Turismo

La estancia media de los viajeros en Sevilla supera los dos días

  • El Ayuntamiento prevé que 2018 haya cerrado con incremento de viajeros superior al 3%

  • Los alojamientos en hoteles superan a los de los apartamentos turísticos

Cola de visitantes para acceder al Alcázar. Cola de visitantes para acceder al Alcázar.

Cola de visitantes para acceder al Alcázar. / Manuel Gómez

Comentarios 0

Viento en popa a toda vela. La frase de Espronceda podría titular los últimos datos turísticos aportados por el Ayuntamiento de Sevilla. Entre ellos, el más destacable por ser un objetivo perseguido por los distintos gobiernos locales es el de la permanencia en la capital andaluza. Hasta noviembre de 2018 la estancia media de los visitantes se consolidó por encima de los dos días, una cifra que lleva aparejada el incremento de las pernoctaciones y, por tanto, de los ingresos

El balance de los primeros 11 meses del año pasado confirman el buen momento que atraviesa un sector estratégico en la economía sevillana. Todos los indicadores continúan al alza. El primero de ellos concierne a los alojamientos. Durante este periodo los hoteles y apartamentos alojaron a 2.776.944 viajeros, un 3,27% más que entre enero y noviembre de 2017. En esta información hay que destacar el auge del turismo extranjero, cuya presencia en las calles de la capital andaluza se incrementó un 2,5%. 

Las pernoctaciones también fueron a más. Registraron una subida del 7,26%, según el informe elaborado por el Centro de Gestión Integral de Datos del Consorcio de Turismo, que revela que los visitantes siguen prefiriendo los hoteles a los pisos turísticos a la hora de viajar a Sevilla. Dicha tendencia se demuestra en el reparto porcentual: 88,12% frente al 11,88% en número de viajeros y 86,87% frente al 13,33% en las pernoctaciones. Esta diferencia, según fuentes municipales, avala los nuevos proyectos de hoteles de cuatro y cinco estrellas que hay contemplados en la ciudad. 

Uno de los logros de 2018 ha sido la alta ocupación registrada todos los meses del año, incluso en verano

Pero, sin duda, el dato más interesante que se extrae del balance es el hecho de que el crecimiento de las pernoctaciones duplique al conseguido por la cifra de viajeros (un 7,26% frente al 3,27%). Esto demuestra que Sevilla ha dejado de ser una ciudad de paso y que cada vez son más las agencias y turistas que lo eligen como destino único de sus vacaciones, objetivo para el que ha sido indispensable dar a conocer la amplia oferta patrimonial, cultural, de ocio y gastronómica que atesora la capital andaluza, más allá del enclave monumental conformado por la Catedral, la Giralda y el Alcázar.

Este logro tiene dos efectos muy positivos para el sector, como explicó ayer el delegado de Turismo, Antonio Muñoz. Por un lado, el alto grado de ocupación que se registra todo el año. Sirva de ejemplo lo ocurrido en noviembre. La ocupación media en los hoteles durante ese mes fue del 79,21% y en los apartamentos turísticos, del 69,43%. 

El segundo efecto positivo concierne al tiempo medio de estancia. Hasta hace poco era difícil que un visitante permaneciera más de un día en la ciudad. Ahora está más de dos jornadas, un periodo que se ha consolidado durante el pasado ejercicio. 

Grupo de visitantes saliendo del Patio de Banderas. Grupo de visitantes saliendo del Patio de Banderas.

Grupo de visitantes saliendo del Patio de Banderas. / Juan Carlos Vázquez

Respecto al turismo internacional, los franceses son los que más visitan Sevilla (con un aumento interanual del 8,2%), seguidos de los estadounidenses (+3,66%), italianos (+4%), británicos (+13,37%) y alemanes (+9,37%). Destaca el especial incremento de los viajeros procedentes del Reino Unido, una subida que Muñoz atribuye al "especial esfuerzo" desplegado por el Consorcio de Turismo el año pasado y a que Sevilla acogiera en octubre la cumbre de la asociación de agencias de viajes británicas ABTA. Sus turistas fueron tras los belgas los que más tiempo permanecieron en la capital andaluza, con una estancia media de 2,73 días.

Ante tales cifras, desde el Ayuntamiento hispalense se baraja que 2018 haya superado las previsiones iniciales sobre el incremento de viajeros, fijado en un 3%. La ocupación media del pasado rondará el 75% y lo que es más importante, el ejercicio que acaba de terminar ha servido -en palabras de Muñoz- para quitarse el "sambenito del calor", pues julio y agosto han sido meses importantes para el turismo en Sevilla. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios