparten en dicha facultad, cuya oferta también se ha ampliado en 25 plazas los últimos cursos. 

Reparto por ramas y evolución del alumnado de la US. Fuente: Anuario Estadístico 2020-21 de la US. Reparto por ramas y evolución del alumnado de la US. Fuente: Anuario Estadístico 2020-21 de la US.

Reparto por ramas y evolución del alumnado de la US. Fuente: Anuario Estadístico 2020-21 de la US. / Dpto. Infografía (sevilla)

En la comparativa anual, sin embargo, es la Escuela Técnica de Ingeniería de la Edificación la que registra el mayor repunte. De los 87 matriculados en 2019 a los 147 del año pasado, lo que equivale a una espectacular subida del 68,97%. Desde 2016 esta cifra es algo menor, del 51,55%. 

Facultad de Matemáticas de la US, en el campus de Reina Mercedes. Facultad de Matemáticas de la US, en el campus de Reina Mercedes.

Facultad de Matemáticas de la US, en el campus de Reina Mercedes. / Juan Carlos Muñoz

¿A qué obedece el interés por estudiar dichas enseñanzas? En el caso de las Matemáticas está más que claro. Las salidas laborales que ofrece esta especialidad son muy numerosas, auspiciadas por el momento actual y venidero, en el que todos los ámbitos de la sociedad están viviendo un profundo proceso de digitalización, acelerado a raíz de la pandemia. Hace escasos meses este periódico se hacía eco del problema que ha generado la alta demanda de las empresas por contar con matemáticos en sus plantillas: faltan profesores que impartan la enseñanza en los institutos. Antes, dicha actividad suponía la principal salida profesional para quienes entraban en la facultad situada en el campus de Reina Mercedes. Ahora se ha abandonado la pizarra y la tiza por un mundo empresarial en el que se perciben buenos salarios y hay oportunidad de ascender laboralmente. 

Pero, sin duda, el incremento más impactante que se ha producido en el anuario se detecta en Ingeniería de la Edificación, una titulación que no deja de sumar adeptos los últimos cursos, debido a su alta inserción laboral: más del 90% de los universitarios que la estudian logran trabajo en el sector inmobiliario. Se trata de una especialización enfocada a basar la construcción de edificios en la ciencia y la tecnología. Quien se gradúe en esta titulación estará capacitado para abarcar todo el proceso, incluyendo la conservación y mantenimiento posteriores, así como la dirección ejecutiva y la investigación necesaria. 

Entre las profesiones que se pueden desarrollar cuando se sale de esta escuela técnica se encuentran la de gestión, consultoría, asesoramiento y supervisión técnica de actividades urbanísticas; la dirección y ejecución material de obras de edificación, que incluyen las técnicas, sistemas, la eficiencia energética, el control económico y la seguridad; la rehabilitación y conservación de edificios; así como disciplinas relacionadas con la investigación, la innovación, la docencia en la construcción y la aplicación de las TIC en su desarrollo. Por tanto, se trata de una especialidad que abre puertas en el sector público (principalmente en las delegaciones de Urbanismo de los ayuntamientos), en la empresa privada y en el ámbito de las I+D+i.

Aula de la Escuela de Ingeniería de la Edificación. Aula de la Escuela de Ingeniería de la Edificación.

Aula de la Escuela de Ingeniería de la Edificación. / D. S.

Debe establecerse, no obstante, una diferencia entre ambas facultades. Si los grados ofertados por la de Matemáticas se sitúan en lo alto de la tabla de las notas de corte para acceder a una de sus plazas, superando todos ellos los 13 puntos; en el caso de Ingeniería de la Edificación resulta suficiente con un 5 en la calificación general del aspirante a estudiarla. Y ello obedece, principalmente, a un factor que no debe olvidarse a la hora de establecer estas notas. En Matemáticas hay más demanda que oferta, mientras que en Edificación, pese al importante aumento de las solicitudes, aún no se cubre el número de puestos que se presenta. El último dato que aporta el anuario de la US así lo refleja: en 2020 se matricularon 147 alumnos para 180 plazas, por lo que quedaron libres 33. Dicha situación se origina porque aún no son demasiado conocidas las posibilidades laborales que alberga esta titulación. 

Ramas de alumnos de posgrado de la US. Ramas de alumnos de posgrado de la US.

Ramas de alumnos de posgrado de la US. / Dpto. Infografía (sevilla)

Respecto a otras ingenierías, en la mayoría de ellas también se producen aumentos de demanda, aunque no tan acusados como en la de Edificación. Quizá el dato más destacado sea el de Agronómica, donde el interés por estudiarla se ha disparado un 5,78%, el tercer mejor dato de esta relación. Debe tenerse en cuenta que quien salga titulado de este centro está capacitado para desarrollar una profesión que agrupa conocimientos de agricultura, ganadería y tecnología. Este ingeniero podrá gestionar la producción animal, la vegetal y cuidar el impacto sobre el medio ambiente, un aspecto muy presente en los planes de estudios y que resulta fundamental en todo lo que concierne hoy día al ámbito agrícola. De hecho, en dicha escuela se oferta un doble grado que incluye Ciencias Ambientales, donde la demanda de matriculación se ha disparado casi un 16%. 

Escuela de Ingenieros en la Isla de la Cartuja. Escuela de Ingenieros en la Isla de la Cartuja.

Escuela de Ingenieros en la Isla de la Cartuja. / Juan Carlos Vázquez

Las principales bajadas en matriculaciones, dentro de las STEM, se han detectado en Arquitectura, con un 1,32% de descenso, y en la Escuela Superior Técnica de Ingenieros, con un -0,23%. No es algo nuevo, sino que confirma la tendencia iniciada hace años y de la que se hizo eco este periódico el curso pasado. Sirva de ejemplo un dato: en cuatro ejercicios el número de graduados en ambos centros había descendido un 30%. Los especialistas consultados explicaban que esta pérdida de interés obedecía a "la escasa valoración salarial" que percibían los que se titulaban en tales especialidades. De hecho, la diferencia en las nóminas con otros países supera el 60%. Pero también esta pequeña bajada puede relacionarse con el surgimiento de más especialidades (como la Edificación) dentro de estos ámbitos del conocimiento. La demanda por seguir estudiando Ingeniería Informática también sigue en aumento (un 1,18% más), algo que sucede de igual forma en la Politécnica Superior (1,72%).

Ahora bien, un dato que no puede pasarse por alto a la hora de analizar las STEM es la escasa presencia femenina en muchas de sus escuelas técnicas. Así ocurre, por ejemplo, en Ingeniería Agronómica, donde las mujeres matriculadas son 262 frente a 626 hombres. O en la de Edificación, en la que las alumnas suponen sólo un 16,5% de las matriculaciones. Algo similar sucede en la Politécnica, donde los varones representan el 72% de sus estudiantes. En la Escuela de Ingeniería esta diferencia es también altamente notoria: 1.105 mujeres frente a 3.386 hombres, más del doble. Sólo en Arquitectura la relación está más igualada (798 alumnos y 790 alumnas).