Sevilla

La flota 'galáctica' de la Policía Local de Sevilla no sale a patrullar

  • PP y PSOE se enzarzan en una gresca por los nuevos patrulleros, que aún no han comenzado a prestar servicio

  • La tardanza en la puesta en servicio obliga a los agentes a patrullar con vehículos que ya no cuentan con emisoras

La presentación de los nuevos vehículos de la Policía Local de Sevilla, en imágenes La presentación de los nuevos vehículos de la Policía Local de Sevilla, en imágenes

La presentación de los nuevos vehículos de la Policía Local de Sevilla, en imágenes / Antonio Pizarro

Los nuevos vehículos de la Policía Local de Sevilla, que fueron presentados hace una semana en un acto casi galáctico con luces estroboscópicas, estética de Blade Runner y banda sonora de película épica, siguen sin salir a patrullar por las calles. Por el momento la nueva flota de motos, coches y furgones de la fuerza municipal permanece aparcada en las dependencias policiales, a la espera de que se culminen una serie de flecos como los seguros obligatorios.

El asunto no es sólo una cuestión de fechas, porque es evidente que más tarde o más temprano los coches saldrán a patrullar. No les va a ocurrir como a las diez bicicletas que se compraron hace más de una década para fundar una unidad ciclista, que nunca se llegó a crear y que condenó a las bicicletas al almacenamiento en un garaje de la Jefatura. Con una inversión de 4,2 millones de euros, seguro que los coches van a salir en unos días.

Pero mientras estén parados se plantea un problema de seguridad. A los vehículos antiguos, con los que a día de hoy la Policía sigue trabajando, se les han retirado las emisoras para colocárselas a los nuevos. Es decir, los patrulleros ya no tienen integrado el sistema de comunicaciones del cuerpo.

Esto incumple una normativa andaluza de medios técnicos en los vehículos policiales, que indica la obligatoriedad de que vaya integrada una emisora en los turismos, pero además deja a los policías solos con sus equipos de transmisiones portátiles, que han fallado cientos de veces y siguen haciéndolo a menudo. Y, por si fuera poco, las comunicaciones de la Policía Local tienen una serie de zonas de sombra en las que los equipos no tienen cobertura. 

La historia de los coches no se ha quedado en el plano policial, sino que ha tomado ya un cariz político. El PP denunció este miércoles que la nueva flota está "parada y sin seguro". Como no podía ser de otra manera, el portavoz popular en el Ayuntamiento, Beltrán Pérez, no dejó pasar la ocasión para hacer referencia a la presentación estelar para darle un palo al gobierno. "Espadas se esfuerza por montar un acto de carácter futurista para maquillar los graves problemas de inseguridad que tiene la ciudad y la clamorosa falta de policías. Sin embargo, esos vehículos se encuentran paralizados, sin salir a patrullar y sin un seguro que los proteja, al menos, hasta final de año", explicó Pérez.

Para el PP, esta situación es el fiel reflejo de las políticas de Espadas, "un fracaso camuflado el humo de la propaganda pero con unas profundas carencias que están afectando gravemente a la ciudad, en este caso, en materia de seguridad". Pérez lamenta que "la única realidad es que Espadas terminará su mandato con 400 policías menos y, por desgracia, eso no se va a solucionar con marketing sino con convocatorias de policía en tiempo, cosa que no se ha hecho por parte del gobierno socialista".

Y volvió a tirar de estadística, como ya hizo la semana pasada el mismo día de la presentación galáctica. Según los datos aportados por el propio gobierno socialista a las preguntas del PP, en los ocho años de mandato de Espadas se habrán perdido 384 agentes de la Policía Local. Éstos se dividen en dos tandas. Por un lado, los 143 que resultan de la diferencia entre los 1.131 puestos ocupados a finales de 2015 y los 988 que había en agosto de 2020. Por otro, las 241 jubilaciones que hay previstas de 2020 a 2023. 

"No nos extraña en absoluto que Sevilla se encuentre con la criminalidad disparada, una situación que irá a peor en cuanto los aliados de la delincuencia se percaten que la ciudad se encuentra desprotegida con un gobierno que desmantela sus fuerzas de seguridad tanto en números de agentes como en medios", concluye Pérez, que en esta ocasión no parece haberse mirado las estadísticas de criminalidad, que indican una fuerte caída de la delincuencia durante los nueve primeros meses de 2020. Provocada por el confinamiento y las restricciones anticovid, sí, pero caída al fin y al cabo.

La respuesta del gobierno local tardó bastante menos que la puesta en servicio de los patrulleros. El delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, lamentó que el portavoz del PP esté "instalado en la mentira" y subrayó que la renovación de la flota sigue la planificación y los plazos previstos. "Tal como explicamos, la pasada semana llegaron los primeros vehículos y se presentó la imagen renovada y el nuevo diseño. El proceso de cambio de vehículos estaba previsto que se realizara durante la primera quincena de diciembre para que entraran en servicio con motivo de la segunda fase del plan de Navidad".

La cosa, por tanto, va según lo previsto y "no existe problema alguno relacionado con los seguros de los vehículos, que están incluidos en el contrato de renting". Cabrera insistió en que la oposición hace el "ridículo" al decir que los vehículos adquiridos mediante renting no tienen seguro. "Renovamos toda la flota a través de una ventajosa operación comercial que contiene el gasto y que permite la agilización de tramitaciones cumpliendo los plazos, además de lograr un nuevo diseño que mejora la seguridad e introduce mejoras en los equipamientos", añadió el concejal, que de paso volvió a recordarle a Pérez las plazas de la Policía Local que el PP convocó en los cuatro años de la era de Juan Ignacio Zoido: ninguna.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios