Sevilla

El Valme incorporará una unidad contra el ictus antes de 2020

  • La Junta iniciará, dentro del Plan de Tele-Ictus, obras en cinco hospitales andaluces para dotarlos de instalaciones orientada a la prevención y asistencia del infarto cerebral.

Fachada del Hospital Universitario Virgen de Valme. Fachada del Hospital Universitario Virgen de Valme.

Fachada del Hospital Universitario Virgen de Valme. / José Ángel García

La Junta de Andalucía trabaja en la ejecución del Plan andaluz de Tele-Ictus que, a través del Centro Andaluz de Tele-Ictus (CATI), activo desde enero, contempla construir nuevas unidades contra el infarto cerebral en cinco hospitales andaluces a lo largo de 2019. Los elegidos, entre los que está el Hospital Universitario Virgen de Valme, son el Hospital Universitario de Jerez y el Hospital Punta Europa (Algeciras), en la provincia de Cádiz, el Hospital Nuevo San Cecilio de Granada y el Hospital Universitario Virgen de la Victoria (Málaga).

El objetivo del proyecto es, según Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familia, que "el 99,9% de la población quede a menos de una hora de un centro donde poder administrar el tratamiento, una vez indicado por un neurólogo vascular, reduciendo esta cifra al 93,5% los que se localizan a menos de media hora". Se prevé que, para 2020, Andalucía tenga "84 camas en las unidades de Ictus, lo que la posicionaría entre las mejores regiones del país y de Europa en la atención a este problema de salud".

Por ahora, se ha logrado la implantación progresiva de un sistema de teleasistencia que permite que el paciente aquejado de ictus sea valorado vía internet por un neurólogo vascular, reciba un diagnóstico y conozca qué tratamiento seguir. Así, el modelo permite pasar "de tener 10 hospitales útiles para la valoración del Ictus agudo a 40 centros útiles con los 30 nuevos centros incorporados al CATI", señala el consejero. Hasta mayo, 120 pacientes se han beneficiado del nuevo sistema.

Prevención, inversión y ahorro

La prevención, "abordable", de la enfermedad es uno de los puntos clave del proyecto. Aguirre explica su intención de "dotar a las distintas provincias con los recursos humanos y materiales en beneficio de los pacientes que sufren esta patología, garantizando su acceso a una atención asistencial completa y de calidad, y disminuyendo la mortalidad y el nivel de dependencia de estos pacientes tras el ictus". Así, se "mejoraría la salud a los andaluces, reduciendo las secuelas que pudieran sufrir, ahorrando en su tratamiento y ser más eficientes".

El Plan de Tele-Ictus ha contado con un presupuesto de 200.000 euros para desplegar el proyecto por hospitales y centros de alta resolución (HARE) seleccionados. Además, su aplicación permitirá un ahorro estimado derivado de la prevención que alcanzaría los "19,8 millones de euros a largo plazo".

Código ictus avanzado

Otra de las medidas que contempla la Junta es aplicar el código ictus, compuesto de avances logísticos y transporte sanitario para mejorar los tiempos actuales. Las "campañas informativas sobre la identificación de un Ictus y cómo actuar en los próximos meses" tendrían un papel fundamental en el plan a desarrollar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios