Educación

La Junta defiende la labor de inspección en el transporte escolar de alumnos de Educación Especial

Un grupo de alumnos espera la llegada del bus escolar.

Un grupo de alumnos espera la llegada del bus escolar. / D. S.

La Delegación territorial de Educación y Deporte en Sevilla ha respondido al informe de Fomento en el que confirma que se usaron vehículos sin la debida autorizada para el transporte escolar de alumnos del Colegio de Educación Especial Ángel Riviere, en Sevilla Este.

En este sentido, el departamento que dirige María José Eslava precisa que la Agencia Pública Andaluza de Educación realiza controles documentales de los vehículos utilizados para el transporte escolar, según lo previsto en los pliegos de contratación de este servicio. En caso de detectarse incumplimientos en cualquier punto del programa de trabajo de la empresa, se inician los expedientes sancionadores establecidos en los citados pliegos.

En cuanto a las irregularidades que se mencionan en dicho informe, hay que indicar que para iniciar la prestación del servicio de transporte escolar sólo se exige la solicitud de la autorización específica de transporte regular de uso especial de escolares, que debe conceder Fomento. Posteriormente, en el control documental que se lleva a cabo, se exige a las empresas la presentación de esta autorización ya concedida. En cuanto a la carencia de ITV o de hojas de reclamaciones, son aspectos que también se verifican en dicho control documental.

Eslava ha aseverado que “la Consejería de Educación y Deporte, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación, detectará y penalizará los incumplimientos que puedan producirse en estas rutas, como se hace a nivel general en todo el servicio de transporte escolar en Andalucía.”