Sevilla

El incendio de Los Lebreros fue provocado por un huésped

  • La Policía detiene al presunto pirómano. Once personas sufren intoxicaciones por inhalar humo.

Comentarios 11

El huésped de la habitación 1111 del hotel Los Lebreros prendió fuego ayer al colchón de su cuarto después de rociarlo con alcohol y cubrirlo de papeles. El fuego generó una importante cantidad de humo, obligó a desalojar prácticamente todo el hotel y causó heridas leves por intoxicación a once personas. El presunto pirómano fue detenido por la Policía Nacional, que a la hora de cierre de esta edición se encontraba tomándole declaración.

Los hechos ocurrieron sobre las diez y media de la mañana de ayer. En un principio se pensó que el origen del fuego estaba relacionado con unos trabajos de mantenimiento que se estaban llevando a cabo en el undécimo piso del edificio. Toda esta planta fue desalojada rápidamente por los Bomberos, mientras que la mayoría de los trabajadores y clientes del hotel optaron por salir del mismo por su propia voluntad antes de ser desalojados de manera forzosa.

Tras recibir el aviso del 112, los Bomberos del Ayuntamiento de Sevilla accedieron a la planta undécima del inmueble y comenzaron a trabajar en las tareas de extinción del incendio. Una nube de humo blanco salía desde la fachada del hotel y podía verse desde la calle. En el interior, la planta quedó cubierta de humo y hubo once personas que resultaron intoxicadas antes de que pudieran ser desalojadas.

El servicio de emergencias sanitarias del 061 montó un hospital de campaña en la puerta del hotel y atendió a los heridos, todos ellos con intoxicaciones de carácter leve por inhalación de humo. Entre los afectados hay siete trabajadores del hotel, tres huéspedes y un bombero que realizaba las labores de extinción del incendio. Son nueve hombres y dos mujeres, de los que seis tuvieron que ser trasladados a distintos centros hospitalarios, en concreto tres al Virgen del Rocío y otros tres al Virgen Macarena. Ninguno de ellos sufrió lesiones de gravedad.

El centro coordinador de emergencias desplazó a la puerta del hotel tres unidades del 061, un equipo de emergencias sanitarias con médico, enfermero y técnico; un equipo de coordinación avanzada con enfemero y técnicos; y una unidad de soporte vital básico, así como dos ambulancias de urgencias para el traslado de pacientes.

La mayoría de los clientes desalojados pudieron volver a sus habitaciones tres cuartos de hora después del fuego, si bien muchos de los desalojados optaron por permanecer casi toda la mañana fuera. Durante varias horas la Policía trabajó con la idea de que el origen del fuego había estado en unos trabajos de mantenimiento, en una posible chispa que hubiera saltado accidentalmente y prendido el colchón de la habitación 1111.

Sin embargo, el huésped alojado en esta estancia se presentó en la recepción del hotel a las tres de la tarde asegurando que él había sido el causante del incendio y que había prendido fuego al colchón de manera voluntaria. La Policía lo detuvo inmediatamente. Se trata de un joven de 23 años identificado como Antonio M. R., nacido en Barcelona pero vecino de Sevilla y sin antecedentes penales. Pese a que no le constan detenciones, la cadena Meliá informó ayer de que de las palabras del joven se deduce que podría no ser el primer incidente de este tipo que provoca.

La investigación del caso la está llevando el Grupo de Homicidios, que estaba previsto que tomara declaración anoche al presunto pirómano. Nada ha trascendido sobre los motivos que llevaron a este joven a actuar de esta manera, si bien todo apunta a que padece algún tipo de trastorno o enfermedad mental. Posiblemente sea puesto a disposición judicial a lo largo de la jornada de hoy.

El incendio causó un enorme revuelo entre el personal del hotel y los huéspedes del mismo, así como entre los vecinos de Nervión, que ya la noche anterior se habían sobresaltado con el espectacular fuego y las explosiones registradas en la subestación eléctrica situada en el centro comercial Los Arcos apenas doce horas antes. Muchos de ellos incluso habían pasado buena parte de la noche sin luz eléctrica debido a este incendio. Entre los desalojados del hotel están tres de los fichajes del Sevilla para esta temporada: Kevin Gameiro, Nico Pareja y Diogo Figueiras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios