Sevilla

La última de José Jonathan

  • La víctima de la paliza del hijo de Ortega Cano protagoniza una espectacular persecución con la Policía Intentó atropellar a varios agentes, uno de los cuales tuvo que disparar

Comentarios 17

La víctima de la agresión del hijo de Ortega Cano y sus amigos, José Jonathan V. A., protagonizó el viernes por la tarde una persecución de película en la que trató de atropellar a varios policías que le dieron el alto en un control en las Tres Mil Viviendas. Uno de los agentes llegó a realizar dos disparos, uno de los cuales impactó junto a una de las ruedas traseras del coche, para impedir que arrollara a dos de sus compañeros.

Finalmente fue detenido en Bellavista después de que embistiera por el camino a varios vehículos de la Policía Nacional y causara heridas de distinta consideración a tres agentes. Los policías tuvieron que emplear la fuerza para reducirlo y detenerlo, por lo que a la hora de cierre de esta edición permanece hospitalizado bajo custodia policial.

Los hechos ocurrieron sobre las ocho menos cuarto de la tarde del viernes. Poco antes, a las siete y veinte, se había establecido un control conjunto entre las policías Local y Nacional en las Tres Mil Viviendas, en la calle Orfebre Cayetano González, un servicio rutinario de los que se suelen hacer cada semana contra el tráfico de drogas y armas. El policía que seleccionaba los vehículos que paraban en el control dio el alto al Skoda Octavia que conducía José Jonathan, que en principio hizo ademán de detenerse sin llegar a hacerlo por completo.

Según confirmó ayer a este periódico un portavoz de la Policía, cuando el agente le ordenó que se detuviera, José Jonathan metió primera y dio un acelerón, obligando al policía a echarse a un lado para no ser atropellado. Derribó conos y señales del control y siguió adelante hacia el lugar donde había otros dos agentes, que también tuvieron que esquivarlo. El primero de los policías disparó dos veces hacia una de las ruedas del coche para impedir que el conductor atropellara a sus dos compañeros. Tras esto, el sospechoso cambió de dirección y se metió en sentido contrario por José Sebastián Bandarán, donde atropelló a un motorista de la Policía. Después salió a la carretera de Su Eminencia, a la que se incorporó saltándose un stop y obligando a varios vehículos a derrapar.

Siguió la marcha a toda velocidad hacia Heliópolis, llegando a circular en dirección contraria en algunos tramos de la carretera y saltándose todos los semáforos. Al llegar a la glorieta Plus Ultra giró hacia Bellavista. Hasta llegar a este barrio circuló en ocasiones por encima de la acera y del carril bici. A la altura del cruce con la carretera que va al Cortijo de Cuarto le habían colocado una barrera de coches de policía. Giró hacia esta vía y allí embistió a toda velocidad a un todoterreno de la Policía, que acababa de salir del cuartel de Cortijo de Cuarto para interceptarlo. La fuerza del impacto hizo que el coche de la Policía volcara y dañara otros tres vehículos aparcados.

Con el morro del Skoda completamente destrozado, José Jonathan ya no pudo continuar la fuga. Fue detenido, no sin oponer resistencia. En su poder llevaba una papelina de droga. Se le imputan varios delitos: homicidio por el intento de atropello a los policías, contra la seguridad vial, daños, desobediencia y resistencia a la autoridad. José Jonathan, de 30 años, tiene cinco detenciones anteriores, dos de ellas por delitos contra la seguridad vial. Una de ellas es del año 2011, cuando protagonizó otra huida de película desde la avenida de Kansas City hasta La Puebla del Río. Conducía entonces bajo los efectos del alcohol y de las drogas y la persecución acabó con una colisión múltiple con varios patrulleros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios