Sevilla

La familia política de Saray Montoya dice que fue ella la que inició la pelea

  • El abogado de la familia asegura que esta mujer no paró de amenazar a sus clientes y quiso agredirlos con unas tijeras 

El abogado de la familia política de Saray Montoya, Ricardo Corzo.

El abogado de la familia política de Saray Montoya, Ricardo Corzo. / M. G.

La familia política de Saray Montoya, la ex concursante de programas como Supervivientes y Gipsy Kings, aseguró este miércoles que fue esta mujer la que inició la pelea que terminó con cuatro mujeres heridas el pasado fin de semana en una vivienda del Cerro del Águila. Saray Montoya recibió catorce puñaladas, mientras que su hija, su madre y una prima resultaron heridas de diversa consideración. 

Desde el hospital y tras salir del mismo, Montoya publicó varios vídeos en las redes sociales acusando de la agresión a la familia de su marido, señalando sobre todo a su suegro y a varios parientes más. Ante esto, la familia política de la víctima ha querido dar su versión de los hechos a través de un comunicado emitido este miércoles por su abogado, Ricardo Corzo. Además de ello, han presentado una denuncia contra Saray Montoya, su marido y su hija más por amenazas, injurias y lesiones.

En la nota de prensa, el letrado asegura que los hechos ocurrieron entre el 29 y el 30 de julio. En primer lugar, el abogado apunta a varias llamadas del marido de Saray a su familia preguntando por su hermana, que se encuentra en la UCI del Hospital Virgen del Rocío. Después de que no se hubiera preocupado por ella durante más de cinco días, el padre le colgó el teléfono y le dijo que no volviera a llamar. 

A raíz de esto, la hija de Saray Montoya mandó varios mensajes a una de sus tías por parte de padre, diciéndole que "no sea tan cagada" y que queden para verse en persona. Además de retarle, le insulta en numerosas ocasiones. El tono sigue subiendo en posteriores mensajes, donde le dicen que la mujer que está en la UCI (hermana de la persona que recibe los mensajes) se va a morir "porque lo estamos pidiendo nosotras". "El día que se muera, lo celebraremos como homenaje a su muerte y a ustedes".

Todo esto ocurre el viernes 30 de julio. El sábado 31, Saray Montoya y su marido llamaron al padre de éste amenazándolo de muerte, según explica el abogado Ricardo Corzo en su comunicado. A las 0:51, Saray telefoneó a otra mujer de su familia política y continuó con las amenazas. La tarde siguiente siguieron las llamadas.

En una de ellas, aseguraban que estaban en la puerta de la casa (de la familia política) "con tijeras para pinchar la puerta de la casa y romper una mosquitera". De ahí se marcharon a otra vivienda, en la que aseguraban que los iban a esperar allí para "ajustarles las cuentas".

Posteriormente, al no encontrar a nadie en una de las casas, se marcharon a casa de una pariente de Saray Montoya en el Cerro del Águila, desde donde volvieron a retar a su familia política. Varios parientes fueron a hablar con ellos, "para no tener más problemas, y cuál sería su sorpresa que salieron (Saray, su hija y al menos tres personas más) con tijeras de costura grandes", con las que presuntamente agredieron a los familiares de su marido. 

El abogado aporta fotos y vídeos de estas lesiones en su denuncia y explica que sufren heridas en el torso, las manos, los dedos y los pies, que tuvieron que salir huyendo del lugar de los hechos y que no han podido ir al médico por temor a salir a la calle.

Esta versión, por tanto, difiere bastante de la aportada por Saray Montoya, que acusó directamente a su suegro y a varios familiares de su marido, de acudir a agredirla a ella, su madre, su hija y una prima con cuchillos y tijeras. Saray recibió 14 puñaladas y el resto de su familia también resultaron heridas y fueron trasladadas al Hospital Virgen del Rocío por el 061.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios