Empleo El Ayuntamiento de Sevilla oferta más de 280 puestos de trabajo

Docuserie '¿Dónde está Marta?

Los dos juicios del caso Marta del Castillo

El portal de Marta del Castillo, en el documental de Paula Cons '¿Dónde está Marta?'

El portal de Marta del Castillo, en el documental de Paula Cons '¿Dónde está Marta?' / Netflix

Los juicios del caso Marta del Castillo, incluidos en el documental de Paula Cons ¿Dónde está Marta? (estreno el 5 de noviembre en Netflix), no sólo no aportan demasiada luz, sino que añaden más incertidumbre.

El del Cuco se salda con una condena mínima por encubrimiento (los cuatro mayores de edad se acogieron en ese juicio a su derecho a no declarar) y el de los cuatro adultos procesados deja sucesivas declaraciones autoexculpatorias (ni Francisco Javier Delgado, ni Samuel Benítez, ni María García Mendaro ni el Cuco sabían nada y si dijeron anteriormente que lo sabían fue por presiones policiales) y el reconocimiento de Miguel Carcaño, ante el tribunal, de que la mayoría de lo que había dicho hasta entonces era mentira.

El asesino confeso vuelve a la versión inicial del cenicero, con el Cuco apareciendo entonces por el piso y Carcaño diciéndole que llamase a Samuel Benítez; que no hubo violación, que su hermano ni siquiera estaba allí y que fueron sus dos amigos los que se llevaron el cuerpo de Marta.

En el juicio se plantearon dudas sobre la coartada de Delgado, hermano de Carcaño, y sobre las llamadas de la familia y amigos a los acusados y al móvil de la víctima y entre los acusados, pero nada de ello pasó de la mera sospecha: Carcaño fue condenado a 20 años de cárcel por asesinato y el resto de acusados fueron absueltos por falta de pruebas.

Dos sentencias contradictorias

La entonces fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, que antes del juicio (como se le recuerda en la docuserie) aseguró que había pruebas para condenar con garantías a todos los implicados, manifiesta en la obra de Cons su conformidad con la sentencia, que muestra "una verdad jurídica clara": que Marta del Castillo fue asesinada.

El problema es que las dos sentencias, la del menor y la de los adultos, muestran dos verdades jurídicas diferentes y contradictorias. En la segunda, consta en el apartado de hechos probados que Carcaño hizo desaparecer el cuerpo con el Cuco y "un tercero desconocido". En la primera, la del menor, a ese tercero el juez le pone nombre: Francisco Javier Delgado.

Aún más versiones

La sentencia no supuso el fin de las versiones de Carcaño sobre qué había ocurrido. En abril de 2013 plantearía una más: la mató Delgado y Carcaño le ayudaba a preparar el cuerpo para deshacerse de él cuando apareció el Cuco y juntos lo colocan en la silla de ruedas para llevárselo en el coche de la ex mujer de Delgado hasta la finca de Majaloba (también se buscó ahí, también sin éxito).

Y aún quedaría una más, ya en 2017, después de la famosa prueba neurológica P300 y de la sesión de hipnosis: la versión en la que sale a relucir el conflicto con su hermano por la hipoteca del piso de León XIII.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios