Sevilla

Media hora de plazo mínimo para precontratar VTC en Sevilla

  • El Ayuntamiento y los taxistas acuerdan proponer a la Junta que establezca la obligación de esperar entre 30 y 60 minutos antes de pedir un Uber y Cabify

Un taxi circula junto a la Catedral. Un taxi circula junto a la Catedral.

Un taxi circula junto a la Catedral. / Juan Carlos Vázquez

El plazo mínimo para precontratar los servicios de Uber y Cabify en Sevilla será de media hora. Esta es la propuesta que el Ayuntamiento hispalense elevará a la Junta de Andalucía en los próximos días, puesto que el gobierno local de Sevilla entiende que es la administración autonómica la que debe establecer un marco regulador común del sector de transporte de viajeros para toda la comunidad andaluza.

El delegado de Movilidad y Seguridad, Juan Carlos Cabrera, ha mantenido este martes una reunión con los representantes de las tres asociaciones mayoritarias del taxi en Sevilla (Unión Sevillana, Solidaridad y Elite). Los taxistas llevaban una serie de propuestas y el Ayuntamiento ha presentado otro documento sobre el que se ha trabajado y llegado a un acuerdo.

Los taxistas y el Consistorio han coincidido en tres puntos. El primero, y clave en el conflicto que desde hace más de un año mantiene el taxi con los VTC en toda España, es el establecimiento de un plazo mínimo de precontratación de los vehículos de alquiler con conductor. Los taxistas pedían que ese tiempo fuera de una hora y el Ayuntamiento se ha mostrado a favor de que sea de entre 30 y 60 minutos.

Será la Junta la que tenga que decidir qué plazo ha de aplicarse en Sevilla, pero en principio todo apunta a que no se podrá funcionar como hasta ahora con las aplicaciones de Uber y Cabify, en las que se podía encargar un viaje casi de manera inmediata.

El segundo punto en el que han estado de acuerdo el Ayuntamiento y los taxistas es en la vuelta a base de los vehículos VTC. Es decir, los coches de Uber y Cabify no podrán estar circulando por la ciudad (salvo que vayan ocupados o de regreso de un servicio) ni aparcados en las inmediaciones de lugares de alta demanda. 

Los taxistas se habían quejado de que los VTC funcionaban como si tuvieran paradas virtuales, con los vehículos aparcados esperando que entrara un servicio a través de la aplicación a escasos metros de una discoteca con mucho público, un estadio en el que se disputara un partido o un lugar en el que se celebrara un concierto.

A partir de ahora, el Consistorio entiende que no sería necesario este modelo, ya que precisarán un mínimo de media hora desde que se contrata hasta que se hace efectivo el servicio, con lo que el conductor tendrá tiempo suficiente para ir desde la base hasta el lugar en el que ha de recoger al viajero.

El tercer punto de acuerdo es la declaración del taxi como servicio de interés general, al hilo de lo establecido en una sentencia del Tribunal Supremo, y que justifica que sea regulado frente a otros servicios análogos como los vehículos de alquiler con conductor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios