Sevilla

El mensaje de una nutria en el puente de la Barqueta

  • El avistamiento de este mamífero acuático en el tramo urbano del río sorprende también a los biólogos 

  • Técnicos del Puerto confirman la presencia de más ejemplares en la zona de la esclusa y otros puntos más alejados del río 

  • ¿Es un indicador de una mejora del hábitat y las condiciones ambientales? 

Nerea Gálvez no daba crédito cuando su cuñado Joaquín Peña logró grabar con su teléfono móvil a una nutria que sorprendieron mientras practicaban pesca deportiva el sábado 9 de enero junto a la Barqueta. Ambos forman parte de Amacarpfishing, un grupo familiar de apasionados de esta actividad, al igual que Antonio García, Víctor Rodríguez y Daniel Mora, que fueron también testigos de un episodio que quisieron compartir por las redes sociales.

Esta observación en este tramo urbano del Guadalquivir no deja de ser un hecho anecdótico que, no obstante, encierra un mensaje optimista e invita a seguir investigando. ¿Por qué estos animales se están acercando a la ciudad? 

Lo más insólito es ver a este mamífero acuático en una zona de alta presión humana, pues las imágenes están grabadas desde debajo del Puente de la Baqueta, en la orilla de Torneo. Y también comprobar cómo la nutria flirtea y casi posa para las cámaras, aun siendo habitualmente un animal huidizo.

Algunos miembros del grupo de pesca Amacarpfishing en la zona donde fue avistada la nutria. Algunos miembros del grupo de pesca Amacarpfishing en la zona donde fue avistada la nutria.

Algunos miembros del grupo de pesca Amacarpfishing en la zona donde fue avistada la nutria. / M. G.

Detalles que incitan a reflexionar, según comenta el catedrático de Biología de la Universidad de Sevilla José Carlos García Gómez. "Siempre es una buena noticia ver nutrias en sitios urbanos, nos tiene que entusiasmar porque puede ser una buena señal de que este tipo de animales encuentran cerca del hombre un sitio donde se les respeta, pueden vivir bien y existen unos mínimos de calidad ya no sólo de las aguas, sino de hábitat", comenta recordando cómo hace unos años se localizó también una pareja de nutrias en Córdoba, en la zona de los Sotos de la Albolafia, un paraje protegido, en las proximidades del puente romano. Hace ya casi una década que se empezaron a avistar estos mustélidos en dicho espacio natural, donde se han convertido en una atracción.

A estos animales de agua dulce se les considera bastante exquisitos en la elección de su hábitat, buscan parajes prístinos, impolutos, limpios y que estén en el Guadalquivir puede ser un indicador de la buena calidad de sus aguas en estos momentos, una hipótesis que habría que validar. Lo que sí está claro es que la zona estuarina ofrece mucho alimento. La dársena del río está llena de barbos, carpas, cangrejos... al igual que otros tramos del Guadalquivir, más en las marismas, donde prolifera el cangrejo rojo americano.

Una de las nutrias localizadas en Córdoba devora un barbo. Una de las nutrias localizadas en Córdoba devora un barbo.

Una de las nutrias localizadas en Córdoba devora un barbo. / Pepe Larios

Las observaciones de nutrias que se han producido en los últimos han sido en Alcalá de Guadaíra, también en la zona de Lora del Río y La Algaba y en la desembocadura del Rivera de Huelva en el Guadalquivir.  En Sevilla capital tampoco es un caso aislado. Técnicos del Puerto de Sevilla confirman que la presencia de estos mamíferos es cada vez más frecuente en el río, en lugares menos poblados, en concreto, en la zona de la esclusa. Fernando Gómez Reina, uno de los jefes de servicio del Puerto, recuerda que en una ocasión el responsable de la Policía Portuaria dio aviso al Seprona porque encontraron una nutria arrollada por un vehículo. En ese momento, extrañados, pensaron que el animal habría sido abandonado por alguien en la zona pero luego varios trabajadores del Puerto han visto más ejemplares cruzando la calzada que da acceso a la esclusa.  

Este hecho da algunas pistas de por dónde pueden acceder hasta la dársena las nutrias. Aunque las hipótesis están abiertas, el profesor García Gómez confirma que la nutria tiene muchas capacidades de movimiento par sortear obstáculos y adaptarse a tierra y al medio acuático. "Es un animal grácil y cabriolero, me espero todo", comenta recordando otro episodio de hace algo más de un año absolutamente insólito también: el avistamiento de una nutria en zona costera, en el parque natural del Estrecho, cuya junta rectora preside este biólogo. La nutria europea que existe en España es de agua dulce, su hábitat son los ríos y en este caso que se reseña probablemente bajó por el Guadalcacín en busca de alimento ante la falta de peces o la dificultad para apresarlos. 

Aguas más limpias, alimento en abundancia... pueden ser hipótesis que expliquen que las nutrias se estén acercando a núcleos urbanos donde antes no habían sido vistas, como ha ocurrido también con algunos animales salvajes en otros puntos de España durante los meses de confinamiento. ¿Tiene algo que ver la pandemia? Es cierto que la bajada de la actividad y de presencia humana en las orillas del río podría ser otra razón lógica, pero es muy aventurado afirmarlo.

Lo que sí parece más claro es que hay más nutrias ahora que antes y que estos avistamientos podrían ser la prueba de que la especie está recuperándose. La que existe en la península ibérica, la lutra lutra, estuvo muy amenazada en los años 50 por la caza, luego se protegió y hasta hace 20 años no se empezó a documentar cierta mejora de esta especie. A medida que la población es mayor éstas deben desplazarse y buscar otros territorios y zonas de campeo. Esto podría explicar también por qué empiezan a verse en lugares donde antes no se veían desde hace unos cinco años principalmente. 

Joaquín Peña, el autor del vídeo de la nutria en la Barqueta, posa con un barbo. Joaquín Peña, el autor del vídeo de la nutria en la Barqueta, posa con un barbo.

Joaquín Peña, el autor del vídeo de la nutria en la Barqueta, posa con un barbo. / M. G.

Sea cual sea la razón que explica su presencia en Sevilla, lo cierto es que el vídeo grabado por este grupo de jóvenes sevillanos aficionados a la pesca deportiva es una excelente oportunidad de divulgar más sobre esta especie y entusiasmar a las nuevas generaciones. Es un mensaje de optimismo, porque puede indicar una mejora del hábitat y las condiciones ambientales y, sin duda, una prueba para iniciar nuevos estudios científicos que confirmen si la nutria ha llegado a Sevilla para quedarse. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios