Sevilla

El espectacular cambio de bombillas en la torre de Isla Mágica

  • La empresa sevillana Opra Obras y Proyectos ha sido la encargada de este trabajo vertical

Un trabajador de Opra durante el cambio de bombillas en Isla Mágica Un trabajador de Opra durante el cambio de bombillas en Isla Mágica

Un trabajador de Opra durante el cambio de bombillas en Isla Mágica / Rafa Villarán

La atracción El Desafío de Isla Mágica ha sustituido su iluminación en los últimos días. Se trata de una torre de 68 metros que utiliza el parque temático sevillano para realizar una emocionante caída libre. La empresa Opra Obras y Proyectos, con sede en el barrio de El Plantinar, ha sido la encargada del cambio de las bombillas de señalización de la estructura. La torre tiene un sistema de seguridad y cuenta con cuatro bombillas que se van relevando cada vez que se funde una. Cuando la tercera se funde, se procede a hacer el cambio de todas.

La complicación de este trabajo vertical, tal como cuenta Juan Antonio García, uno de los propietarios de la compañía, fue acceder a la cumbre. Para ello, tuvieron que abrir una trampilla en la cúpula de la torre para superar las tres bolas con una escalera y luego trepar al mástil con técnicas de escalada para tener la máxima seguridad. Una maniobra complicada que hizo el propio Juan Antonio, que es monitor formador por la Asociación Nacional de Empresas de Trabajos Verticales (Anetva). Algunos curiosos viandantes se percataron de la operación y observaron desde las inmediaciones de la torre, cercana al puente de la Barqueta, los trabajos de los operario de la empresa sevillana.

El Desafío de Isla Mágica. El Desafío de Isla Mágica.

El Desafío de Isla Mágica. / Isla Mágica

El Desafío, una de las atracciones más llamativas y espectaculares del parque situado en la Isla de la Cartuja desde 1997, dispone de seis modos distintos de funcionamiento que van cambiando a lo largo del día. Esto permite que sea una atracción apta para toda la familia, con diferentes intensidades que van desde el modo panorámico hasta el modo pojo, sólo apto para los más aventureros. Su altura valió el pasado año para formar parte de un circuito de rescates junto a la Torre Schindler o el Pabellón Once. Fue para una competición internacional de equipos de rescate y salvamento que se celebró en Sevilla y a la que acudieron 13 selecciones que reunieron a más de 150 profesionales que participaron en el Rescue Great Day.

Tanto para aquella competición, disputada el julio de 2019, como para este trabajo vertical las medidas de seguridad han tenido que ser extremas. La labor vertical entraña evidentes peligros y los sistemas de seguridad y sujeción deben estar en perfecto estado. A ello se le suma la situación actual, que aumenta las medidas a llevar a cabo, o el viento, enemigo habitual de los trabajadores en altura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios