Acercamiento de presos de ETA El hijo de Alberto Jiménez-Becerril: "Cómo me gustaría poder coger un autobús de 12 horas para ir a ver a mis padres"

Lugar donde asesinaron a Alberto Jiménez-Becerril y Ascensión García. Lugar donde asesinaron a Alberto Jiménez-Becerril y Ascensión García.

Lugar donde asesinaron a Alberto Jiménez-Becerril y Ascensión García. / Juan Carlos Muñoz

"Como me gustaría poder coger un autobús, una vez al mes, durante 12h para poder ir a ver a mis padres, pero no, dos seres que hoy han sido acercados a sus familias decidieron acerca de sus vidas". Este contundente mensaje es de Alberto Jiménez-Becerril García, uno de los hijos Alberto Jiménez-Becerril y Ascensión García, el matrimonio asesinado por ETA en 1998 en la calle Don Remondo.

Su mensaje respondía a la opinión irónica de otro usuario, Gerardo Tecé: "Te indigna muchísimo que presos condenados por asesinato puedan estar, como el resto de presos, en cárceles cercanas a su familia. Pero te la pela que los asesinados en cunetas sigan ahí y estás contento con que nadie pise la cárcel por eso". A esto, el hijo del concejal popular también respondió: "Que pena que a algunos les importen más los ASESINOS que dos paisanos inocentes". La respuesta del Jiménez-Becerril hijo parece que surtió efecto, puesto que Tecé borró su mensaje inicial y escribió otro mucho más conciliador en el que afirmaba que lamentó mucho la muerte del matrimonio y acudió a las manifestaciones. Y detalló que su crítica es "a quienes usan a unas víctimas para campañas políticas mientras desprecian a otras".

Ambos mensajes, representativos de dos posiciones enfrentadas en el debate sobre el acercamiento de los presos de ETA, provocaron un reguero de comentarios en las redes sociales. La noticia del traslado de prisiones andaluzas a otras más cercanas a la comunidad vasca, entre los que están dos de los condenados por el asesinato del matrimonio sevillano, unida al apoyo de de Bildu en la aprobación de los presupuestos, ha encendido la discusión. Desde el Parlamento hasta las redes sociales, pasando por los medios de comunicación o la barra de los bares, aunque ahí se haga con restricciones de distancia, aforo y horario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios