Turismo

El mayor crucero de lujo atraca en el Muelle de las Delicias

  • El Ayuntamiento pone en marcha el primer Cecop de Cruceros, que permitirá coordinar los servicios de policías, taxis, transportes urbanos y limpieza.

Comentarios 36

El buque Azamara Journey, un crucero de lujo del grupo naviero Royal Caribbean Cruise y con más de un millar de personas a bordo, ha atracado procedente de Lisboa en el Muelle de las Delicias por una estancia de dos días, tras lo que partirá a Gibraltar a las 23:30, marcando un "paso cualitativo" en este tipo de turismo en la ciudad.

El Puerto de Sevilla informa de que este buque cuenta con el mayor número de pasajeros que ha llegado al muelle de las Delicias, un crucero de 13 días y 12 noches de duración, con salida desde Lisboa el lunes 20 de agosto y llegada a Montecarlo el 1 de septiembre, donde las tarifas por pasajero oscilan entre los 2.800 y los 4.700 euros. Durante estos dos días los pasajeros tendrán ocasión de realizar diversas visitas a la ciudad, visitas monumentales, panorámicas, paseos en coche de caballos o en bicicleta, incluyendo catas de vinos y aceites y espectáculos flamencos.

Ante esta llegada, el Ayuntamiento de Sevilla ha puesto en marcha el primer Cecop de Cruceros, que permite coordinar en el puerto todos los servicios de policía, taxis, transportes urbanos y limpieza, ofreciendo "todas las garantías necesarias a los cruceros que llegan a la ciudad y un compromiso en la calidad en los servicios que se les ofrece", según se detalla desde el Consistorio.

Por ello, el presidente de la Federación de Comercio y Servicios del Centro de Sevilla (Alcentro), Enrique Arias, ha indicado  que es "extraordinariamente positivo" la entrada de este tipo de cruceros, indicando que en ciudades como Barcelona o Málaga se ha comprobado el importante aumentos de ventas que se producen ante la llegada de estos barcos. "Es un mercado que hay que cuidar y potenciarlo, para lo que sería necesario impulsar el dragado del río Guadalquivir", agrega, tras señalar que todo este "esfuerzo" que se ha de realizar quedará "recompensado con actividad económica y puestos de trabajo".

Sin embargo, añade que hay que conseguir que se convierta en algo "cíclico y previsible", desarrollando rutas, ya que "cuando se sepa con certeza cuando desembarcan se posibilita que el empresario realice una planificación de sus necesidades y contrate". "Es una buena noticia, pero ha de ser sólo el inicio", indica Arias, que apuesta por trabajar y finalizar elementos como el muelle de Nueva York o el acuario para "dar mejor servicio a los cruceristas". Además, recuerda que cuando se declare la zona de interés turístico comercial, se les podrá atender a estos turistas "lleguen cando llegue". Arias agrega que en este contexto "todos los sevillanos tienen que prestar la mejor atención posible", mencionando no sólo a los comercios, sino también a los bares y a los sevillanos en general.

A este crucero de lujo se sumará en octubre también el Azamara Quest, ambos de este grupo empresarial noruego-americano, que ofrecen a sus huéspedes experiencias únicas, exóticas, elegantes y sofisticadas, disponiendo de alta cocina, diversas opciones de bienestar y entretenimiento y excursiones especiales.

El Azamara Journey es un barco construido en el año 2000, con una eslora de 180 metros y 28,3 metros de manga, con once cubiertas y 42 suites, piscinas, restaurantes y simuladores de golf, que desplaza 30.277 toneladas. El crucero está consignado por la empresa Vapores Suardiaz. "La llegada del buque Azamara representa un paso cualitativo en la llegada a la ciudad de turismo de cruceros, lo que ha sido posible gracias a la nueva Esclusa Puerta del Mar, con lo que se amplían las posibilidades de crecimiento real del negocio de cruceros en el Puerto de Sevilla impulsado por la nueva infraestructura, que ya en 2011 dió muestra de dicho crecimiento con un 29,4% de incremento, alcanzando los 16.058 cruceristas y 57 escalas", agrega el Puerto de Sevilla en una nota.

Además, subraya que esta escala evidencia, asimismo, el interés de los armadores de grandes cruceros y la aptitud del sector turístico de Sevilla para desarrollar y consolidar la vista a la ciudad en escala directa en el Puerto de Sevilla. "El esfuerzo comercial e institucional realizado en los grandes mercados de turismo de cruceros en los últimos años por la Autoridad Portuaria de Sevilla, con la implicación del Patronato de Turismo de Sevilla y Consorcio de Turismo de Sevilla y la colaboración de las asociaciones empresariales de turismo, inicia una nueva senda en el refuerzo y crecimiento del sector turístico de Sevilla", sentencia.

En este marco, el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, valoró en su momento esta llegada, indicando que hay que mejorar el Puerto y los accesos al río para que esto "no sea algo esporádico, sino habitual". Aseguró que es "muy bueno" que Sevilla se incorpore al turismo de grandes cruceros y que debe ser "frecuente" en todas las líneas de los cruceros, "tanto los que vienen por el Mediterráneo como los del Atlántico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios