Sevilla

El juez encarcela a José Jonathan por la fuga y le imputa tres delitos

  • Uno de los disparos de la Policía le alcanzó en la rabadilla tras saltarse el control.

Comentarios 9

El juez de Instrucción 18 envió el domingo a prisión a José Jonathan V. A. por la espectacular persecución que mantuvo con la Policía la tarde del pasado viernes. El juez imputa tres delitos a este hombre, conocido porque fue la víctima de la paliza propinada por el hijo de Ortega Cano y sus amigos a la salida de un club de alterne. Los tres cargos que aprecia el magistrado en su conducta son los siguientes: delito contra la seguridad vial, atentado a agente de la autoridad y lesiones. 

Tras su detención, la Policía llegó a imputarle también el delito de homicidio, ya que consideraba que intentó atropellar con intención de matar a los agentes que realizaban un control preventivo en las Tres Mil Viviendas. José Jonathan, quien ya protagonizara una fuga similar hace tres años, se saltó el control y fue detenido poco después en Bellavista, tras embestir un todoterreno de la Policía y causar heridas a tres agentes. 

El abogado Manuel Manzaneque, que representa a José Jonathan V. A., explicó ayer a este periódico que el joven ha explicado que "no se cree" lo que le ha pasado y no recordaba los hechos porque "había bebido" y además perdió la consciencia tras recibir un impacto de un disparo que atravesó el coche y le alcanzó en la rabadilla. 

El letrado añadió que el joven "se arrepiente" de lo ocurrido, no porque él haya acabado en prisión, sino por la posibilidad de que hubiera causado "alguna lesión a algún policía" de los que intervino en su persecución. Manzaneque afirmó que, nada más ingresar en prisión, se ha apuntado a la Unidad Terapéutica Educacional (UTE) más severa que hay en prisión para intentar superar su problema de adicciones. José Jonathan "asume su culpa" y es consciente de que "ha arruinado su vida y la de su familia, llegando a afirmar que el tiro tenía que haberle dado en la cabeza", sostiene su defensor. 

Se refería así a uno de los dos disparos que efectuó uno de los agentes contra el vehículo, al ver que trataba de atropellar a dos de sus compañeros. En la persecución participaron agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local. Finalmente fue detenido por policías del Grupo de Motos y de la Unidad de Prevención y Respuesta (UPR), conocidos como los Rayos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios