el conflicto del taxi

Un grupo de taxistas retiene a un coche de alquiler en la Barqueta

  • Varios taxis cierran el paso al vehículo y le impiden maniobrar durante una hora, hasta que llegó la Policía Local.

Comentarios 66

Varios taxistas retuvieron la madrugada del lunes en la Barqueta a un coche de alquiler con conductor. Los taxistas colocaron sus vehículos delante y detrás del coche y le impidieron maniobrar. Así permanecieron durante una hora, hasta que llegó la Policía y pidió la documentación al coche, que tenía todo en regla. El responsable de la empresa a la que pertenece el vehículo, que cuenta con una licencia VTC, solicitó a los agentes que tuvieran el mismo celo a la hora de identificar a los taxistas que estaban allí, para luego poder presentar una denuncia en comisaría.

Los hechos ocurrieron sobre las dos menos veinte de la madrugada del lunes en la glorieta Cayetana de Alba, en la Barqueta. En la denuncia presentada ante la Policía Nacional por la empresa propietaria del coche, se explica que el vehículo se dirigía por la calle Torneo, cuando a la altura de la calle Calatrava, se detuvo y el conductor activó las luces de emergencia para recoger a un cliente. En ese momento se le cruzó un taxi por delante que le cerró el paso. Al dar marcha atrás, su vehículo impactó con otro taxi que había detrás y sufrió una fractura en uno de los catadrópticos traseros. El taxista que le había cerrado el paso se dirigió a él en estos términos y así lo recoge la denuncia: "Baja la ventanilla, si no te parto la ventanilla, que sois taxis piratas, te metía ahora mismo". Mientras, el conductor del taxi de detrás grababa la escena en vídeo con su teléfono móvil.

El denunciante llamó a la Policía, mientras que en el lugar de los hechos llegaron a concentrarse hasta doce taxis. Entre las frases que algunos de los profesionales del sector le dirigieron al empleado de la empresa de VTC están las siguientes: "Ilegales". "No podéis hacer este servicio". "Esto se va a convertir en una guerra". Una dotación de la Policía Nacional y otra de la Policía Local se presentaron allí. Los agentes municipales pidieron al conductor del coche con licencia VTC la hoja de ruta, el permiso de conducir, la tarjeta de transporte y el contrato de disposición completa. Todo estaba en regla.

Nada hicieron los policías contra los taxistas que presuntamente bloquearon al vehículo. El incidente acarreó un perjuicio económico y de imagen a la empresa, que no pudo prestar el servicio contratado. El conductor presentó la baja voluntaria ese mismo día.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios