Día Mundial de Glaucoma Expertos de Quirónsalud Sagrado Corazón apuestan por la cirugía mínimamente invasiva para frenar el progreso del glaucoma

  • Consideran que se trata de una enfermedad que en la mayoría de los casos está "infradiagnosticada" porque al principio cursa sin síntomas

El doctor Javier Serrano en la última reunión anual del Glaucoma celebrada antes de la pandemia junto al  jefe de Servicio de oftalmología de Quirónsalud Sagrado Corazón, Francisco Marín Leal.

El doctor Javier Serrano en la última reunión anual del Glaucoma celebrada antes de la pandemia junto al jefe de Servicio de oftalmología de Quirónsalud Sagrado Corazón, Francisco Marín Leal. / M. G.

La prevalencia universal del glaucoma se sitúa entre un 0,5 y un 2 por ciento en pacientes mayores de 40 años, subiendo hasta un 7 o un 8 por ciento en pacientes mayores de 80 años. En el caso de Andalucía, la prevalencia se estima en un 3 por ciento de la población en la franja de edad comprendida entre los 40 y los 80 años, según informa el hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla en una nota de prensa.

En este sentido, existen diversos tratamientos orientados a frenar la enfermedad siendo la cirugía de glaucoma mínimamente invasiva (MIGS) "una de las principales armas" para frenar el progreso de la enfermedad. El glaucoma crónico simple es una enfermedad ocular que produce la afectación del nervio óptico de forma progresiva y en ambos ojos, suele estar asociada a un aumento de la presión intraocular (PIO).

De este modo, produce una reducción progresiva del campo visual y en su fase inicial sólo puede ser diagnosticada por un oftalmólogo. Así, el doctor Javier Serrano, coordinador de la Unidad de Glaucoma del citado centro hospitalario, ha explicado que se trata de una enfermedad que en la mayoría de los casos "está infradiagnosticada porque no produce dolor, su síntoma es la pérdida progresiva de visión por lo que no se le da importancia hasta que ya la enfermedad está avanzada". El especialista ha advertido que esta enfermedad no tiene cura, los tratamientos van dirigidos a frenarla pero el paciente no recupera la visión perdida, por ello incide en "la importancia del diagnóstico precoz, el seguimiento y tratamiento adecuados".

En cuanto a los tratamientos, el doctor Serrano ha apuntado que, actualmente, los más esperanzadores para frenar el avance de la enfermedad son la cirugía MIGSy, en segundo término, los nuevos softwares de las OTC (Tomografía de Coherencia Óptica).

En el campo de la cirugía, el doctor ha avanzado que se han desarrollado implantes para asegurar el control de la PIO, con bajo riesgo de complicaciones y un postoperatorio cómodo que han revolucionado la cirugía del glaucoma, "sus máximos exponentes son la XEN, "que se realiza en nuestro centro de forma habitual desde hace años con excelentes resultados", que consiste en la colocación de un pequeño implante de colágeno -de 6 mm de longitud- "dentro del ojo para facilitar la salida de humor acuoso desde el interior del ojo al espacio subconjuntival con la finalidad de reducir la presión intraocular".

Por otro lado, se encuentra el implante i-stent, "que está indicado para el glaucoma de ángulo abierto de leve a moderado, que aumenta la capacidad del ojo para drenar líquido, y por tanto reducir la PIO". En la actualidad, "se están realizando avances significativos tanto en el diagnóstico del glaucoma, mediante el desarrollo de analizadores de progresión en los nuevos campímetros y desarrollo de software sofisticados de última generación en las OCT, como en el tratamiento, con el desarrollo de nuevas moléculas de hipotensores sin conservantes de gran potencia y notable tolerabilidad", ha añadido el doctor.

Estas herramientas permiten un mejor y más precoz diagnóstico de la enfermedad, así como evaluar el empeoramiento, permitiendo al especialista determinar un abordaje quirúrgico temprana mejorando el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes, concluye la nota de prensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios