Sevilla

Dos detenidos en Sevilla por planear el asesinato de un hombre para vengar la muerte de un amigo

Dos detenidos en Sevilla por planear el asesinato de un hombre para vengar la muerte de un amigo

La Policía Nacional ha detenido a dos personas por, supuestamente, urdir un plan para asesinar a un hombre, al que acusaban de haber matado a otro, para lo que los arrestados eligieron a un tercero entre los amigos del fallecido para así vengar su muerte, facilitándole una pistola y amenazándole de muerte a él y a su familia si no realizaba el encargo.

La Policía ha confirmado que uno de los detenidos es el presunto cerebro del plan, y en el registro de su vivienda, los agentes se han incautado de tres kilos de heroína, un dispositivo de descargas eléctricas, cuatro placas emblemas y tres chalecos de la Guardia Civil.

Los detenidos, a los que se les imputan los delitos de proposición para el asesinato, amenazas graves, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y contra la seguridad vial, han pasado a disposición de la Autoridad Judicial quien ha decretado el ingreso en prisión para ambos.

Los hechos se remontan al pasado mes de mayo, cuando un hombre resultó gravemente herido tras recibir una paliza en la barriada de Madre de Dios, en Sevilla capital. El agredido sufrió una parada cardiorrespiratoria y fue salvado por un policía que le practicó una maniobra de reanimación cardiopulmonar. Posteriormente, fue trasladado al hospital, donde permaneció ingresado hasta su fallecimiento, dos semanas más tarde, debido a la gravedad de las lesiones sufridas.

Esta investigación, liderada por el Grupo de Homicidios de Sevilla, ha permitido la detención, en julio, de uno de los presuntos autores de esa agresión, con resultado de muerte, y la identificación de otros dos. La investigación continuaba abierta cuando, ese mismo mes de julio, los agentes del Grupo de Atracos averiguan que una persona había recibido el encargo de matar a un hombre. Para ello, le habían proporcionado una pistola. A pesar de las amenazas de muerte que recibió si no ejecutaba el plan, decide no seguir adelante con el encargo.

La persona a la que tenía que matar era el presunto autor de la muerte ocurrida en el mes de mayo de una brutal paliza. Fue elegido para materializar el asesinato porque era amigo del fallecido y de este modo le obligaban a vengar su muerte.

Las diferentes diligencias y la línea de investigación centrada en la identificación de las personas que habían planeado el crimen dan sus frutos a pesar de su complejidad, ya que el cabecilla es un completo desconocido por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Sin embargo, por parte de las autoridades francesas, sí le constan numerosos antecedentes. Esta persona desarrollaba su vida en la barriada de los Pajaritos, pero pernoctaba en la Algaba, en un domicilio del que ni su círculo más cercano tenía conocimiento, y realizaba numerosas maniobras de contravigilancias para evitar ser detectado por la Policía.

El 19 de octubre, más de 40 policías nacionales realizan dos asaltos de manera simultánea en dos domicilios. Dos personas son detenidas y, en una de las viviendas, se intervienen tres kilos de heroína, un dispositivo de descargas eléctricas, cuatro placas emblema y tres chalecos de la Guardia Civil. Estos objetos intervenidos indican que los arrestados podrían estar relacionados con atracos a narcotraficantes, haciéndose pasar por miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, modus operandi conocido como 'vuelco'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios