Sevilla

La histórica empresa transportista de Cruzcampo deja de ser sevillana

  • Crulogic, que nació como cooperativa de los trabajadores, será controlada por la jiennense Jurado

Un camión de la flota de la empresa Crulogic Un camión de la flota de la empresa Crulogic

Un camión de la flota de la empresa Crulogic / M. G. (Sevilla)

Una empresa de Jaén se ha hecho con la sociedad Crulogic, la histórica transportista de Cruzcampo. La entidad Transportes Jurado controla ya una empresa íntimamente ligada a la actividad de la fábrica más importante de cerveza sevillana desde el año 1973. El concurso de acreedores declarado en su momento ha terminado por adjudicar la empresa a la sociedad de Jaén en detrimento de la oferta de la empresa sevillana Navarro Bernal que perdió fuerza porque asumía todos los puestos de trabajo y el administrador concursal apostó por un ERE, por lo que recomendó la oferta de Jurado.

A última hora el Grupo Logístico Pantoja presentó una oferta mejor pero la retiró porque Heineken ya tenía cerrado un acuerdo con Jurado. Crulogic, por lo tanto, deja de ser sevillana, en un contexto en el que se han producido cambios importantes en Heineken en los últimos meses, como avanzó este periódico.

Esta empresa de transporte y logística, controlada por la Asociación de Trabajadores y Jubilados de la Cruz del Campo, presentó un concurso voluntario de acreedores a finales del pasado junio. En la práctica, Heineken ha operado como el único cliente de la entidad por medio de una relación mercantil como proveedor de servicios de transporte y logística de sus productos terminados.

Crulogic tiene una treintena de camiones y trabaja para Heineken en toda España y también efectúa envíos internacionales. En 2016 comenzaron determinados problemas contables que supusieron los primeros avisos serios de la viabilidad de la empresa. Los sindicatos, caso de UGT, alertaron del uso de vehículos y remolques con deficiencias como no haber pasado los controles oficiales debidos. Se produjeron protestas y paros laborales para exigir a la empresa la regularización de la flota. También comenzó el retraso en el pago de las nóminas de los trabajadores, otra señal determinante para el futuro de la entidad. Heineken en todo momento se ha desligado de Crulogic y se ha limitado a lamentar su situación y ha asegurar el envío de sus productos mediante otras empresas.

Cambios sustanciales en Heineken

Esta importante novedad en la titularidad de Crulogic se produce en un contexto de cambios en la multinacional Heineken. La compañía holandesa apuesta por importantes cambios en España con repercusión en Sevilla. La compañía, que mantiene su principal fábrica en la capital de Andalucía, realiza cambios en dos direcciones generales que hasta ahora estaban ejercidas por profesionales afincados en Sevilla. El holandés Henk Wymenga asume la dirección de Supplay Chain, por lo que se convierte en el responsable directo de la cadena de suministro, que incluye la logística y el servicio al cliente y las fábricas. Hasta ahora esta parcela de producción estaba asignada a dos directores: Juan Candau y Regla Bejarano.

Por otro lado, una sevillana, Carmen Ponce Grass, es la nueva directora de Relaciones Corporativas en sustitución de Marcos Tarancón. Ponce lleva cinco años vinculada a Heineken España, según publica en su perfil profesional en Linkedin. Ha desarrollado tareas de Transformation Office Manager en Madrid y posteriormente ha asumido la Oficina Digital de la compañía. Su especialidad es la inteligencia competitiva, los proyectos estratégicos y la estrategia de digitalización.

Heineken cambió de presidente el pasado 1 de julio de acuerdo con una operación anunciada en marzo. Guillaume Duverdier es el nuevo presidente ejecutivo en España desde el pasado verano en sustitución de Richard Weissend, que fue nombrado director general de Heineken Management Company China (HMC) con efecto también desde el primero de julio.

Con estos cambios en la alta dirección, Heineken España da un paso en su objetivo de alinear su esquema de cargos de España al del resto de los mercados donde opera. La compañía resta importancia al lugar de residencia de los altos directivos al subrayar que éstos se encuentran en continuo movimiento.Heineken inaugurará el próximo mayo la nueva sede de la fundación en la Avenida de la Cruzcampo, un proyecto de ocho millones de euros que incluye diversos atractivos, como una minifábrica de cerveza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios