Sevilla

La Santa Sede reconoce el servicio a la Iglesia de diez fieles sevillanos

  • Han recibido esta mañana las distinciones pontificias y diocesanas de manos del arzobispo, monseñor Asenjo, en el curso de un acto solemne que se ha celebrado en el Salón de los Cuadros del Arzobispado.

El arzobispo, monseñor Asenjo, con los galardonados. El arzobispo, monseñor Asenjo, con los galardonados.

El arzobispo, monseñor Asenjo, con los galardonados. / José Ángel García

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, ha entregado este viernes la medalla Pro Ecclesia et Pontifice a diez laicos de la Iglesia de Sevilla, una distinción que concede directamente el Papa. Los condecorados son Adolfo Vela Rey, Manuel Toledo Zamorano, Antonio Ríos Ramos, Manuel Navarro Palacios, José Moreno Vega, José Antonio Fajardo Romero y Jesús Creagh Álvarez de Toledo, por sus servicios distinguidos a la Iglesia.

Así mismo el Papa Francisco también ha concedido el título de Comendadora de la Orden de San Gregorio Magno a favor de Reyes Muñiz Grijalvo, registradora de la propiedad y con grandes servicios a la Iglesia Diocesana. Ha concedido también el título de Caballero de la Orden de San Gregorio Magno a Rafael Pérez del Puerto Rodríguez, sevillano de origen, consejero delegado de la Cadena COPE y vicepresidente de la misma Cadena. Finalmente, María Navarro ha recibido la medalla Pro Ecclesia Hispalense, tras cincuenta años de servicio desinteresado a la Archidiócesis en el campo de la catequesis.

Semblanzas de los condecorados

Jesús Creagh ha sido el primero en recibir su condecoración. En la presentación se ha destacado su trayectoria cofradiera así como los distintos servicios que ha prestado a la Archidiócesis. “Con grandes dificultades llevó y sigue llevando a buen puerto su cometido”, se ha destacado. José Antonio Fajardo, abogado de profesión y miembro destacado de varias hermandades, ha desempeñado diversas tareas por encargo del arzobispo, “con mucho tino y prudencia”, según ha afirmado Isacio Siguero, secretario general de la Archidiócesis, en el discurso introductorio.

El arzobispo durante su intervención. El arzobispo durante su intervención.

El arzobispo durante su intervención. / José Ángel García

Por su parte, de Manuel Toledo, director del Colegio Diocesano del Corpus Christi y exhermano mayor de la Trinidad, se ha destacado su empeño en las tareas encomendadas en las hermandades y cofradías. También ha resultado especialmente emotiva la entrega de la medalla al que fuera hermano mayor de Los Gitanos, José Moreno, “gitano de raza, católico ferviente y hombre verdad, sin maquillajes ni cosmética”. En la presentación se subrayó su condición de “cofrade ejemplar”, así como su “bondad de corazón y mucha generosidad”.

Manuel Navarro es abogado del Estado y “católico de corazón”, y en su exposición se ha resaltado que “ha servido ejemplarmente a la Iglesia durante muchos años” en diversas instancias diocesanas “aportando siempre su sabiduría y buen juicio”.

No menos esperada ha salido la entrega de la medalla al que fuera hermano mayor del Gran Poder y presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, Antonio Ríos, de quien se ha afirmado que se trata de un “católico ferviente y piadoso”. De su paso por la institución de la calle San Gregorio se ha destacado su estilo -“humildad y buen sentido”- lo que le granjeó “una gran autoridad moral en el mundo cofrade, de la que sigue gozando”.

Monseñor Asenjo con Antonio Ríos. Monseñor Asenjo con Antonio Ríos.

Monseñor Asenjo con Antonio Ríos. / José Ángel García

El mundo cofradiero sevillano también ha estado también representado por Adolfo Vela, exhermano mayor de la Esperanza de Triana y “cristiano cabal”. Actualmente es uno de los voluntarios y responsables de la Cáritas de la parroquia de san Sebastián de Sevilla, y trabaja en varios proyectos parroquiales. Se ha recordado igualmente su aportación desinteresada en diversas encomiendas diocesanas.

Por otra parte, se ha entregado el título de Comendadora de la Orden de San Gregorio Magno Papa a Reyes Muñiz, registradora de la propiedad, “católica comprometida, que ha prestado y sigue prestando grandes servicios a la Archidiócesis como miembro del Consejo de Economía y, desde su especialidad como Registradora, ayudando y asesorando desinteresadamente a la Hermandades, congregaciones religiosas y otras instituciones eclesiales de nuestra Archidiócesis y de otras diócesis andaluzas”.

Agradecimiento del Arzobispo

Por parte de los homenajeados con distinciones pontificias, han intervenido Rafael Pérez del Puerto, Reyes Muñiz y Manuel Navarro, que han agradecido el gesto que el Santo Padre ha tenido con ellos, con la mediación del arzobispo de Sevilla. Monseñor Asenjo ha expresado su “alegría y honor” por todas las concesiones. Ha felicitado a los condecorados y ha hecho hincapié en la extensa hoja de servicios a la Iglesia que avala cada una de las medallas y cruces.

En referencia al título de Caballero de la Orden de San Gregorio Magno Papa concedido a Rafael Pérez del Puerto, “buen cristiano y amigo desde hace muchos años” y actual vicepresidente de la Cadena COPE, monseñor Asenjo ha valorado su aportación a la emisora de la Conferencia Episcopal, junto a Fernando Giménez Barriocanal, presidente de COPE, entre otras personas. “A él se debe en gran parte la buena salud económica de la Cadena”, ha afirmado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios