Polémicas La entrevista de Jesús Quintero a José Mª García que le costó el veto en TVE

el asesinato de marta

Un fallo que no es el final

  • El Alto Tribunal dará a conocer esta semana la sentencia, con uno o dos votos particulares Todo apunta a que no se mantendrá lo establecido en la Audiencia.

Un fallo que no será el final del caso. La sentencia que esta semana dará a conocer el Tribunal Supremo por el asesinato de Marta del Castillo dejará abierta una causa que, de otro lado, sigue sin cerrarse al faltar uno de los principales elementos del delito: el cuerpo de Marta.

Después de casi tres meses -la vista de los recursos se celebró el 7 de noviembre pasado-, el Tribunal Supremo no ha llegado a una unanimidad en la sentencia y, de hecho, el fallo contará con al menos uno o incluso dos votos particulares, lo que demuestra la división de la Sala Segunda en este asunto. El debate jurídico entre los magistrados sobre si debía repetirse el juicio ha sido intenso hasta llegar a la resolución que se conocerá a partir de este lunes. El padre de Marta, Antonio del Castillo, llegó a hablar incluso de "una guerra interna" en el Supremo por esta decisión.

Algunas fuentes jurídicas apuntan a que en principio los magistrados se plantearon realmente la posibilidad de acceder al planteamiento de la Fiscalía y de los padres de Marta para que se repitiera la vista oral. De hecho, en el último mes el Supremo ha dictado otras dos sentencias en las que ha ordenado que vuelva a enjuiciarse a los acusados.

De esa reflexión inicial se habría pasado a la que fijará finalmente la sentencia y que según las fuentes ha llevado a descartar la repetición, que los padres de Marta habían pedido que se llevara a cabo ante un jurado popular. El voto o los votos particulares se posicionarían, en principio, a favor de las tesis de las acusaciones.

La repetición del juicio planteaba otros inconvenientes como la excarcelación del asesino confeso, que tendría que salir de prisión en el caso de que se anulara la sentencia y se ordenara repetir el juicio. El primero de ellos es la salida de Miguel Carcaño de la cárcel de Morón, aunque el padre de Marta ya había declarado que no se oponía a la misma si el objetivo era "hacer Justicia".

Lo que sí está claro es que, sin la repetición del juicio, la condena de los otros tres acusados es imposible, algo que ya advirtió la propia Fiscalía en su recurso de casación y que está en la base de la petición de la nulidad de la sentencia y la celebración de una nueva vista oral. La jurisprudencia del Supremo viene señalando a este respecto que para proceder a agravar la situación de un acusado la propia Sala tiene que darle la posibilidad de oírle nuevamente, algo que no ha ocurrido en este caso porque ninguno de los imputados fueron citados a la vista de los recursos.

El sentir mayoritario de la Sala Segunda del Supremo, compuesta por cinco magistrados, habría decidido avalar, aunque por un estrecho margen, a los jueces de la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, con todas las aparentes contradicciones denunciadas por las acusaciones en sus recursos, en los que consideran además que este tribunal realizó una incorrecta valoración de las pruebas y eso les llevó a dictar una sentencia "gravemente errónea y arbitraria".

La Audiencia sólo condenó a Miguel Carcaño a 20 años de cárcel por un delito de asesinato y absolvió al resto de los acusados -el hermano, Javier Delgado, su novia, María García, y al que fuera amigo íntimo Samuel Benítez- de los delitos de encubrimiento y contra la integridad moral, por haber aumentado el dolor de la familia al no decir dónde está el cuerpo de Marta, de cuya desaparición se cumplieron cuatro años el pasado 24 de enero.

Todo apunta a que, después del debate suscitado, el Supremo no se va limitar a confirmar la condena de Miguel Carcaño, sino que podría elevar su condena en hasta dos años más por el delito contra la integridad moral, por haber desarrollado un "ensañamiento del dolor" de la familia con sus continuos cambios de declaración y no haber revelado el paradero del cuerpo. También podría ser condenado al pago de los 616.319,27 euros que costó la búsqueda del cuerpo, si el tribunal coincide en que este gasto fue "provocado directamente" por Miguel Carcaño con esos cambios de versión.

Sea cual sea finalmente la sentencia y si se descarta la repetición, seguro que ésta no será la última instancia que tenga que pronunciarse sobre el asesinato de Marta del Castillo. La familia está decidida a llevar el caso hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo para que se haga la Justicia que hasta el momento considera que no se ha hecho con su hija.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios